Lulamandarina, la joya de Chamberí

image description

Salamanca, Fuencarral, Chueca, Preciados... en Madrid hay numerosas zonas comerciales muy bien definidas, barrios enteros que se han hecho famosos por sus tiendas y a los que madrileños y turistas acuden en masa a hacer sus compras. Madrid, sin embargo, es mucho más que eso... a veces nos quedamos estancados en estas zonas y no somos conscientes de la rica variedad comercial que ofrece nuestra capital.

Un caso claro es el barrio de Chamberí, que comprende calles tan representativas de la ciudad como Sagasta, Santa Engracia, Almagro, Olavide, Bravo Murillo, Cea Bermúdez, Ríos Rosas o José Abascal. Un barrio lleno de historia que comenzó siendo un frondoso bosque y al que las tropas de Napoleón bautizaron como Chambèry cuando establecieron allí su cuartel. Residencial, apacible, de calles amplias y luminosas por las que los vecinos pasean tranquilamente con sus perros… Chamberí queda fuera de las rutas comerciales establecidas pero es una zona llena de maravillosos tesoros que descubrir.

En junio hizo dos años que Silvia abrió Lulamandarina (c/Españoleto, 2). Hasta entonces había trabajado en el mundo de la moda llevando las relaciones públicas de un showroom de jóvenes diseñadores. La idea de montar su propia tienda nació de una sensación de vacío, Silvia echaba en falta en Madrid tiendas diferentes y especiales. Cansada de no encontrar ropa que le gustara decidió abrir su tienda y llenar ese hueco trayendo prendas originales, llenas de magia y encanto.

Desde el principio Silvia tuvo clara la filosofía de su tienda. Quería que la gente se sintiera cómoda en ella, que fuera un espacio acogedor que transmitiera tranquilidad y calor humano, en el que sentirse como en casa. Lulamandarina es, desde luego, una tienda para disfrutar, mirar con detenimiento cada rincón, saboreando todos y cada uno de los detalles. Silvia siempre quiso huir de las tiendas museo en las que muchas veces abruma entrar y mucho más salir con las manos vacías. En Lulamandarina nos invitan a mirar, tocar y probar sin agobios ni presiones.

Lulamandarina es una tienda con ropa muy singular y exclusiva pero que intenta mantenerse siempre dentro de unos precios asequibles. Su amplia variedad de precios, desde 50 a 400 euros, hace de ella un comercio abierto a muchos bolsillos. Aquí es posible encontrar prendas diferentes y especiales sin pagar precios escandalosos.

Lulamandarina es una tienda preciosa y coqueta,exquisitamente decorada. El papel pintado de las paredes, los cómodos sillones, los muebles antiguos, los cajones de mimbre, los espejos vintage... la decoración de la tienda está primorosamente escogida y cuidada. Además, toda la ropa y los complementos que Silvia elige tienen algo especial. A Lulamandarina sólo trae prendas con encanto. Para ello, Silvia viaja continuamente por España y Europa escogiendo personalmente la ropa que quiere. La mayoría de la ropa que trae viene de Italia, Francia y Londres. Le fascina buscar en los mercadillos de Portobello y Candem en Londres, en los que encuentra verdaderas joyas.

En Lulamandarina encontramos firmas europeas como Tara Jarmon, Tony Cohen, Velvet, Kristina Fi, Ikoku, Karine Nontoux, Noa Noa, American Retro, Snyde...

Entre las marcas españolas con las que trabaja destaca Ophelia is Lost, la firma de Carmen y Ana, hermanas y diseñadoras madrileñas que comenzaron su andadura en la moda en abril del año 2007 y desde entonces han seguido una trayectoria imparable, desfilando en el Ego de Cibeles y posicionándose como una de las firmas más in del momento. Silvia es una auténtica fan de Ophelia is Lost, se ha rendido a sus colecciones vitalistas, sexys y femeninas y promete que Lulamandarina va a seguir confiando en ellas por mucho tiempo. Vestidos, tops, faldas y abrigos con inocentes y bucólicos aires naif. Colores pastel (rosas, amarillos, azules celestes...), volumen y contraste de texturas son algunas de las características de su colección de primavera verano 2008.

