8 cosas que disminuyen el deseo sexual

¿Por qué se pierde el apetito sexual en la pareja?

image description

La práctica sexual es más que un acto que involucra el físico, también es un trabajo mental que requiere de concentración y buena predisposición. Dependerá de tu estado de ánimo para despertar el apetito sexual.

Si tenemos en cuenta que el interés por el sexo pasa por un tema psicológico, entonces debemos asegurarnos de mantener nuestra cabeza despejada y libre de preocupaciones.

A continuación te explicamos cuáles son las 8 cosas que disminuyen el deseo sexual en la pareja:

  1. Estrés

    Comencemos por uno de los motivos más conocidos de la pérdida del deseo sexual. El estrés reduce la producción de testosterona, una hormona que está vinculada estrechamente con el deseo sexual. En consecuencia, las fuertes dosis de estrés provocan cansancio y mucho sueño, todo lo contrario a lo que debería sentir una persona con una vida sexual normal.

  2. Baja autoestima

    Cuando se tiene una percepción negativa de uno mismo, es difícil sentirse a gusto en la cama. Es por eso que muchas personas no se sienten capaces de satisfacer sexualmente a su pareja, asumiendo un desinterés progresivo por el sexo, lo cual es un círculo vicioso sin fin. Lo importante aquí es conversar con la pareja y contarle las aprehensiones que se tuviese respecto a la propia autoestima, y como eso podría estar aefctando la intimidad de ambos.

  3. Depresión

    La depresión no sólo es uno de los trastornos emocionales más comunes en el mundo; también es una de las cosas que disminuyen el deseo sexual.  Cuando una persona está deprimida se origina un desbalance en los neurotransmisores del cerebro, causando fatiga o disfunción eréctil. 

  4. Problemas de convivencia

    Los problemas de convivencia pueden elevar la dosis de tensión y sentimientos de rencor hacia el otro. Los insultos y los reproches sólo disminuyen el deseo sexual, además de afectar todos los aspectos de tu vida. Para esto lo mejor es identificar cuáles son los temas que generan roces, e intentar superarlos juntos, y para esto se necesita comprensión de ambas partes.

  5. Paternidad

    La paternidad (y maternidad) demanda mucha responsabilidad y esto podría terminar agotando a la pareja. El cuidado del bebé, los quehaceres del hogar, los pagos de los servicios y otras tareas relacionadas pueden terminar convirtiendo la relación en una rutina donde no hay espacio para la intimidad. Si esto ocurre, se puede recurri a un profesional que pueda orientar la pareja de forma que la paternidad se convierta en una etapa plena de la vida.

  6. Falta de sueño

    Es comprensible que una persona que duerme poco tenga una disminución del deseo sexual. Por si no lo sabías, el insomnio puede desatar problemas de estrés, ansiedad, y fatiga, afectando el estado de ánimo de la persona. Al padecer la persona estos síntomas por la falta de sueño, el tener una vida sexual satisfactoria pasará a un segundo plano en su vida. 

  7. Obesidad

    Un estudio de la Universidad de Nueva York demostró que las personas obesas tienen un 30% menos de deseo sexual que el resto. El motivo no sólo pasa por una cuestión de físico, pues la salud también juega un papel importante, ya que la obesidad estrecha los vasos sanguíneos de la zona genital hasta el punto de perder sensibilidad. Así también, manifiesta un descuido con la apariencia, lo que hace perder excitación a la pareja. 

  8. Alcohol

    El alcohol en la sangre es uno de las cosas que disminuyen el deseo sexual en la pareja.  Esto afecta de igual forma en hombres y mujeres, perdiendo sensibilidad en las zonas erógenas y órganos sexuales. Quizás en algunas ocasiones puntuales, si es tomado moderadamente, genere una sensación de euforia y descontracción en la persona que pudiese facilitar la práctica del sexo, pero si su consumo excesivo es una práctica recurrente, terminará por afectar el estado de ánimo (y físico) de la persona, con consecuencias negativas para su vida sexual.

La mejor manera de recuperar el apetito sexual es acudiendo a un especialista que pueda tratar tu caso. También puedes conversarlo con tu pareja para hallar una solución. Para más temas de sexualidad, visita nuestro portal.

¿sabías qué...?

De acuerdo con una encuesta en Estados Unidos, las mujeres entre 20 y 59 años tienen un promedio de 4 parejas sexuales, mientras que para los hombres la cifra sube a 6.