Tipos de personalidad

Descubre los diferentes tipos de personalidad que existen

Abordar la personalidad es mucho más complicado de lo que podemos imaginar. Durante años las diversas corrientes psicológicas han tratado de crear una teoría estable que permita explicar ya no solo qué tipos de personalidad hay, mismamente alcanzar una definición clara del término. Una forma de entender la personalidad es la alusión a la conducta y características de cada individuo. De esta forma, se incluye la parte puramente conductual a pesar de lo influenciada que se encuentra por el ambiente, aportando al mismo tiempo la importancia de las características de nacimiento.

Uno de los teóricos con más éxito en este campo ha sido Carl Jung, una de las figuras más importantes del psicoanálisis y creador del binomio extroversión-introversión. Estos términos se encuentran completamente inmersos en la sociedad a pesar de ser teorías psicológicas sin base real constatable, por lo que su uso combinándolos para crear hasta 8 tipos de personalidad es sencillo de comprender, uno de los principales motivos del éxito de esta teoría. Junto a la combinación pensar-sentir y percibir-intuir podemos deducir nuestra posición exacta a la hora de valorar nuestra personalidad.

 

    Índice

  1. Reflexivo-extravertido

    Reflexivo-extravertido

    Personas que se basan en datos contrastables para elaborar sus argumentos y opiniones personales. Valoran mucho la información objetiva pero al mismo tiempo tratan de imponer su pensamiento, aludiendo a la misma información supuestamente objetiva. En los casos más extremos tienden a la discusión e infravaloración de las personas con las que tratan.

  2. Reflexivo-introvertido

    Valoran la seriedad a la hora de expresarse y opinar en la sociedad, pero tienden a la introversión cerrándose en sus opiniones sin llegar a considerar que estén equivocados. Suelen tener problemas para relacionarse con los demás, prefiriendo tener muy pocos amigos de confianza que disponer de un amplio círculo social.

  3. Sentimental-extravertido

    Anteponen sus sentimientos subjetivos a la información que no se ajusta a su forma de pensar, incluso en los casos donde se equivocan. Al ser tan expansivos en sus relaciones sociales suelen ser muy valorados, teniendo éxito con los demás a pesar de poder llegar a ser muy temperamentales.

  4. Sentimental-introvertido

    Sentimental-introvertido

    Sencillos y entrañables, no buscan imponer su pensamiento pero tampoco se dejan doblegar ante las personas que tratan de convencerles a toda costa. Tienen dificultad de aclarar a los demás su forma de pensar, siendo difíciles en el trato cercano prefiriendo alejarse en una visión idílica que les sitúa por encima del resto de personas.

  5. Perceptivo-extravertido

    Personas muy activas emocional y conductualmente, buscando siempre sensaciones nuevas junto a sus amigos. Tienen facilidad para relacionarse gracias a su capacidad de percatarse de detalles rápidamente, aunque no tienen especial predilección por confirmarlos en base a información objetiva. Pueden dejarse manipular fácilmente.

  6. Perceptivo-introvertido

    Inteligentes, perspicaces y muy cerrados en su pensamiento. Dan mucha importancia a su forma de predecir los acontecimientos en base a sus sensaciones, menoscabando en los demás cuando tratan de aportarle nuevos puntos de vista. Al ser introvertidos prefieren permanecer impasibles con su forma de pensar, convencidos de tener razón.

  7. Intuitivo-extravertido

    Intuitivo-extravertido

    Entusiastas, seguros de sí mismo y con una capacidad sorprendente de darse cuenta de los hilos que hay detrás de las relaciones sociales. Pueden acabar tendiendo a una suerte de pensamiento paranoico viendo relaciones en situaciones donde no se dan, sin tener problema en enfrentarse a las personas que dudan de su suspicacia. Con todo, en su círculo social son capaces de mantener muchos amigos diferenciando claramente los auténticos de los que son solo conocidos.

  8. Intuitivo-introvertido

    Muy desconfiados, captan puntos en las relaciones que escapan de la mayoría de personas, haciendo que tiendan a la sospecha constante y la dificultad para establecer relaciones duraderas. Suelen ser solitarios, pero cuando consiguen encontrar personas de su confianza acaban siendo los mejores amigos posibles.

¿sabías qué...?

Existen muchas clasificaciones de la personalidad donde encontraremos términos parecidos a los de Jung. Ninguna es incorrecta en su teorización por lo que merece la pena conocer todas las posibles para hacernos una idea lo más aproximada posible.