10 rasgos que definen a una persona creativa

Descubre las características más habituales de las personas creativas

El uso de la creatividad como factor que define a las personas ha crecido de forma espectacular durante los últimos años. Mientras otros rasgos como la inteligencia o la extroversión se ven como inamovibles, con la creatividad encontramos una medida fácil de entender y, en apariencia, entrenable si nos esforzamos.

Con el aumento de su importancia cada vez más personas buscan saber si son realmente creativas, incluso cuando no tienen del todo claro qué significa. Una persona creativa es capaz de plantear problemas y soluciones originales a la par que útiles. Ve más allá que los demás, asociando ideas y produciendo relaciones imposibles de visualizar normalmente. Usando una expresión cotidiana, las personas creativas son capaces de ver cada árbol del bosque sin perder su concepción global. Albert Einstein decía “La creatividad es inteligencia divirtiéndose”.

Es por ello que en Spoots vamos a mostraros los rasgos más habituales de las personas creativas.

    Índice

  1. Buscan siempre soluciones alternativas

    Una persona objetivamente creativa no se conformará con la solución directa. A pesar de que el problema está resuelto si ven que hay otros caminos para llegar a ella los plantean, observando si realmente la primera solución era la óptima. Esto lo harán incluso cuando ya no exista el problema a resolver, imaginando el resultado de las otras soluciones en su pensamiento.

  2. Son observadores en su vida cotidiana

    Son observadores en su vida cotidiana

    No hace falta encontrarse en una situación que requiera prestar atención para que tratemos de comprenderla plenamente. Alguien creativo observará detenidamente cualquier punto de su día a día. Ya sea hacer la compra diaria o hablar con un compañero de trabajo al que conoce desde hace años, cada situación es nueva para ellos y tratarán de entenderla al máximo.

  3. Habitualmente son despistados

    Al tener tantas ideas en su cabeza las personas creativas suelen mostrarse despistadas, a su aire. No significa que no se enteran de lo que ocurre, al revés, han observado tan profundamente que han perdido el hilo principal. Es típico en conversaciones donde surgen temas continuamente: los demás los pasan por encima, los creativos les dan vueltas a todos.

  4. Son críticos con ellos mismos

    Son críticos con ellos mismos

    Uno de sus rasgos más controvertidos al tener tanto una connotación positiva como negativa. Buscan siempre mejorar sus actuaciones pero pueden llegar a ser demasiado críticos con ellos mismos. A pesar de ello, es una de las características más importantes de la creatividad ya que evita el estancamiento y el conformismo.

  5. Empatizan más que el resto de personas

    De las características más curiosas, al ser tan observadores captan antes los sentimientos de los que les rodean. Esto no se traduce en que este exceso de empatía sea positivo, habrá ocasiones que se excederán en su muestra de entendimiento llegando a poner a su acompañante en una situación comprometida.

  6. No tienen miedo a hacer el ridículo

    No tienen miedo a hacer el ridículo

    Cuando eres realmente creativo sabes que habrá ocasiones en las que tus ideas no tengan sentido para los demás. Aplican tantos cambios que se salen de lo cotidiano que algunas veces inevitablemente se equivocarán estrepitosamente. La capacidad de sobreponerse al ridículo les permite avanzar en su camino, dando nuevas soluciones constantemente sin miedo a lo que opinen.

  7. Son optimistas por naturaleza

    Puedes equivocarte, errar garrafalmente y estar días estancado sin saber qué hacer, pero por dentro sabes que acabarás resolviendo el problema. Alguien creativo es optimista siempre, sin rendirse ante lo que se le presenta. De esta forma, son capaces de seguir hacia delante en situaciones donde los demás se rendirían.

  8. El fracaso es solo una solución menos correcta

    El fracaso es solo una solución menos correcta

    Normalmente cuando fracasamos sufrimos un duro golpe a nuestra autoestima. La persona creativa ve el fracaso como una alternativa más, buscando otra que sea mejor. Desde un grado aún más positivo lo ve como una solución incompleta, que ya ha servido para acercarnos a la auténtica.

  9. Se muestran apasionados, vehementes

    Si tienes la cabeza llena de ideas es completamente natural que surjan momentos en los que te emociones a ojos de los demás. La pasión que muestran en sus pensamientos es uno de sus rasgos más visibles. Luchan por avanzar, se ríen ante la adversidad y no paran hasta estar realmente satisfechos con su trabajo.

  10. Son curiosos en todo momento

    Son curiosos en todo momento

    Nuestro último rasgo no es precisamente el menos importante. La curiosidad que muestra es natural, innata, interesándose por cualquier cosa que llame su atención. En situaciones donde los demás se aburrirían ellos avanzan, buscando saber más solo por el mero placer de descubrir un campo que desconocían hasta ese momento.

¿sabías qué...?

Una persona inteligente no tiene que ser necesariamente creativa pero una persona creativa siempre será inteligente.