Spoots

8 razones para que los niños crezcan con mascotas

Tener una mascota a menudo es uno de los grandes deseos de los más pequeños de la casa. Sin embargo, muchos padres desconocen que cumplir este deseo puede convertirse en una importante terapia para los niños, ya que crecer con una mascota conlleva multitud de beneficios.

Existen muchas razones por las cuales puede ser una muy buena idea adoptar una mascota para los niños, o en su defecto comprarla, ya que además de fomentar numerosos valores que le serán muy útiles en el futuro, su pequeña mascota se convertirá en un amigo inseparable que le acompañará en momentos únicos de su vida.

    Índice
  1. 1 Les ayuda a ser responsables
  2. 2 Mejora la autoestima
  3. 3 Fomenta el ejercicio físico
  4. 4 Excelente remedio contra el estrés.
  5. 5 Aprenden el valor del compromiso
  6. 6 Aprenden el significado de la disciplina
  7. 7 Menor riesgo de sufrir alergias
  8. 8 Se crea un sentimiento de amor hacia los animales
  • 1

    Les ayuda a ser responsables

    Los niños que desde el principio se implican en los cuidados que requiere una mascota, aprenden a ser mucho más responsables. La importancia de saber que su mascota depende de ellos para crecer, alimentarse o salir les crea un sentimiento que en el futuro puede ser muy útil a la hora de tratar con las personas de su entorno.

    Es importante que los padres animen a sus hijos a participar en los cuidados que requieran “sus pequeños amigos”, ya que además de sentirse importantes, hará que fomenten un sentido de la responsabilidad muy positivo.

  • 2

    Mejora la autoestima

    El hecho de que el niño adquiera responsabilidades respecto a su mascota hace que aumente su autoestima y mejore su autoconfianza. Cuidarlo, bañarlo o darle la comida pueden ser tareas divertidas que intensificarán los lazos de unión. El niño experimentará la satisfacción de ver a su mascota feliz, lo cual supondrá para él un importante sentimiento de bienestar consigo mismo.

  • 3

    Fomenta el ejercicio físico

    Una mascota, especialmente cuando se trata de un perro, siempre está dispuesta a jugar y a pasar un rato divertido con sus dueños. No dudes en dejar que tu hijo se convierta en su mejor compañero de juegos, corriendo tras él o colaborando con los mayores cuando corresponda la hora de sacarlos a pasear.

    Este tipo de tareas, además de ser muy divertidas, hacen que los pequeños se muevan y hagan ejercicio, lo cual es un hábito muy saludable que les reportará muchos beneficios.

  • 4

    Excelente remedio contra el estrés.

    Las mascotas tienen el don de crear un vínculo muy especial con los niños desde que son muy pequeños. Esto se debe al sentimiento de pertenencia que la mascota tiene respecto a la familia con la que vive, así como al instinto protector que tienen sobre los más pequeños de la casa.

    Para los niños, contar con el cariño de una mascota resulta una terapia que les ayuda a reducir sus miedos y a reducir los estados de nerviosismo o el estrés. Las mascotas les ayudan a no sentirse solos e incluso a sentirse menos vulnerables.

  • 5

    Aprenden el valor del compromiso

    Las responsabilidades que conlleva tener a una macota en casa hace que los niños comiencen a hacer crecer un importante valor, el del compromiso. Cuidar a la mascota, atenderla y darle cariño será parte de sus tareas diarias, una tarea que además de hacerles felices, hace que se unan aún más a sus mascotas y que éstas se conviertan en fieles compañeros a los que cuidar y mimar.

    Un compromiso que deberán atender durante muchos años, y que a largo plazo será muy útil en sus relaciones personales.

  • 6

    Aprenden el significado de la disciplina

    Tener una mascota en casa implica enseñarle una serie de hábitos y de conductas muy importantes para su desarrollo. Esto forma parte de un hábito del cual los niños pueden aprender mucho. Enseñar a sus mascotas ciertos valores de limpieza y obediencia les enseñará a ser disciplinados y nobles. Estos valores que les ayudarán a crecer también como personas.

  • 7

    Menor riesgo de sufrir alergias

    Los niños que viven con mascotas, tienen menor riesgo de contraer alergias relacionadas con los animales. Esto se debe a que están expuestos desde muy temprana edad a los alérgenos y bacterias de las mascotas, lo cual hace que el sistema inmunológico se fortalezca.

  • 8

    Se crea un sentimiento de amor hacia los animales

    Definitivamente, tener una mascota en casa es una excelente forma de que los pequeños de la casa lo vean como uno de sus mejores amigos. Esto hará que su mascota se convierta en el perfecto compañero con el que crecer y pasar divertidos momentos. De esta forma se crea un sólido y fuerte sentimiento de respeto y amor hacia los animales, lo cual necesariamente trashuntará en una mayor valoración de la vida tanto de los animales como de las personas.

Simplemente el hecho de sentirse responsables de otro pequeño ser, supone una importante fuente de valores y hábitos que en el futuro les servirá para respetar y amar a los animales, así como para favorecer su desarrollo personal.

¿Sabías qué...?

Recientes investigaciones han constatado que los bebés son capaces de identificar los ladridos de un perro en función de su estado de ánimo. Esto avala la teoría que defiende que los bebés aprenden a identificar antes las emociones que las palabras, solo por la tonalidad.