Pon una Minerva en tu vida

image description

Han pasado poco más de cuatro meses desde que Marta presentó en sociedad a sus Minervas y no sólo son ya conocidas en toda la bloggosfera sino que también se venden en varias tiendas de diferentes provincias españolas; las Minervas han sido todo un éxito y triunfan allá a donde van.


Marta tiene 33 años y vive en Barcelona con su marido y sus dos hijas. Toda su vida ha sido una apasionada de las manualidades. “siempre he sido muy de hacer manualidades, he hecho muchas cosas: muñecas de trapo, hadas de fieltro, he pintado ropa para bebés…¡me chiflan todas estas cosas!”. Aprovechando el tiempo libre que durante unos meses le dejó su baja maternal comenzó a dar vida a estas simpáticas y entrañables muñecas broche-aguja y desde entonces no ha parado, a pesar de que actualmente debe compaginarlo con su trabajo, la elaboración de su tesis doctoral y el cuidado de sus niñas.

Dentro de su ajetreada vida, las Minervas se han convertido en una forma de desconectar y relajarse. “Las Minervas más que un trabajo son un hobby y una forma de desconectar de mi verdadero trabajo y de la rutina diaria”.

Marta es licenciada en ciencias químicas y pronto será doctora en biomedicina. Trabaja como responsable de biología molecular en un centro de investigación en la unidad de transplante de hígado, ahí es nada, y aunque a primera vista puede parecer que su trabajo no guarda ninguna relación con su hobbie, todo es según como se mire, pues lo cierto es que “para trabajar en biología molecular se ha de ser muy manitas”, y no hay duda de que Marta lo es.

Minerva, hija de Júpiter, es la diosa romana de la sabiduría y las artes, y la patrona de los artesanos. Por su vinculación a la mitología y a la diosa que representa Marta escogió este nombre para sus muñecas, y no sólo para ellas: Minerva se llama también su hija pequeña y fue justo al nacer ella cuando comenzó a trabajar en sus Minervas, “así que fue un parto múltiple”.


Marta se declara fan absoluta del Modernismo y el Art Dèco, “me encantan los Locos Años 20, si tuviera que elegir una época en la que vivir sería esa sin duda”, y las Minervas son su particular homenaje a esta década de charlestón, largos collares de perlas, plumas, flecos y pelo a lo garçón.

Recién terminada la I Guerra Mundial, la creación de empleo, el auge de la industria, las mejoras sociales... propician que los años 20 sean recordados como una época feliz y optimista en la que triunfan el baile, la música, el teatro, el cabaret, los nigth clubs, el espectáculo y la diversión. La música se llena de ritmos de blues, jazz y charlestón, un baile rapidísimo que requiere mucha velocidad en los pies y grandes dosis de entusiasmo.


Es la época de la liberación femenina. Las mujeres se destapan, beben, fuman y bailan en público. Se arreglan, se cortan el pelo como los hombres y desencorsetan sus siluetas. Las curvas ya no están de moda, se busca la figura recta y andrógina pero llena de glamour y estilo.

En la moda se inicia la alta costura, con Coco Chanel a la cabeza. Los vestidos cortos y rectos flotan sobre el cuerpo llenos de pailletes brillantes y flecos que se mueven al compás trepidante de la música de baile. En los años veinte todo era alegría, glamour, baile, diversión..., y en este ambiente las Minervas se sienten como pez en el agua.

Para poder dar vida a las Minervas Marta ha montado en casa un pequeño pero muy coqueto estudio-taller. Dedica a sus creaciones unas cuatro horas diarias, sobre todo nocturnas, “cuando tengo a las fieras durmiendo… ”. En hacer una Minerva suele tardar entre 45 y 50 minutos y utiliza para confeccionarlas una gran gama de materiales: lana, madera, alambre de alpaca, marabú…

Marta ha logrado con sus Minervas algo que pocas personas consiguen y es dar vida y personalidad propia a sus creaciones. Las Minervas no son simples muñecas de madera, alambre y plumas, son seres en movimiento, rebosantes de vida, con una riqueza y un mundo interior que traspasa la frialdad de los objetos. Este es uno de los logros más importantes que puede alcanzar un artista y lo que hace únicas y especiales sus creaciones.

Tan es así que yo he sido incapaz de meter a mi Minerva en su caja con todos los demás complementos, ella está fuera, colgando de una de las cortinas de mi ventana, desde donde puede observar todo cuanto ocurre a su alrededor.


