Aerofagia: qué es, síntomas y causas

Cansada de comer aire, te diremos que importancia tiene el conocer este padecimiento

Aerofagía es una palabra compuesta de origen griego: aeros = aire y phagos=comer, así que literalmente significa comer aire; la definición que encontramos en el diccionario es: excesiva deglución de aire, usualmente de forma inconciente asociado con la ansiedad, resultando en distensión abdominal; esta distensión abdominal puede causar molestias, las cuales pueden ser confundidas por los pacientes con síntomas de alguna enfermedad más grave. En pocas palabras, la aerofagia se lleva a cabo cuando la persona realiza ciertos hábitos que simulan la actividad de comer, sin que llevemos un bocado al estómago. Como mencionamos anteriormente, el problema de esta condición es la sensación de las personas de que están frente a algo de mayor importancia. 

Parte del aire deglutido es expulsado a través de eructos gástricos y otra parte alcanza el intestino ocasionando solamente distensión abdominal y dolor. Sin mebargo, han sido descritos algunos casos de pacientes con discapacidad mental que han consumido volúmenes extremos de aire y resulta en una dilatación extrema del estómago y los intestinos, desarrollando vólvulos, íleos y dificultades respiratorias.

Los síntomas como distensión abdominal y dolor son síntomas muy comunes en pacientes con diagnóstico de intestino irritable, dispepsia funcional y constipación, pero la aerofagia verdadera es muy rara. En 2009, apenas se dio primer reporte en el cuál se demostró la existencia de un síndrome en donde se presentaba una excesiva deglución de aire  mediante radiografías. Realizando una monitorización, se observo la relación que existe entre la deglución de gas y el gas intestinal producido.  

Algunos otros síntomas que se pueden presentar son: flatulencias, dolor epigástrico (boca del estómago) y constipación. Los eructos no son usualmente el síntoma predominante y no se encuentran en todos los pacientes con aerofagia.




En los pacientes con verdadera aerofagia, episodios de deglución de aire y síntomas pueden distinguirse de episodios sin molestias.

El diagnóstico diferencial con el íleo mecánico es difícil de identificar, y el 30% de estos pacientes son sometidos a eventos quirúrgicos en los que no se encuentra ninguna alteración física. Por esto es importante que conozcamos este padecimiento, pues un correcto diagnóstico mediante imagenología evitará la realización de un procedimiento quirúrgico. 

Existe relación con actividades como: mascar chicle, fumar, beber refresco, comer rápido, utilización de dispositivos de presión positiva, prótesis dentales sin ajustar, también se asocia a estados de ansiedad, en donde el paciente presenta un comportamiento fácilmente influenciable por factores psicológicos, como por ejemplo el saberse o no observado. 

La aerofagia puede considerarse en principio como un trastorno de la conducta alimentaria, ya que aunque todavía no se conocen las causas exactas por las que se produce, se ha observado que diversos aspectos psicológicos desempeñan un papel importante en este padecimiento, poniendo de manifiesto una mayor presencia de ansiedad en los pacientes con aerofagia, que en pacientes con otros trastornos funcionales como la dispepsia. 

En niños la aerofagia es relativamente común y se ha relacionado con el cólico del lactante, en raras ocasiones puede producir casos de íleo de repetición en niños mayores. En estos casos por lo general se asocia a retraso mental o a otras enfermedades neurológicas que presentan datos de ansiedad. 

Cuando esta situación, que se produce en condiciones normales en todos los individuos durante la ingesta, llega a percibirse como molesta por el individuo, bien porque interfiere con sus actividades cotidianas, o porque se produce aún en ausencia de ingesta, es cuando el sujeto busca consejo médico. 

La detección tardía de la aerofagia puede llevar a distensión gástrica, lo cual podría inflar el diafragma o causar la aspiración del contenido estomacal hacia los pulmones o la ruptura neumática del esófago debido a insuflación gástrica extrema. La aerofagia puede referirse también a un problema inusual donde el síntoma primario son las flatulencias excesivas, sin eructos y el mecanismo por el cual el aire entra al canal alimentario es poco claro. 

Se establece el diagnóstico cuando los eructos son repetitivos y molestos, al menos varias veces por semana y se comprueba la ingesta de aire. 

La importancia de conocer este tipo de padecimientos, es que puede confundirse con enfermedades más graves, por ello, es importante que disminuyemos o controlemos los hábitos que pueden causarlo y en caso de presentar alguna molestia acudir con su médico de confianza para que él sea el que los oriente para llegar un diagnóstico más certero. 

¿sabías qué...?

El ser humano produce entre 0.5y 3 litros de gas cada 24 hrs, con entre 12 y 25 flatulencias por jornada. Esto fue demostrado mediante un experimento realizado por una cadena televisiva. 

comenta y pregunta