Tipos de liderazgo

Aprende sobre los diferentes tipos de liderazgo que existen

El liderazgo en las organizaciones es una cuestión habitualmente ignorada cuando se trata de una de las partes más importantes dentro del organigrama empresarial. Un buen líder capaz de adaptarse a los recursos de los que dispone es la pieza clave para el éxito. Gestionar a las personas a su cargo, transmitir seguridad personal y mantener el trabajo bajo control requiere mucho más que apropiarse de la palabra 'jefe' para dar órdenes.

La clave del liderazgo es saber qué tipo de líder debemos ser en cada situación. Cuando nos hacemos cargo de un proyecto debemos valorar todo tipo de factores que modularán nuestro desempeño como líderes: recursos de personal, objetivo del proyecto, tiempo disponible, experiencia previa. Es por ello que la idea fundamental del liderazgo es que debemos ser capaces de movernos en la incertidumbre, siendo flexibles para adaptarnos en cada momento.

    Índice

  1. Liderazgo centrado en los objetivos

    Liderazgo centrado en los objetivos

    El liderazgo más común dentro de las organizaciones pequeñas, en este caso el líder busca centrar sus recursos en conseguir el objetivo planteado. No hay un planteamiento donde se busque mantener una cohesión grupal ni una gestión de recursos adaptada a futuros proyectos, los líderes centrados en los objetivos primarán ante todo alcanzar la meta que les plantearon sin preocuparse de cuestiones superfluas para ellos.

  2. Liderazgo centrado en las relaciones

    Cuando el proyecto planteado es a largo plazo o el grupo encargado tiene a su vez otros proyectos de futuro el líder más adecuado es el centrado en las relaciones entre los trabajadores. Un líder que busque mejorar el ámbito organizacional buscará un papel más activo de sus miembros. Cederá responsabilidades, designará pequeños líderes para la división de tareas y se preocupará de que haya cierto toque de creatividad.

  3. Liderazgo autocrático

    Liderazgo autocrático

    En las empresas más rígidas organizacionalmente hablando el líder autocrático sigue siendo el más recurrente. Un líder autoritario trabajará basándose en su rango laboral, superponiendo sus opiniones y centrándose en ordenar y vigilar el rendimiento de sus trabajadores. La iniciativa personal es poco valorada, apreciando más la rapidez y eficiencia a la hora de cumplir los objetivos dados por el líder. Habitualmente estos líderes esquivan el trato personal, con facilidad para moverse entre trabajadores nuevos y antiguos.

  4. Liderazgo carismático

    El tipo de liderazgo que más se está expandiendo en las empresas modernas, la figura del líder se centra en su capacidad de persuasión gracias a la confianza y responsabilidad que transmite. Cede más atribuciones a los trabajadores actuando más como una guía que como un jefe al uso, buscando maximizar los recursos que dispone sin que se pierda el objetivo base. Con todo, estas figuras adolecen de volverse dependientes al propio grupo organizado: si el líder rota de puesto el grupo perderá gran parte de su capacidad.

  5. Liderazgo Laissez-faire

    Liderazgo Laissez-faire

    Cada vez más en desuso, el Laissez-faire busca dar libertad total a sus trabajadores para alcanzar los objetivos. La confianza en los trabajadores es máxima, dejándoles involucrarse en la toma de decisiones y en la propia organización del equipo. Útil en los trabajos donde se requiera más creatividad, el Laissez-faire es en la práctica el tipo de liderazgo más difícil de manejar al haber fácilmente disputas internas entre los propios trabajadores.

  6. Liderazgo espontáneo

    El último tipo de liderazgo es el más complicado de lograr. El líder no está nombrado oficialmente, siendo reconocido por sus iguales. No hay reglas escritas sobre el trabajo que debe desempeñar pero acepta dirigir el grupo para alcanzar el proyecto. Son los líderes más eficaces al tener la confianza de sus compañeros y la experiencia de ser un trabajador a pie de campo, durando su papel hasta que es el líder reconocido por la empresa o una nueva figura toma su puesto.

¿sabías qué...?

La llamada 'madera' de líder no existe como tal a nivel genético. Por incapaces que nos veamos para ser líderes no sabremos el papel que haremos hasta que tengamos que ponernos con ello.