Cómo afecta el sida en el embarazo

Te enseñamos todo lo relacionado al contagio del VIH por vía vertical

Las presencia del virus del VIH es una enfermedad que se caracteriza por ser prácticamente asintomática. De hecho no suele ser, a menos que se realice un análisis o se presente alguna complicación durante un proceso infeccioso, cuando la persona afectada sea consciente de que padece el virus del sida.

Al igual que ocurre con otras muchas enfermedades, el virus del VIH puede infectarse por una de las vías más probables de contagio del sida, la vía vertical: aquella en la que la madre infecta al bebé durante el período de gestación. Pero, ¿cómo se produce este contagio? Esta y otras preguntas son las que trataremos de responder a continuación.

Vías de contagio del sida

En primer lugar es necesario conocer cuáles son las tres vías principales de contagio del sida, con el fin de que cualquier persona puede conocer los riesgos ante una exposición. Las vías de contagio son las siguientes:




  • Vía sexual: Cualquier contacto por vía vaginal, anal u oral es una razón suficiente para que se produzca un contagio, ya que se pueden producir heridas que faciliten el paso del virus hacia el torrente sanguíneo de una persona no infectada. El uso del preservativo es fundamental para evitarlo.
  • Via sanguínea: El contacto de una herida abierta con sangre de una persona infectada, así como el uso compartido de jeringuillas e incluso objetos cortantes o material para realizar piercings o tatuajes es suficiente para producir un contagio.
  • Vía vertical: La vía a través de la cual la madre durante el período de gestación, puede infectar al bebé.

Transmisión del sida durante embarazo 

Una vez que conocemos cuáles son las vías principales de contagio del sida, vamos a ver de qué forma se puede producir el contagio del sida durante el embarazo. Hay que especificar que el contagio puede producirse en dos momentos diferentes:

  • Durante la gestación: Generalmente el contagio puede producirse con mayore probabilidad durante el tercer trimestre de embarazo, sin embargo algunas investigaciones han concluído que durante los primeros 15 días de embarazo puede producirse un contagio a través de la sangre de la placenta.
  • Durante el parto: Este es uno de los momentos cruciales en el contagio de la madre al bebé, ya que los partos vaginales facilitan la exposición del bebé a sangre y fluidos que son propiciados por el útero con cada una de las contracciones.

Extremar las precauciones y controlar le gestación en todas sus etapas es clave para miniimizar al máximo el riesgo de contagio hacia el bebé. De este modo vamos a comprobar cómo controlar el contagio durante estas dos etapas tan importantes y decisivas.

Tratamiento del VIH durante el embarazo

El embarazo es una de las etapas en las que se puede producir el contagio al bebé. Es por ello que resulta de vital importancia someterse a una serie de controles y tratamientos que eviten este problema y que permitan tanto a la madre como al bebé llevar a cabo un embarazo sin riesgos. Las pautas más importantes son las siguientes:

  • En primer lugar la madre se debe de someter a un análisis que le ayudará a conocer la carga viral total del virus del VIH. Cuanto más alta es esta carga viral, más probabilidades hay de que se produzca un contagio al bebé, de modo que habrá que intentar reducirla y controlarla. Hay que tener en cuenta que una mujer que tenga el virus del VIH y que no reciba tratamiento durante la gestación, posibilita que en un 25% de probabilidades, el bebé resulte infectado. Un porcentaje que puede reducirse de forma notable si la mujer se somete a un tratamiento.
  • De igual modo es importante llevar a cabo un análisis para comprobar si existe contagio de alguna enfermedad de transmisión sexual con el fin de aplicar el tratamiento adecuado.
  • La elección del tratamiento para tratar el sida durante el embarazo dependerá de varios factores: la etapa en la que se encuentra el embarazo, la carga viral o la medicación que previamente al embarazo estuviera tomando la madre. El medicamento más utilizado durante el embarazo es un fármaco antiviral conocido con el nombre de zidovudina que reduce hasta en un 70% el riesgo de infección pues ademas de controlar la carga viral de la madre, es capaz de traspasar la barrera placentaria para proteger al bebé.
  • El resto del embarazo transcurrirá bajo un estricto control médico que vigilarán el crecimiento y buen estado de salud tanto de la madre como del bebé.

¿Parto natural o cesárea?

Una vez que hemos visto las pautas generales que se siguen durante los nueve meses de embarazo, muchas mujeres se preguntan acerca de la mejor elección sobre tener un parto natural normal o bien someterse a una cesárea para reducir el riesgo de contagio. Si bien es el médico quién deberá de tomar la decisión más segura y adecuada en cada caso, dependerá mucho de la carga viral que la madre tenga al final del embarazo.

Cuando el parto comienza, es probable que se produzca la rotura del saco que contiene el líquido amniótico. Cuando esto ocurre aumenta el riesgo de contagio, de modo que suele ser normal que la mujer reciba medicación específica durante el trabajo de parto para evitar el riesgo de traspaso del virus, así como para evitar el riesgo de infección en el caso de que se realice una cesárea. Hay que tener en cuenta que las mujeres con sida tienen un sistema inmunitario más debilitado, por lo que el riesgo de complicaciones tras una cirugía puede elevarse.

Cuando el bebé nazca, será sometido a una serie de pruebas que determinarán si ha sido contagiado, así como a la administración de medicamentos para evitar las posibilidades de infección.

Una vez que el período de gestación ha concluído es importante tener en cuenta que la mujer se enfrenta a una práctica que puede propiciar el contagio del bebé: se trata de la lactancia. Amamantar al bebé puede aumentar las probabilidades hasta en un 26% pues el traspaso de la leche materna al bebé puede llegar a atravesar a su vez las mucosas del bebé. Lo más recomendable es evitar la lactancia y optar por la leche artificial, con el fin de reducir los riesgos.

¿sabías qué...?

Algunos bebes de mujeres que son portadoras del vrus del VIH pueden desarrollar la enfermedad en los primeros años de vida.

comenta y pregunta