Las Minervas tienen mucho carácter, tanto que son ellas las que te eligen a ti y no tú a ellas. Cuando uno decide poner una Minerva en su vida no conoce su aspecto hasta que la recibe, "ella es así de caprichosa, elige su modelito en función de su estado de ánimo". Marta va haciendo Minervas combinando diferentes colores y tocados, "por lo que son como las Muñecas Repollo, todas diferentes" y van enviándose tal y como se van creando, al azar, aunque siempre pregunta al comprador si hay algún color en concreto que no le guste.

Además de en broche-aguja, muy pronto las Minervas estarán disponibles en collar con cinta.

La venta por internet es difícil, la gente no se acaba de fiar, por eso decidió buscar tiendas en las que es exponer su trabajo. "La gente siempre prefiere comprar algo que ve y tiene en sus manos". Guiada por esta idea, hace un par de meses comenzó a moverse por las tiendas y sus creaciones han tenido una aceptación inmediata y extraordinaria. Las Minervas han llegado a Madrid, podeis encontrarlas en La Pezera (c/Pez, 31). También están en tiendas de Bilbao, Barcelona, Santander y Granada.


Ilusionada con el éxito de las Minervas, acaba de emprender un nuevo proyecto, Current People, una línea de complementos para gente corriente extraordinaria.

La idea de comenzar esta nueva aventura parte del deseo de dar uso a su material preferido: las bolas de madera, pintadas, forradas, de todas las formas y colores. “Con las Minervas ya empecé pintando las bolas y me encanta ver como una simple bola de madera cobra vida e identidad propia”. Cuando comprendió que había infinitas posibilidades para utilizar las bolas de madera en sus creaciones no dudó en dejar volar su imaginación.


Optó por hacerlas más internacionales a partir de los diferentes colores de bola: amarillo para Kanako (asiática), marrón para Yossou (afroamericano)... Current People son un grupo de amigos que forman una pandilla de los más variopinto: John es inglés, Lola es argentina, Kanako es japonesa, Luc es francés, Martina es española, Yossou es holandés, Tilda es noruega y Arisítides es griego. Marta, además de una habilidosa artista, es una magnífica contadora de historias, y va narrando las aventuras y desventuras de esta pandilla de personajes, inundándolos de vida y dotándolos de personalidad propia.

El resultado de esta nueva iniciativa ha sido fabuloso y está teniendo muy buena acogida. Además de collares,pulseras y broches, su próximo proyecto para Current People es sacar una colección de anillos, que ya ha iniciado con la margarita que Yossou regaló a Lola, cuyo color se puede personalizar para combinarlo a gusto de cada uno.

Entre sus objetivos a corto plazo se encuentran continuar ampliando la línea Current People con nuevos accesorios y que las Minervas viajen por todo el mundo. Las Minervas, inquietas, dicharacheras y llenas de entusiasmo, están deseando conocer mundo y seguro que lo van a conseguir. “Mi futuro es ir haciendo y que la gente aprecie a las Minervas y disfrute siguiendo su historia”.

Estas son las tiendas en las que podeis encontrar a las Minervas:

La Pezera (c/Pez, 31, Madrid)

Ah! (Muelle Marzana, 7, Bilbao)

Espacio Nualan Gunea (Plaza Santa Ana, 2, Bajo, Durango, Bizkaia)

Pepita Pulgarcita (c/ del medio, 11, Santander)

Loletta (Pasaje Regina, 2, Granada)

Món de Mones (/Xiquets de Valls, 9, Barcelona)

También es posible conseguirlas a través del blog, en el que además, Marta va publicando un apasionante relato por entregas que ya cuenta con fans incondicionales -entre las que ya me incluyo- que esperan (mos) con ansiedad el desenlace de las aventuras de Rosa, Rita y Minerva, tres muchachitas de los años veinte que sin saber cómo despiertan un buen día en pleno 2009. Una divertida mezcla de ciencia ficción, fantasía y humor disparatado que merece la pena seguir.

Muchísimas gracias Marta por sacar un poquito de tiempo para Con dos bolsas en cada mano. Sabiendo lo ajetreada que estás es un verdadero honor haber podido contar contigo para este reportaje. Estoy convencida de que te espera un futuro muy prometedor, tus Minervas se están convirtiendo en un complemento imprescindible y Current People promete seguir el mismo camino.