Aceite de oliva: 8 razones para incluirlo en la dieta

En Spoots te explicamos porqué el aceite de oliva es indispensable para la buena salud

Ha sido llamado Oro líquido porque sus propiedades son amplísimas y muy reconocidas. El aceite resultante de presionar aceitunas se produce en zonas en que se cultivan éstas, especialmente los países de la cuenca del mar Mediterráneo: España, Italia, Portugal, Grecia, Turquía, Siria, Marruecos, Túnez, Argelia, Jordania, Líbano, Libia y también Argentina y Australia.

Los aceites de oliva tienen distintas calidades. El aceite de oliva virgen extra es el de mayor calidad, ya que viene del primer prensado de la aceituna y su acidez no supera el 0,8°. El aceite de oliva virgen es de buena calidad y su acidez no es mayor de 2°. El aceite de oliva, también llamado refinado, es aquel para el que se someten las aceitunas a otros procesos de calor y químicos para extraer el aceite.

Estas son 8 razones para incluir el aceite de oliva en tu dieta.

    Índice

  1. Cuida las arterias

    El aceite de oliva contiene polifenoles, de manera que un consumo de 25 ml (unas 2 cucharas)de aceite de oliva diario reduce el endurecimiento de las arterias, mejora la fluidez de la sangre y, por tanto, disminuye la posibilidad de arterioesclerosis, hipertensión y problemas cardíacos.

  2. Está llenito de antioxidantes

    El aceite de oliva tiene un alto contenido de vitamina E, reconocido antioxidante. Los antioxidantes mejoran la capacidad cognitiva, retrasan el envejecimiento celular y, aparentemente, puede disminuir el riesgo de sufrir Alzheimer.

  3. Protege el sistema inmunológico

    Según un estudio de la Universidad de Jaén, una dieta en la que esté presente el aceite de oliva ayuda a prevenir las infecciones de E. Colli y Salmonella. El aceite de oliva también mejora la absorción de calcio, por lo que es importante para evitar la osteoporosis. Y además, ayuda a controlar la glucosa en la sangre, por lo tanto es muy bueno para los diabéticos.

  4. Ayuda el sistema gastrointestinal

    Una dieta en la que se incluya aceite de oliva estimula las funciones digestivas. Además, tiene un leve efecto laxante, que junto a un adecuado consumo de fibras, es indispensable para la salud del colon. Por si fuera poco, mejora las funciones de la vesícula biliar.

  5. Mejora la circulación

    El incorporar aceite de oliva a las comidas puede mejorar la circulación y, por tanto, ser un tratamiento coadyuvante para molestias en las piernas y várices. Además, el aceite de oliva tiene propiedades antiinflamatorias similares a las del ibuprofeno.

  6. Mejora el colesterol malo y aumenta el bueno

    Debido a que tiene ácidos grasos monoinsaturados, una dieta en la que se eliminen otros aceites vegetales y animales y se use exclusivamente aceite de oliva, implica una disminución del colesterol malo y aumento del bueno. Un estudio de la Universidad de Zaragoza mostró que en 10 semanas de consumo de aceite de oliva, el nivel de colesterol se puede reducir hasta un 13%.

  7. Ayuda en la prevención del cáncer

    El ácido oleico del aceite de oliva es beneficioso para las membranas de las células. Específicamente, el consumo de aceite de oliva puede ayudar en la prevención del cáncer de mama. Eso se ha demostrado entre países que incluyen en su dieta aceite de oliva y tienen menor incidencia de cáncer de mama y los países en los que hay mayor consumo de grasas animales, que tienen una incidencia mayor de este cáncer.

  8. Es delicioso

    Todo sabe mejor con aceite de oliva. Un plato de pasta con aceite de oliva, ajo y queso parmesano es magnífico. Los italianos lo llaman pasta al aglio e olio. Para aderezar las ensaladas es perfecto, ya que solo necesita unas gotas de vinagre balsámico para ser perfecto. Incluso se puede comer solo con pan y tomate, el pan tumaca de los catalanes. Cualquier comida sabe mejor si tiene un toque de aceite de oliva.

El aceite de oliva es considerado el más sano y beneficioso para la salud. No olvides tenerlo siempre en tu cocina.

¿sabías qué...?

El molino con el que se extrae el aceite de oliva tiene origen árabe y se llama Almazara, palabra árabe que significa “la prensa”. Todo el proceso tiene nombres muy antiguos, como Amurca (término romano para el líquido no oleoso que resulta) o Alpechín (amurca más partes sólidas de la aceituna)

comenta y pregunta