Otra de las marcas españolas que se pueden encontrar en la tienda es La costa del algodón. Detrás de esta firma se esconden dos jóvenes diseñadoras de Oviedo que confeccionan espectaculares batas y camisones que nada tienen que envidiar a las mejores marcas francesas. Batas de voile de algodón con estampados sobre fondos en tonos pastel con cortes bajo el pecho y juegos de volantes cortados a capa en mangas y faldas para dar sensación de movimiento… Vaporosas, ligeras y muy femeninas, las batas de La costa del algodón despiertan pasiones entre las clientas de Lulamandarina.
En Lulamandarina no se olvidan de los más pequeños y por eso encontramos una selección exquisita de vestidos, zapatitos, blusas y otros complementos para que las niñas se sientan como princesas. Ropa para bebé de Baby Rock y Funkee Monkey y para niñas hasta los 10-12 años de Tarantela.

Además de ropa Lulamandarina también tiene complementos de diseñadores como Olula se casa, la gallega Gabriela Muñiz o la francesa Karine Mantoux.
 

Un gran descubrimiento durante mi visita fueron los broches y collares de Chocolate Rain. La firma de la joven diseñadora hongkonesa Prudence Mac ya se vende en tiendas de ciudades icono de la moda como Tokio, París, Londres y Nueva York. Esta chica ha logrado en poco tiempo el reconocimiento internacional y ha desfilado junto a diseñadores de la talla de Luella o Stella McCartney. Además ha creado un centro DIY Class (Do It Yourself) en el que imparte cursos sobre diseño y creación de complementos. Su colección estrella es la que tiene como eje central a la graciosa muñeca Fatina. Una firma para seguir porque seguro que va a dar mucho que hablar en los próximos meses.

El barrio de Chamberí está fuera del circuito comercial de la ciudad pero en estos dos años se ha ido corriendo la voz y hasta la tienda llegan clientas de todas las zonas de Madrid. El boca a boca ha funcionado a la perfección y Lulamandarina cuenta hoy con un público fiel y consolidado que se acerca hasta aquí seguro de encontrar prendas y complementos únicos.

Lulamandarina es una tienda especial donde la gente viene a por algo especial. Sus clientes son personas que huyen de lo de siempre, que no quieren ir uniformadas sino sentirse diferentes y especiales, salirse de lo convencional. La clientela es muy variada y acoge desde chicas jóvenes de unos 25 años hasta mujeres de 55 o 60. Muchas de las clientas son vecinas del barrio que tienen la suerte de contar con esta joya a pocos metros de su casa.
 

En los últimos años la zona de la calles Españoleto, Almagro y General Arrando se ha ido llenando de tiendas singulares y poco a poco se está convirtiendo en un nuevo punto comercial de Madrid. En diciembre del año pasado las más de quince tiendas de la zona organizaron una jornada de puertas abiertas con descuentos, sorpresas y regalos. Esperamos que la iniciativa se repita de nuevo estas Navidades.

Si te acercas a Lulamandarina quizá tengas la suerte de encontrar a Lula y Mandarina, las dos cariñosas perritas tekkel de Silvia que recorren la tienda a sus anchas demandando los mimos de los clientes. Con muchísima amabilidad e interés te atenderá Marcia, la dependienta que ayuda a Silvia, una chica brasileña que lleva tres años en España y casi año y medio trabajando en la tienda.

Aprovecha a pasarte este mes de agosto porque están de mercadillo outlet con toda la ropa y complementos al 50%-60% de descuento.
Y recuerda que la calle Españoleto y sus aledañas forman ya un eje comercial que cada día adquiere más renombre en la ciudad. Aquí encontrarás tiendas como El dragón Lector, Zapatucos, Doble Esse, Bonobo, Demimonde, Bambaki, Nicoli...

De mi visita a Lulamandarina me llevé esta fantástica blusa-vestido ibicenco de Velvet. Tampoco pude resistirme a un collar y un broche de Chocolate Rain. ¡Todo al 50%!
Horario:

Lunes a viernes de 10:30h a 14: 30 y de 17:30 a 21:00h
Sábados de 11:00 a 15:00h

Cómo llegar:
En metro: Líneas 4, 5 y 10 (Alonso Martínez)
 

comenta y pregunta