Macarena Gea en el país de las hadas

image description

Vogue, Woman, Glamour, Elle... no hay revista de moda española que se precie que no se haya hecho eco del trabajo de esta joven valenciana de 26 años que, con sus haditas, está llegando a todos los rincones del planeta. Macarena Gea tiene a medio mundo rendido a sus pies y si el otro medio aún no lo está es porque todavía no la conoce, pero todo llegará, pues su ascenso es imparable.

Macarena Gea vive en Valencia y es arquitecta. Diseña complementos desde los catorce años. Ya desde niña, cuando estudiaba en el Liceo Francés, diseñaba cosas para sus amigas. El trabajo artesanal se convirtió para ella en una válvula de escape contra el estrés de los estudios; trabajar con las manos era su forma de olvidarse de todo. Muy pronto, amigas y familiares se dieron cuenta de lo especiales que eran sus creaciones y entre todos la animaron a darlas a conocer.

Empezó exponiendo en ferias de artesanía de la Comunidad Valenciana y muy pronto varias tiendas de la ciudad se interesaron por su trabajo. Sus primeras creaciones fueron fundamentalmente de bisutería: pendientes, collares y pulseras para los que utilizaba materiales como el fieltro, los abalorios o el cristal. Así nace su colección Detalles en tecnicolor, con la que se dio a conocer.

Pero no hay duda de que la creación estrella de Macarena son sus broches hada, y su éxito ha sido tal que, en cierto sentido, han eclipsado el resto de su producción. Desde luego no es para menos, Macarena ha tenido la suerte que desea para sí todo diseñador o artista, que es encontrar una creación especial que los haga únicos. Ése es el secreto del éxito y eso es lo que está saboreando Macarena Gea. Las haditas han encontrado su sitio y están aquí para quedarse.

Las haditas de Macarena Gea son auténticas piezas de coleccionista: delicadas, exquisitas, cuidadas hasta el más mínimo detalle. Tener una hadita de Macarena Gea entre las manos es como atesorar una joya; es posible pasar horas admirando tan fina creación porque cada detalle revela algo nuevo y sugerente.

Estas preciosas muñecas son básicamente un hobby para ella, y pone mucho cuidado en que así siga siendo, que no pierdan el encanto personal que nos recuerda que detrás de cada una de ellas hay un pedacito de su creadora. Macarena intenta cuidar al máximo el trato personal. "Me gusta que se vea que detrás de las hadas no hay ninguna fábrica, ninguna empresa...sólo yo en mi mesita del estudio trabajando como una hormiguita".

La trayectoria de las haditas se remonta casi tres años atrás. Su abuela, que es modista y de quien ha heredado el talento, le enseñó a hacer unas pequeñas muñequitas con alambre y madera. "Al principio eran tan feítas las pobres". Había varios detalles que no cuadraban, el pelo era liso y las hacía parecer medio calvas; y tampoco sabía cómo engarzarlas para transformarlas en broches. Como no le convencían demasiado dejó el diseño aparcado, “y las primeras haditas quedaron ahí como una simple anécdota”.

Pero un buen día viendo Los Simpson se fijó en el pelo de Marge y se le encendió la bombilla. "Después de muchas, MUCHÍSIMAS pruebas fallidas di con la solución capilar para mis haditas". Comienza entonces para Macarena una etapa de trabajo laborioso y tenaz. Las primeras hadas tenían aún errores y defectos que el esfuerzo y la constancia fueron puliendo. Poco a poco Macarena fue mejorando su carita, sus vestidos, sus peinados… hasta convertirlas en lo que son hoy.

Además de un especial talento, detrás de las haditas hay un trabajo diligente e incansable, una continua evolución a base de probar, tantear, hacer y deshacer. Y es que es precisamente cuando el talento natural se aúna con el esfuerzo obstinado de la paciencia cuando se crean auténticas maravillas como éstas.

Detrás de cada hada hay un trabajo minucioso, casi de orfebre que comienza desde que se pintan las alegres caritas sobre diminutas bolas de madera y se montan los finísimos alambres que les sirven de cuerpo, hasta que se confeccionan el pelo, los vestidos en fieltro y todos los complementos que las acompañan.

Sobre la base de madera y alambre, para elaborarlas le gusta reciclar todo lo que cae en sus manos: telas, florecitas, botones, plumas… Su principal inspiración viene del mundo de la moda, del que se confiesa una verdadera apasionada.

Vestido o pantalón, tocados, sombreros, plumas, mariposas, flores… pelo rubio, pelirrojo, azul, blanco, castaño, negro, rojo… piel blanca o morena... todo tiene cabida en el país de las hadas de Macarena Gea. Las que más éxito tienen son sus modelos personalizados, para periodistas, pintoras, enfermeras, sevillanas, mamás con sus bebés, novias… Macarena Gea ha realizado más de 500 modelos diferentes.

Su hadita preferida es Alta Ansiedad, inspirada en una fotografía de la revista Vogue que se titulaba así y que descubrió en plena crisis. Le encantó la foto y su título le hizo sonreír en un momento muy difícil: “era preciosa y además me estaba describiendo”. Fue la primera hadita que hizo sólo para ella y se ha convertido en el talismán que siempre la acompaña.


