8 consejos para perder el miedo a volar

Supera tus temores a volar con estos consejos

image description

Aunque los viajes en avión son el medio de transporte más seguro, hay personas que tienen miedo a volar y tratan de evitarlo a toda costa.

Este miedo puede condicionarte en muchos aspectos de la vida, por ejemplo, desaprovechando ofertas de trabajo en el extranjero o dejando escapar la oportunidad de conocer una gran cantidad de lugares turísticos.

Por estas razones, y muchas más, es importante buscar una solución para superar tus temores. A continuación te presentamos 8 consejos para perder el miedo a volar.

  1. Infórmate antes de volar

    Estar informado es una manera de sentirse seguro. Si nunca has viajado en avión, o lo has hecho muy poco, es normal que haya una tendencia a exagerar los riesgos que puedes sufrir. Pero basta con analizar las estadísticas de accidentes aéreos para comprobar que el avión es el medio de transporte con menos víctimas mortales. Así también, en caso de sufrir turbulencias en el vuelo (uno de los eventos más estresantes para los que tienen miedo a volar, debes saber que la probabilidad de que el avión caiga a causa de ellas es cercana a 0. Quizás el estar informado no logrará aplcar completamente tu ansiedad, pero sí te ayudará a manejarla mejor.

  2. Entrena tu mente

    Otro buen consejo para perder el miedo a volar es entrenando tu mente para tener una idea de cómo será la situación. A medida que se va acercando la fecha del vuelo debes prepararte para conseguir un viaje exitoso, ya sea practicando técnicas de respiración y relajamiento para aliviar la tensión. Una vez en el avión, verás que la mayor ansiedad muchas veces se produce antes y no necesariamente en el vuelo mismo (especialemente si es un vuelo tranquilo).

  3. Llega a tiempo a la puerta de embarque

    La puntualidad es más que obligatoria en el aeropuerto, especialmente si tienes miedo a volar. Llegar contra el tiempo puede generar estrés y empeorar tu estado emocional. Para que esto no suceda, asegúrate de salir de casa con tiempo suficiente para abordar a la puerta de embarque sin problemas.

  4. Busca distracciones

    ¿Estás muy ansioso(a) durante el vuelo? Busca la manera de distraer tu mente para encontrar la calma durante un viaje en avión, ya sea escuchando tu música favorita, viendo una película, resolviendo un crucigrama, leyendo un libro o conversando con tu compañero de asiento. Todo vale para mantener tu mente ocupada.

  5. Elige una ubicación neutral

    Si tienes miedo a volar, lo más lógico es que elijas una ubicación neutral que no esté cerca de la ventana, las alas, o el motor del avión. Esto sólo empeorará tu ansiedad y hará tu viaje menos placentero. Los asientos del centro en adelante son una zona estratégica para volar con algo de calma, pero ante la posibilidad de elegir, intenta que esté más cerca de la cabina posible, pues las turbulencia son menores a las experimentadas en los asientos de atrás.

  6. Prepárate para las turbulencias

    Si estás haciendo un viaje de varias horas o hay muchas probabilidades de pasar por una turbulencia en el camino, será mejor que estés preparado para lo que se avecina. Respira hondo cada vez que el avión deba atravesar una zona de inestabilidad, y por supuesto, no olvides colocarte el cinturón de seguridad. Durante este período delicado del vuelo, intenta escuchar una música suave y relajante que te sea familiar y no te pongas tan rígido en tu posición corporal sino que intenta balancearte al compás de los movimientos del avión, pensando en las turbulencias como si fuesen baches en la carretera.

  7. Evita los excesos

    Una copa de vino es más que suficiente para relajarte, pero el consumo excesivo de alimentos y alcohol puede jugarte una mala pasada durante el viaje, sobre todo en los vuelos de larga duración. Así mismo, evita consumir bebidas con contenido de cafeína pues producir un estado de exacerbación de tu ansiedad. Más bien, intenta beber agua, porque el estar mejor hidratado te ayudará a llevar de mejor manera el miedo y la ansiedad.

  8. Separa el miedo del peligro

    Si vas volando y te toca experimentar fuertes turbulencias, primeramente no olvides lo mencionado en el primer paso de este artículo, y luego recuerda separar emocionalmente el miedo (o la ansiedad) del peligro. Di a tí mismo que el hecho de sentir miedo no significa que estés en peligro. Estarás a salvo aún si sientes miedo.

Como ves, hay muchas maneras sencillas de reducir el temor por volar en avión. El secreto está en huir de los pensamientos negativos y confiar en los profesionales que están a cargo de transportarte hasta tu destino. ¡Buena suerte!

¿sabías qué...?

El vuelo más largo sin parada dura 15 horas y 25 minutos, y comprende un trayecto entre Sydney (Australia) hasta Dallas (Estados Unidos).