Spoots

Posturas para durar más en la cama

El tiempo de duración en una relación sexual depende de muchos factores. Además del nivel de excitación y estimulación, hay hombres que pueden prolongar su erección con posiciones estratégicas que impidan una eyaculación antes de tiempo.

El objetivo de estas posturas es evitar la eyaculación precoz y disfrutar de un tiempo extra de placer sexual que beneficie a ambos. Recuerda que las mujeres suelen tardar más que los hombres en alcanzar el ansiado clímax, eso sin mencionar el tema de los múltiples orgasmos.

Si quieres complacer a tu pareja hasta llegar al orgasmo, te mostramos una serie de posturas para durar más en la cama.

    Índice
  1. 1 Postura 1: Ella sobre ti
  2. 2 Postura 2: Cuchara
  3. 3 Postura 3: Perrito modificado
  4. 4 Postura 4: Sentados
  5. 5 Postura 5: La cruz
  6. 6 Postura 6: De espaldas
  • 1

    Postura 1: Ella sobre ti

    La idea de esta posición es retrasar la eyaculación masculina. Si bien la mujer tendrá que hacer todo el trabajo, es posible controlar los niveles de excitación y dejar que la mujer encuentre el punto exacto del clímax.

    La mujer se colocará encima del hombre e irá marcando el ritmo de los movimientos intensificándolos al echarse hacia adelante. La idea es que los movimientos sean más lentos al principio para prolongar las sensaciones.

    Al frotar el clítoris en la pelvis del hombre experimentará una sensación agradable que la aproximará al orgasmo.

  • 2

    Postura 2: Cuchara

    La clásica posición de la cuchara también es otra forma de resistir a la tentación de eyacular antes de tiempo. Ambos deben mirar a la misma dirección y dejar que ella se mueva al ritmo que mejor le convenga (puedes levantar una de sus piernas para comenzar con una penetración lenta).

    Esta posición consiste en que el hombre se coloque detrás de la pareja, acomode las piernas y comience la penetración de forma lenta y controlando la respiración. La penetración no es demasiado profunda por lo que los movimientos on mucho mas sútiles y lentos.

    Al principio puede parecer una posición un tanto complicada de realizar, pero la práctica irá mejorando mucho la técnica. 

  • 3

    Postura 3: Perrito modificado

    La posición del perrito es bastante atractiva para casi todos los hombres, provocando orgasmos en menos de un minuto. Sin embargo, aún es posible reinventar esta postura bajando ambos cuerpos hacia la cama hasta que el estómago del hombre quede apoyado en la espalda de ella.

    Resulta muy interesante jugar con los movimientos dado que no se busca una penetración muy profunda para estimular el punto G de la mujer y alcanzar el clímax. La clave está en comenzar despacio, luego acelerar, y nuevamente hacerlo más despacio.

  • 4

    Postura 4: Sentados

    Esta postura es muy sensual ya que permite a la pareja situarse frente a frente y por tanto mantener contacto con la mirada mientras intensifican la relación.

    Para hacerla la mujer se sentará encima del hombre que ya se encontrará previamente sentado y rodeará su espalda con las piernas. El movimiento lo marca la mujer quién irá haciendo movimiento verticales y circulares que pueden ir variando en intensidad y velocidad.

    Esta posición permite al hombre stimular ciertas zonas muy erógenas para la mujer como son los pezones

  • 5

    Postura 5: La cruz

    La posición de la cruz consiste en que el hombre se encuentre de lado mientras la mujer se sienta de forma perpendicular con las piernas entreabiertas para favorecer la penetración.

    El secreto de esta postura es que, por un lado permite dedicar más tiempo a las caricias, al contacto visual y a la observación, mientras que por otro lado los movimientos que favorecen la penetración son más limitados y sutiles lo cual hace aumentar el deseo.

  • 6

    Postura 6: De espaldas

    Esta es una postura especialmente estimulante para el hombre ya que permite admirar el cuerpo de su pareja lo cual aumenta la excitación durante la relación

    Para realizarla deberá de ponerse de espaldas al hombre con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante. La mujer puede iniciar los movimientos lentamente a la vez que el hombre puede ir controlándolos cogiendo a la mujer de las caderas siendo una de las posturas más sexis.

Recuerda que controlando tu respiración también es posible durar más tiempo en la cama, y otra de las claves que puede alargar aún más las relaciones está en practicar los preliminares: caricias, besos, estimulación de zonas erógenas… Esto hará que el deseo sea aún mayor y que la relación sea aún más intensa y placentera para ambos.

Por otro lado, hoy día existen unos tipos de preservativos con un efecto retardante que hacen que el hombre pueda retrasar la eyaculación, lo que prolongará la relación sexual.

¿Sabías qué...?

Según los expertos, el sexo perfecto tiene una duración de entre 7 a 13 minutos.