Qué alimentos aumentan la tensión arterial

Descubre cómo afecta la alimentación a las subidas de tensión

El problema de la hipertensión puede venir motivado por múltiples causas, desde una predisposición genética, a la ingesta de ciertos medicamentos, el padecimiento de enfermedades y algo muy importante: los hábitos alimenticios.

A pesar de que no siempre somos conscientes de ello, la forma en la que comemos y los tipos de alimentos que forman parte de nuestra dieta diaria pueden ser un factor condicionante a la hora de sufrir problemas de tensión alta. A continuación vamos a ver qué tipos de alimentos pueden propiciar una subida de tensión.

    Índice

  1. Embutidos

    Los embutidos son, probablemente, la clase de alimentos que no aportan prácticamente nada saludable al organismo, y por el contrario están hechos con altas dosis de sal y grasa. Un consumo abusivo de este tipo de alimentos contribuye además a que la persona suba de peso.

    Si sufres de tensión alta es importante que restrinjas al máximo este tipo de productos y que optes por el fiambre de pollo o pavo bajo en sal como opción menos perjudicial.

  2. Chocolate

    El chocolate es uno de los alimentos más consumidos que además contiene numerosos beneficios para la salud, sin embargo puede ser un gran enemigo en aquellos casos en los que la persona sufra de hipertensión.

    Una de las razones se encuentra en la presencia de una sustancia conocida con el nombre de teobromina, que sirve para aumentar la frecuencia cardíaca. Esto puede provocar subidas de tensión que es importante evitar en una persona que ya de por sí sufre de hipertensión.

  3. Encurtidos

    A pesar de ser alimentos bajos en calorías, los encurtidos (aceitunas, pepinillos, guindillas...) son muy altos en sal necesaria para su conservación por lo que pueden ser enemigos a la hora de controlar la tensión arterial.

    Uno de los trucos que se utilizan de forma habitual para reducir la sal es lavarlos previamente en agua, pero esto hará que cambie el sabor. En cualquier caso, la opción más saludable en el caso de sufrir de hipertensión es reducir o eliminar su ingesta.

  4. Carne roja

    Las carnes rojas contienen un alto índice de grasas que influyen tanto en una subida de tensión como en un alto nivel de colesterol y triglicéridos. A pesar de tener un alto contenido en hierro, debemos de evitar o restringir su consumo para no provocar subidas de tensión perjudiciales.

    El pollo sin piel y el pavo son las carnes más saludables a la hora de controlar el problema de la hipertensión, por lo que no dudes en sustituirlas para poder beneficiarte de las propiedades de la carne para la salud.

  5. Comidas precocinadas

    Los alimentos precocinados son una opción muy rápida de encontrar: un plato hecho en poco tiempo y sin invertir tiempo en la cocina, sin embargo las cantidades de sal y de grasas que pueden llegar a contener hacen que a pesar de ganar en tiempo, perdamos en calidad de vida

    Las personas que padecen hipertensión arterial deben de evitar el consumo de este tipo de alimentos y optar por platos más sanos y bajos en sal.

    Una de las formas de consumir alimentos congelados de este tipo sin que aumente el riesgo de sufrir hipertensión es adquiriendo aquellos que se encuentran crudos y comprobando que no tengan sal añadida

  6. Queso curado

    El queso curado es muy valorado hoy día por su excelente sabor, sin embargo la cantidad de sal que se utiliza para curarlo de forma adecuada hacen de el un gran enemigo para las personas hipertensas. Eso sin contar la enorme cantidad de grasa que contienen (alrededor de 420 Kcal por 100 gramos).

    A la hora de elegir un queso, es preferible optar por los quesos frescos, que apenas contienen grasa. Además muchos de ellos no contienen sal, por lo que no olvides mirar la etiqueta de composición antes de adquirirlo para elegir el más saludable.

  7. Snacks salados

    Los snacks salados son una mala opción como alimento pues contiene enormes cantidades de sal, que si bien potencian su atractivo sabor, es un importante problema a la hora de combatir la hipertensión. Horneados, fritos, sabor barbacoa, con ketchup... De cualquier forma, todos los snacks salados contienen además de mucha sal, saborizantes y otro tipo de sustancias que además de subir la tensión contribuyen a elevar los niveles de colesterol.

    Una alternativa muy saludable a este tipo de snacks son las frutas, los frutos secos naturales sin sal o la verdura cruda. De este modo estaremos manteniendo una dieta mucho más saludable.

  8. Bolleria industrial

    La bollería industrial resulta muy atractiva para el paladar, pero no tanto para la salud del organismo. Además de contener un alto índice de grasas vegetales e hidrogenadas que afectan especialmente a la salud cardiovascular, aumentan los niveles de colesterol y la tensión.

    Al igual que en el caso de los snacks salados, es preferible sustituir la bollería industrial por otro tipo de alimentos más saludables como por ejemplo una rebanada de pan integral con aceite y tomate o un puré de manzana.

Al igual que estos alimentos contribuyen a elevar los niveles de tensión arterial, también lo hacen algunas bebidas como por ejemplo el café o el alcohol y otro tipo de hábitos poco saludables como llevar un estilo de vida sedentaria.

¿sabías qué...?

Resulta llamativo el color de la carne roja en ciertas especies de animales, respecto a otros tipos de carne más rosada como la del pollo o la del cerdo. La razón del color de la carne roja se debe a la fuerte incidencia de fibras musculares ricas en mioglobina en aquellas especies que realizan un esfuerzo más atlético, respecto a las especies de vida sedentaria.

comenta y pregunta