Ácido fólico: Por qué es necesario tomarlo antes y durante el embarazo

La vitamina imprescindible para una gestación saludable

Si alguna vez has estado embarazada seguro que ya has oído hablar de esta vitamina. A continuación te contamos por qué es tan importante tomarla antes y durante el embarazo.

El ácido fólico es una vitamina del grupo B: vitamina B9 también llamada fólato; y es la primera que el médico te recomienda que tomes cuando vas a hacerte la primera revisión de embarazo o si estás pensando en quedarte embarazada.

Se ha comprobado que aquellas personas que atraviesan los primeros meses de su embarazo sin consumir las dosis requeridas de ácido fólico, tienen más del 50% de posibilidades de que el bebé nazca con graves patologías.

Por qué es imprescindible tomarlo durante el embarazo




Las vitaminas del grupo B son las que están implicadas en el metabolismo humano, y en concreto la función del ácido fólico en el desarrollo del feto es prevenir los defectos del tubo neural (problemas del cerebro y de la médula espinal). Estos graves problemas de nacimiento pueden ser la espina bífida o la anencefalia

Por qué es importante tomar ácido fólico incluso antes de saber que estás embarazada

La formación del tubo neural, y los defectos que se pueden producir en su desarrollo, ocurre en una etapa muy temprana de la gestación, cuando el embrión tiene pocos días, e incluso antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. Por eso si planeas quedarte embarzada es importante y necesario que consumas ácido fólico en forma de suplemento desde por lo menos un mes antes de que se produzca la primera falta de la menstruación, y luego seguir tomándolo durante todo el primer trimestre de gestación. Si se hace así las posibilidades de un defecto del tubo neural se reducen entre un 50 y un 70%.

También se está estudiando el efecto preventivo del ácido fólico en el labio leporino y algunos defectos de corazón.

Efectos del ácido fólico o folato

El cuerpo necesita la vitamina B9 (ácido fólico) para crear los globulos rojos y prevenir la anémia. También es básico en la creación, reparación y funcionamiento del ADN. Por eso en el embarazo, por la demanda celular de la placenta en crecimiento y por supuesto del bebé, el cuerpo necesita un aporte extra de esta vitamina. En caso de no tenerlo, la gestación podría efectuarse con ciertas deficiencias y afectar gravemente al feto.

Cuánto ácido fólico tengo que consumir

Las recomendaciones diarias de ácido folico a las mujeres que están planeando tener un hijo y a aquellas que se encuentran en los tres primeros meses de gestación es de entre 400 y 1.000 mg. 

Consulta con tu doctor cuáles son las vitaminas prenatales que te conviene tomar,  ya que es posible que te mande un complejo multivitamínico para así también cubrir las dosis de hierro y calcio requeridas. Recuerda que nunca debes tomar más de 1.000 mg. de ácido fólico al día.

¿sabías qué...?

Hay alimentos que contienen ácido fólico en su versión natural, como por ejemplo las lentejas, los guisantes, las verduras de color verde oscuro como el brócoli o las espinacas, y las frutas cítricas. Aunque pueda parecer algo extraño y no es algo que pase mucho en la naturaleza, se ha demostrado que el ácido fólico sintético se absorbe mucho mejor que el natural. Así que aunque consumas estos alimentos tienes que tomar los suplementos si planeas quedarte embarazada.