Maniquíes urbanos, la pasarela es de todos

image description

Jueves 9 de octubre, 10 de la noche. La sala Kapital rebosa gente, la cola da la vuelta a la manzana...nadie quiere perderse la 3ª edición de Maniquíes Urbanos, un espectáculo artístico, social y cultural en el que se fusionan la moda, el diseño, el arte, la musica y la danza. Detrás de este evento seis chicas, ninguna de las cuales alcanza la treintena. Eva Arinero, María Almena, Ana Arias, Chave Cota, Miriam García y Gloria Moraza, seis jóvenes diseñadoras que hace tres años decidieron unirse para transmitir al público su particular forma de entender la moda.

Más allá de los estereotipos que asedian la moda actual, en Maniquíes Urbanos tienen cabida todas las personas, sin importar su altura, edad o talla. Apuestan por prendas diseñadas para ser lucidas por todo tipo de personas, imaginando una mujer elegante, femenina y bella sin formar necesariamente parte del estricto canon de belleza impuesto por la sociedad de nuestros días.

Bajo el lema "la pasarela es de todos", las chicas de Maniquíes Urbanos llenan sus desfiles con mujeres de todas las condiciones, creando un espacio en donde cualquier mujer puede convertirse en modelo. Promueven una belleza con personalidad, no limitada sólo a los cánones que las grandes pasarelas nos imponen, sino apreciando y valorando la belleza real y personal que todos y todas llevamos dentro. Desde Maniquíes Urbanos nos recuerdan que otros tipos de belleza son posibles.

La idea de preparar una pasarela en la que mostrar sus diseños nace en la primavera de 2006. Con ayuda de amigos y conocidos que colaboraron desinteresadamente en el proyecto, el grupo fue capaz de poner en marcha su primer desfile en el Palacio de Gaviria de Madrid. La iniciativa fue todo un éxito, y en octubre de 2007 realizaron la segunda edición de la pasarela, que en esta ocasión trasladaron a la sala Kapital, lo que les permitió ampliar el espectáculo y aumentar considerablemente el aforo. Una vez más el desfile fue un éxito y en esta ocasión acaparó además la atención de numerosos medios de comunicación y de algunos personaes famosos de la televisión, el mundo de la moda y el espectáculo.

Como no podía ser menos, el 2008 ha vuelto a ser testigo de una nueva edición de la pasarela. Los improvisados camerinos rezumaban nervios y muchas ganas minutos antes del desfile, los últimos retoques, las últimas instrucciones... como en todo backstage la adrenalina se sentía en el ambiente y dotaba de un aura muy especial estos momentos previos. Mientras, la gente iba entrando a la sala y poco a poco el local se fue llenando hasta que no cupo ni un alfiler. Todo estaba listo para comenzar.

Comenzó la velada con la actuación de Apagón Digital, un inusual espectáculo de musica visual que combina jazz y pequeñas composiciones originales interpretadas en directo con piezas de cine mudo, todo ello acompañado de tap dance. Esta actuación dio paso a la primera serie de desfiles, a manos de algunos diseñadores que están participando en Triball. Abrió la pasarela el desfile de Así va la moda, la colección de Patricia Martín inspirada en los años sesenta y setenta.

Le siguió Con2Tijeras, que presentó algunas de sus prendas clásicas, como la sudadera con orejas de oso y sorprendió con una pequeña muestra de su trabajo para el Día del oído, con una fabulosa falda confeccionada con bastoncillos. Cerró esta primera tanda de desfiles Roberto Navazo con una muestra de su colección Sacre Coeur, que viste a una mujer barroca y muy sexy jugando con la imagniería religiosa. Sus prendas, en negro, rojo y berenjena se llenan de fruncidos y volantes.

Continuó la noche con los desfiles de las diferentes componentes de Maniquíes Urbanos. Pusieron la nota de color y alegría las infatigable chicas de Guateque Cacahuete, que cada vez que suben a una pasarela la convierten en una animada fiesta. Presentaban su nueva colección Caperucita ye-yé, inspirada en una Caperucita actual y divertida. Al son de una música pegadiza y perfecta para la ocasión ("me llaman caperuciiiiita, caperucita roooja...") las caperucitas de Guateque Cacahuete desfilaron, cantaron y bailaron con sus capas, pichis y camisas a cuadros verdes y rojas y no dudaron en abalanzarse sobre un atractivo lobo que puso la nota más picante a la noche.

La pasarela dio paso nuevamente a la expresión corporal con la actuación de La Fulop, una impresionante acróbata aérea que dejó a todos con la boca abierta Durante cinco minutos "voló" por las alturas de la sala, agarrada a una cuerda e hizo todo tipo de cabriolas de movimientos elegantes y perfectamente coordinados.

Fue el turno entonces de Chavecota, con su colección Siempre jugando, que nos transporta al patio de un colegio, al comienzo del curso, la diversión, los primeros frios invernales, la ropa de abrigo, los recreos... Rojos, negros y morados en prendas de lana muy calentitas. Le siguió MiraMyrinda presentando su colección A mi aire, llena de frescura y romanticismo. Colores oscuros mezclados con estampados muy vivos que desfilaron al son de Chambao.

Los desfiles dejaron paso a otra de las actuaciones preparadas para esta noche tan especial. Los chicos de Pressing Danz Etx, Rony, Vicko, Jowe, Greg y DJtero sorprendieron con uno de los mejores espectaculos de la noche animando al auditorio con su baile break dance novedoso y original.

Cerrando la pasarela, Ana Arias y su firma Ama's para mujeres elegantes, sofisticadas y con estilo, que presentó junto a los complementos de Madame Dossier, de aire neoromántico en denim, raso, organzas, gasas y pedrería. Pusieron el broche (de oro) final al evento Can't Believeit. María Almena y Susana Rodero, que basan su trabajo en experimentar los límites de la moda y fusionarlo con las bellas artes rebasando todas las convenciones de la industria y creando su propio lenguaje de expresión.

En esta ocasión presentaban su colección Virtual Reality. La pasarela se tiñó de plata, blanco y azul, sus colores fetiche, que nos trasladan a un mundo virtual, cybernetico y futurista. Una puesta en escena espectacular y unas propuestas de moda realmente originales y vanguardistas.

Así terminó el desfile de Maniquíes Urbanos. La noche quedo a cargo del grupo Música divertida (Tatiana Komar, Elena Alonso y Andres Echevarria) que amenizó el resto de la velada. Aplausos, enhorabuenas y mucho éxito el cosechado por todos los diseñadores y el espectaculo en general que un año mas ha sorprendido y encandilado. Esperamos impacientes una nueva edición de este evento tan especial e innovador que nos demuestra que las seis chicas de Maniquíes Urbanos no sólo son grandes diseñadoras de moda sino grandes organizadoras de eventos pues han sido capaces, por tres años consecutivos, de organizar y coordinar un proyecto de tal envergadura sin apenas apoyo externo.