Consejos para ser feliz sin pareja

Descubre cómo ser feliz solo cada día de tu vida

Encontrar el auténtico amor ha ido derivando con el tiempo a la idea de simplemente tener pareja porque hay que tenerla. Más que asociar la felicidad a tener pareja se relaciona la idea de estar solo como una desgracia. Los prejuicios que surgen alrededor de las personas solteras van creciendo a medida que se prolonga nuestra situación, llegando a ser realmente incómodo cuando cumplimos cierta edad.

No vamos a entrar en la idea sobre qué es la felicidad pero sí vamos a dejar la primera idea clara: se puede ser feliz sin pareja independientemente de lo que creamos. Aunque conozcamos casos de absoluta felicidad viviendo enamorados, que nuestros amigos cercanos estén todos emparejados o que llevemos mucho tiempo sintiéndonos raros por no conocer a alguien, sabemos que la felicidad no se encadena con ninguna situación social. Debes saber que aprender a ser feliz sin pareja es posible.

Hoy queremos hacer algunas reflexiones acerca de lo bueno y positivo que puede ser estar solos en términos de pareja, lo saludable que es encontrarse feliz siendo soltero, y cómo se puede sacar provecho de esta situación haciendo cosas o trabajando en aspectos personales, que estando en pareja son difíciles de llevar a cabo. En Spoots te mostramos cómo vivir sin pareja y ser feliz.

    Índice

  1. Aprende todo lo que no sabías de ti

    Aprende todo lo que no sabías de ti

    Se dice que en pareja descubrimos más de nosotros mismos que de la otra persona. Sin ser erróneo, es un punto que podemos matizar cuando nos encontramos solteros y tenemos las ideas claras. Es la situación perfecta para asentar nuestras ideas y descubrir cosas de nosotros mismos que habíamos dejado de lado. Aficiones que no nos atrevíamos a tener, o incluso invertir el tiempo quedándonos con nuestros pensamientos.

    Todo se sostiene gracias a la idea de que no estamos atados a nadie, pudiendo centrarnos en nuestra vida. Sin la presión de ceder en algunos puntos a la par que esperamos que cedan en otros, podemos dar rienda suelta a nuestros intereses que antes no teníamos total libertad de hacerlo por no incomodar a la persona que se encontraba a nuestro lado.

  2. Dedica tiempo a los amigos de verdad

    Dedica tiempo a los amigos de verdad

    No es ningún secreto que cuando tenemos pareja inevitablemente dedicamos menos tiempo a nuestras amistades. Estar solteros nos ayudará a ver más a los buenos amigos, los que siempre están a nuestro lado pase lo que pase. Esto es especialmente importante cuando hemos estado mucho tiempo emparejados, habiéndoles dejado de lado aunque fuese de forma inconsciente.

    Gracias a nuestra libertad podremos disfrutar de ellos al máximo, sin preocupaciones sobre parcializar nuestro tiempo al tener que dividirlo entre nuestra pareja y nuestros amigos. Compartir momentos con amigos, familia, o todas aquellas personas que nos agradan, sin estar atados a ningún tipo de presión o compromiso con una pareja, es una de las cosas que pueden ayudarnos a sentirnos felices estando solos.

  3. Fuera horarios y planes que no te gustan

    Fuera horarios y planes que no te gustan

    El tener más tiempo para uno mismo es una de las características más envidiadas de los solteros. Cuando no tienes pareja eres independiente para organizar tu tiempo por completo. Si te apetece estar durante varias horas en un parque no tendrás que arrastrar contigo a nadie contra su voluntad, y si ese fin de semana no quieres ir al cine ya no tendrás que buscar alguna forma de compensar tu ausencia.

    El tiempo es oro y cuando estás con alguien inevitablemente verás que siempre debes rebuscártelas para encontrar momentos libres y hacer cosas que realmente amas y que quizás no compartes con tu pareja. La posibilidad de que esto sea así a tiempo completo es realmente envidiable.

  4. Convierte el deporte en parte de tu rutina

    Convierte el deporte en parte de tu rutina

    El deporte nos mantendrá activos dándonos la energía necesaria para comernos el mundo. Es incluso mejor cuando hemos llevado una vida sedentaria por culpa (en parte) de estar en una relación, siendo incapaces de sacar tiempo para poder más actividades físicas.

    Al principio nos sentiremos fofos e incapaces de dar un paso pero cuando podamos crear una rutina nos daremos cuenta del enorme control que hemos dado a nuestra vida. Además, los beneficios del ejercicio para tu salud física y mental son muchísimos, y comenzarás a notarlos desde el primer día.

  5. Una etapa más dentro de tu felicidad

    Una etapa más dentro de tu felicidad

    Esta es la idea que menos apreciamos cuando nos planteamos nuestra situación personal. Estar soltero o en pareja es solo una etapa más de nuestra vida para alcanzar la felicidad. Dicho de otro modo, aunque sea importante para nosotros tener pareja o valorar nuestra soltería, por encima de ambas cosas está el objetivo básico de ser feliz el máximo tiempo posible.

    Cuando nos quitemos los prejuicios que tengamos alrededor de estos temas descubriremos lo importante que es relajarse y disfrutar de nuestro día a día, y cómo ser feliz solo sin importar las presiones sociales. 

  6. Sal de tu zona de confort

    Sal de tu zona de confort

    Ahora que no tienes pareja, o si nunca la has tenido, aprovecha de dar un nuevo impulso a tu vida con actividades que sean innovadoras y que te desafíen. Cada semana intenta hacer algo que no hayas hecho antes, y no esperes estar al lado de tu media naranja para comenzar a hacerlo. El poder realizar otras actividades te permitirá conocer gente nueva, aún cuando no quisieras o no estuvieses tan interesado en hacerlo. 

    El estar solo puede convertirse en una fuerza creativa poderosa que te ayude a lograr un mejor desarrollo personal. En este estado de soledad (temporaria o permanente) podrás forjar tu propia identidad sin tener necesidad de que otra persona te la cuestione, y podrás buscar la satidfacción en tu propia energía interna más que en la de otra persona.

  7. Acepta tu realidad

    Acepta tu realidad

    Se puede vivir feliz en el matrimonio y en el noviazgo, pero también puedes estar en estas situaciones y ser infeliz. Todo es relativo. También es posible que te hayas divorciado y ser feliz sin pareja y con hijos.

    Lo importante para poder ser feliz sin tener novio o novia es, antes que nada, aceptar tu realidad, aceptar quién eres, y estar a gusto con eso. Si no estás a gusto contigo mismo es posible que la soledad y falta de compañía te pese mucho. Busca reconocer qué cosas te hacen bien en la vida y lograr una satisfacción personal sin la necesidad de tener otra persona al lado.

Cómo ser feliz solo es una de las cosas que más puede complicar nuestra existencia, pero con amor propio, tranquilidad y claridad de mente se puede lograr. Esperamos puedas aplicar estos simples consejos en la búsqueda de la felicidad.

¿sabías qué...?

Buscar el cómo ser feliz sin pareja no nos debe impedir disfrutar de conocer gente nueva. Nada mejor que mantenernos abiertos a lo que surja de forma espontánea mientras seguimos descubriendo todo lo que nos aporta esta etapa de la vida.