Google Maps nos deja explorar Marte y la Luna con un 'click'

image description

Podemos decir que Google ha llegado a la luna. Pero eso no le ha bastado! también ha conquistado Marte. Así es: el buscado más grande del mundo ha llegado con su servicio de Google Maps a captar imágenes de la superficie lunar y del planeta rojo, que no sólo podremos recorrer, sino que además se podrá observar la Tierra en 360º.

A partir del día martes 5/8 es posible ingresar en Google Maps y realizar un recorrido por la Luna y Marte de manera muy sencilla: Sólo debemos ingresar en Google Maps, seleccionar la opción "Satélite" en la parte inferior izquierda, para ver ver imágenes satelitales en lugar de mapas. Una vez hecho esto comenzamos a alejarnos con la opción de zoom, y comenzaremos a alejarnos de la Tierra literalmente, hasta que lleguemos a ver los cuerpos celestes. Si esto no sucede, tendremos que recurrir a la opción "Exploración" ubicada en la parte inferior a la derecha y marcada con unas flechas.

Si llegamos a la Luna tendremos la opción de explorar zonas como el cráter Cabeus, el famoso Mar de la Tranquilidad, Apollo o Tycho.
En Marte podremos conocer de cerca algunas zonas como el Valles de Marineris, el Monte Olimpo, y Alba Patera en la región de Tharsis.

Estar en la superficie de Marte ahora es posible con Google Maps.

Conocer el espacio con Google Maps

No es necesario ser un astronauta para conocer nuevos planetas, acceder a la información del espacio o investigar la superficie de la Luna. Con Google Maps, estudiantes, maestros y cualquier persona en el mundo con conexión a Internet puede emprender un viaje fuera de esta Tierra”, indicaron fuentes de Google con orgullo.

Los usuarios que quieran no sólo ver la superficie y conocer visualmente estos paisajes espaciales, sino también saber un poco más acerca del tema, también tendrán la opción de hacer clic en los diferentes puntos topográficos que aparecen en los mapas y obtener información sobre los cuerpos celestes como longitud, latitud, diámetro del punto seleccionado, y también información brindada desde la NASA.

Fuente: TechCrunch