Qué es la alergia a los ácaros del polvo

Te mostramos en Spoots todo sobre la alergia a los ácaros

Los ácaros del polvo son unos seres microscópicos de la familia de las arañas. La alergia a los ácaros del polvo es una reacción a las proteínas existentes en sus excreciones, que normalmente son dejadas en las camas de nuestras habitaciones. Esta proteína, al inhalarse (por ejemplo, en contacto con la almohada que puede albergar ácaros), puede ocasionar asma, lagrimeo, estornudos o rinoconjuntivitis, entre otros síntomas.

En Spoots te informamos cómo combatir los ácaros en polvo y todo sobre ellos.

 

¿Qué son los ácaros del polvo?




Estos seres microscópicos son ciegos y les molesta la luz, habiendo más de 30,000 especies diferentes. Para su crecimiento, requieren de una humedad entre 65-80% (no sobreviven a humedades menores al 45%), y una temperatura ambiente de entre 20-30 ºC.

Si bien no cederán peligro para nosotros, sus residuos fecales o excreciones sí pueden generar reacciones alérgicas.

¿Dónde se encuentran los ácaros del polvo?

Normalmente los ácaros pueden convivir con nosotros en nuestros hogares e incluso en el trabajo, pues les encanta los lugares donde hay polvo acumulado como colchones, mantas, almohadas e incluso en el pelo de animales y niños.

Los colchones y sofás, debido a lo profundo de su relleno y al hecho de que retienen bastante humedad, son el ambiente ideal para su crecimiento. Además, poseen otras dos condiciones que los ácaros disfrutan, como son el calor (que proceden de la transpiración de la persona) y la comida (escamas de la piel humana).

Los ácaros son el regente ambiental que con más frecuencia causa alergia respiratoria en el mundo, y en algunos casos esta alergia se relaciona con el origen de algunos casos de dermatitis atópica.

¿Cuándo son presentados los síntomas de la alergia a los ácaros?

A diferencia de las personas que son alérgicas al polen, y que presentan rinitis y asma en primavera, normalmente los alérgicos a los ácaros presentan sus síntomas en otoño. Si bien la exposición a los ácaros dentro del hogar se produce durante todo el año, en otoño los ácaros proliferan y crece más, dadas las condiciones de humedad y temperatura propias de este período del año, al prenderse las calefacciones y al haber menor ventilación dentro del hogar.

¿Cómo se puede luchar contra la alergia a los ácaros?

Hay varios consejos que se pueden tomar en cuenta para evitar los ácaros del polvo:

  • El dormitorio debe ser bien ventilado hacia el exterior y sin manchas de humedad, y su temperatura nos debiera sobrepasar los 23º C.
  • Además de los muebles esenciales, como la cama, el armario o una mesa, deben evitarse artefactos que puedan juntar polvo fácilmente, como los libros, alfombras, cortinas o juguetes.
  • Si se tienen niños, se debiera evitar que jueguen con peluches o juguetes de paño.
  • El colchón y la almohada debieran ser de goma espuma, látex o de otro material acrílico, y se deben aspirar a una vez al mes y exponerse al sol por media hora cinco veces al año.
  • Se puede lavar la ropa de cama por sobre los 50º C una vez a la semana, lo cual consigue eliminar los ácaros.
  • Asegurarse de limpiar los filtros que se usan en la calefacción central y en el aire acondicionado.
  • Se debe evitar dormir en habitaciones que se encuentren en pisos bajos o sótanos, siendo lugares idóneos para encontrar ácaros.
  • Se pueden usar acaricidas, como el sumetrin y permetrin, especialmente en alfombras, aplicándose cada tres meses.
  • Para limpiar el polvo, se debe emplear un paño húmedo, de forma de no desplazarlo a otro lugar de la habitación.
  • Intentar colocar objetos pequeños que acumulen polvo en cajones o armarios cerrados.

Para saber más sobre otros tipos d ealergia, te sugerimos los siguientes artículos de Spoots:

¿sabías qué...?

La disminución de ácaros en las habitaciones está relacionada a una disminución en los síntomas del asma.