Ácido úrico bajo en la sangre - Causas y síntomas

Descubre los efectos de la hipouricemia así como los factores que la propician

Paa asegurarnos de que todo funciona correctamente, todos los compuestos que tenemos en la sangre deben de estar en valores normales, esto quiere decir que no deben estar por encima de estos o por debajo de los mismos, ya que cualquier desequilibrio puede dar lugar a problemas de salud importantes. Es lo que ocurre con los niveles de ácido úrico, pues tenerlo tanto elevado o más alto de los niveles recomendados (hiperuricemia) como bajo (hipouricemia) puede ocasionar ciertas alteraciones.

Concretamente en los niveles bajos de ácido úrico, que si bien no tiene síntomas reconocidos, es muy dificil de diagnosticar, pero su hallazgo nos habla de enfermedades serias que deben de ser atendidas.

    Índice

Ácido úrico bajo en sangre o hipouricemia

Se denomina hipouricemia cuando los niveles plasmáticos (en sangre) de ácido úrico son menores o iguales a 2.0mg/dl, recordemos que los valores normales para hombres son de 7mg/dl y en mujeres 6mg/dl. El diagnóstico diferencial de la hipouricemia se realiza en función de la excreción fraccional de ácido úrico, y se han identificado varios transportadores y proteínas que son responsables de la pérdida de este ácido.

La presencia de hipouricemia es un signo analítico al que se debe prestar atención, dado que se puede asociar a tubulopatías primarias (enfermedades de una parte del riñón) o secundarias (relacionadas a otras enfermedades que producen daño renal).

Síntomas de ácido úrico bajo en sangre

Hemos comentado anteriormente que la hipouricemia no produce síntomas por sí misma, y los que presenta son los de la enfermedad causal. Sin embargo algunos de los síntomas que pueden presentarse son:

  • Fatiga generalizada
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Malestar abdominal difuso 
  • Problemas renales: Aún cuando podamos relacionar los niveles bajos de ácido úrico en sangre con problemas renales, los estudios que existen donde se han encontrado aleatoriamente estos niveles, no han sido concluyentes con la relación que pudieran tener o no tener con alteraciones de tipo renal.

Y una vez que conocemos los posibles síntomas que pueden alertarnos de un nivel muy bajo de ácido úrico, vamos a despejar las dudas acerca de las posibles causas que pueden ocasionarlo.

  1. Hipouricemia y diabetes mellitus

    Los pacientes con diabetes mellitus pueden ser más propensos a tener hipouricemia, algo que puede observarse tanto en la diabetes mellitus tipo 1, insulinodependiente, como en la tipo 2, no insulinodependiente.

    Esta situación esta relacionada con alteraciones de la función renal y se cree que también tiene relación con los niveles de glucosa en el organismo, ya que se ha descrito una relación positiva entre la glucosuria y la uricosuria, probablemente por la interferencia entre la reabsorción de ambas. 

  2. Hipouricemia e hiponatremia

    Esta condición se presenta en pacientes que han recibido gran cantidad de fluidos por vía intravenosa, que tienen polidipsia (sed extrema ocasionada por una alteración en ciertas hormonas) o en pacientes que presentan una enfermedad intracraneal y esta asociada con el síndrome pierde-sal cerebral. La consecuencia es la disminución de la reabsorción de sodio y urato.

    De las enfermedades anteriormente mencionadas, las que no tienen relación con daño intracraneal, pueden resolverse con la restricción de agua.

  3. Síndrome de Wilson

    El Síndrome de Wilson es una enfermedad es un trastorno de origen genético que se caracteriza por una acumulación excesiva de cobre, un mineral que el cuerpo necesita pero en pequeñas cantidades.

    Esta acumulación de cobre se produce especialmente en el hígado, en los ojos y en el cerebro, aunque también puede trasladarse a otros órganos manifestándose con síntomas como por ejemplo:

    • Ictericia
    • Inflamación abdominal
    • Fatiga
    • Pérdida de apetito
    • Trastornos neurológicos
    • Cambios de humor
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Bajos niveles de ácido úrico en sangre
  4. Ingesta de sustancias uricosúricas

    A veces una causa del ácido úrico bajo en sangre puede ser la ingesta de sustancias uricosúricas, que generalmente están presentes en ciertos medicamentos.

    Esta medicación está indicada para el tratamiento de la gota (acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones) y provocan que se pueda eliminar mayor cantidad de ácido úrico y por tanto disminuya su presencia en el plasma sanguíneo.

  5. Xantinuria hereditaria

    Otra de las razones de bajas cantidades de ácido úrico es la xantinuria hereditaria,una enfermedad que provoca un trastorno en el metabolismo de las purinas, lo cual ocasiona que disminuyan los niveles de ácido úrico en la sangre llegando a ser prácticamente imperceptible. Sin embargo se produce un aumento de la xantina en orina, lo que provoca una urolitiasis.

    La urolitiasis se caracteriza por la presencia de cálculos en riñones, uréter y vejiga, con presencia de dolor intenso provocado por la obstrucción, así como posibilidad de que se produzcan infecciones y hemorragias.

  6. Dieta baja en purinas

    La baja ingesta de ciertos alimentos, concretamente los alimentos con baja composición en purinas, pueden ser una causa de ácido úrico bajo en sangre. Las purinas son unas sustancias que suben los niveles de ácido úrico de forma muy efectiva, es por ello que cuando los niveles están por debajo del límite adecuado, se recomienda la ingesta de estos alimentos. Entre ellos podemos destacar los siguientes alimentos con niveles altos en purinas:

    • Pastillas de sabor con extracto de carne o pescado
    • Marisco
    • Levadura de cerveza
    • Caldo de carne
    • Anchoas
    • Boquerones
    • Hígado de ternera
    • Trucha
    • Salmón

    En cualquier caso nunca hay que abusar de este tipo de alimentos para combatir los bajos niveles de ácido úrico ya que no es bueno para la salud y puede traer consecuencias negativas. La clave está en seguir una dieta variada que nos permita mantener unos niveles óptimos sin que otro tipo de valores se vean alterados por un consumo excesivo de ciertos alimentos, como por ejemplo el colesterol.

Como vemos, la hipouricemia es una condición que puede no significar nada, pero que en caso de su detección nos obliga a buscar enfermedades que pueden ser más graves. La importancia aquí radica en conocernos e identificar cuando algo no está trabajando correctamente en nuestro cuerpo para buscar atención médica. Te recomendamos que realices pruebas periódicas de los niveles de ácido úrico, y más si presentas antecedentes de familiares con alteraciones del mismo.

¿sabías qué...?

El 3% del contenido de la orina es urea y ácido úrico, y en total y en condiciones normales se es capaz de producir hasta 20 gramos de urea por litro.

comenta y pregunta