Junto con su pareja, David, crearon la web www.macarenagea.com, con la intención de hacer un catálogo que presentar a las tiendas. En marzo de 2007 Macarena Gea y sus haditas comenzaron su aventura por la blogosfera, www.macarenagea.blogspot.com, que les dio una difusión insospechada. Empezaron a llegar pedidos de particulares y la fuerza de la comunidad bloggera provocó que las haditas de Macarena Gea estuvieran en boca de todos en muy poco tiempo. “Todo ha sido como un sueño que aún no acabo de creerme…”.


Un punto importante de inflexión lo marca la aparición en la revista Vogue de enero de 2008. "Estaba en el sofá diseccionando el Vogue de ese mes y de repente al girar la página la vi....no puedo describir con palabras lo que sentí, tiré la revista al sofá, me puse a saltar, y después a llamar a todo el mundo para contárselo. No me lo podía creer".


A esta aparición le siguieron muchas más, desde el momento en que los medios descubrieron las haditas la voz se fue corriendo y todos querían retratarlas. El titánico poder de los medios de comunicación provocó que de repente todo aumentara de forma exponencial, cada vez más tiendas requerían sus haditas y los pedidos particulares se acumulaban en la bandeja de entrada de su correo electrónico.

Macarena tuvo que empezar a dedicar todo su tiempo libre a las haditas, tratando de compaginar su carrera como arquitecta. Apenas tenía tiempo para descansar y siempre tenía la sensación de que por más que trabajaba nunca lograba llegar a sus objetivo. La lista de espera se hacía infinita por momentos y se empezó a angustiar pues no quería dejar a nadie sin ellas. "Me agobiaba pensar que me había comprometido con muchísima gente y no les podía fallar".

Así pasaron algunos meses hasta que no pudo más, la situación se había desbordado: era imposible poder con todo y un día tuvo que decir basta. "Terminé sufriendo una gran crisis de ansiedad que me obligó parar en seco y tomarme un respiro para replantearme seriamente las cosas".

A comienzos del año 2008 Macarena decide tomarse un descanso y decidió dejar de aceptar nuevos pedidos (tanto particulares como de tiendas) hasta que no se aligerara la enorme lista de espera que se había acumulado. En la actualidad trabaja en un estudio como arquitecta y esa dedicación es la que le marca el tiempo que puede dedicar a las hadas: “intento arañar cualquier rato para ponerme con mis “pequeñas”.

Va avanzando poco a poco en los pedidos que aún aguardan en lista de espera. Continúa sin aceptar nuevos encargos, pero como aún queda algún tiempo hasta que pueda terminarlos y en las tiendas se agotaron hace tiempo, se le ocurrió crear una nueva línea de “hadas atelier”. Se trata de hadas muy especiales, en edición limitada, que van saliendo más o menos cada dos semanas en su blog y que no tienen lista de espera. Con ellas ha querido que la gente que conoció su trabajo después del parón pueda tener su propia hadita. Se pueden utilizar como broche y también como colgante.


El proyecto ha sido un auténtico éxito. Macarena cuelga el cartel de AgotHadas a las pocas horas de ponerlas a la venta. Inspiradas más que nunca en la moda, Macarena plasma en ellas sus diseños más exclusivos y logrados: abrió la colección con uno de los grandes iconos del glamour imperecedero: Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, le siguió sin desmerecer si un ápice un homenaje a Kate Moss en su campaña para YSL.

La última de estas joyas está inspirada en la portada del número de marzo de 2008 de la revista Mujer de Hoy. Se trata de una hadita muy primaveral, divina con su bolso y su tocado rojos. El trabajo que hay detrás de estas haditas atelier es especialmente cuidado. Macarena lo está dando todo en su confección y eso se nota, con ellas ha alcanzado el punto más alto.

Las haditas atelier ya son famosas en la bloggosfera y todos esperamos impacientes los nuevos modelos, que ya intuimos inspirados en los grandes de la moda, como Chanel, Gucci o Valentino.

De su colección de complementos Detalles en tecnicolor quisiera rescatar algunas creaciones que me parecen fantásticas y que, aunque han quedado eclipsadas por las haditas, merecen ser recordadas. Estoy hablando de los pendientes de mariposa y sobre todo de los collares y pendientes de rosas confeccionados con fieltro, elegantes, finísimos y perfectos para las ocasiones especiales.

Macarena se define como una soñadora con muchos sueños realizados y más aún por realizar. Afronta el futuro con mucha ilusión pero sin grandes pretensiones. Tiene muy claro que no busca una fabricación a gran escala, quiere seguir siendo ella y poder mantener esa relación tan personal con sus clientes. “Creo que sin eso, mis hadas perderían toda su magia, toda su alma…”

 

Continuará dividiendo su tiempo entre la arquitectura y las haditas, “que se han convertido ya en mis dos pasiones y sin las cuales no sabría vivir”.Lo que venga después sólo el tiempo lo dirá, pero desde luego, Macarena Gea ha conquistado con sus haditas el corazón de todos y su aventura no ha hecho más que empezar.

“Sólo el tiempo podrá contar el resto de esta historia. Una historia que está siendo para mí como un verdadero cuento de hadas…”.

Gracias Macarena por tu disposición para realizar esta entrevista, conociendo la de proyectos que te inundan (y hoy sabemos que uno nuevo y muy especial viene a sumarse a todos ellos, ¡enhorabuena!), es un placer y un honor haber podido contar con tu interés, apoyo y tiempo para realizar este reportaje. Desde aquí te doy las gracias de corazón y te felicito por tu espectacular trabajo que estoy segura se va a convertir, si no lo es ya, en todo un referente en el mundo de la moda y el diseño.