Qué es la motivación – Personal y laboral

Los secretos de la motivación en el ámbito laboral y personal

La motivación es uno de los conceptos más apreciados por la sociedad y al mismo tiempo más difíciles de abordar en su investigación. Con el declive de la inteligencia como recurso para medir la capacidad y el desarrollo personal por sus implicaciones en la autoestima la motivación pasó a ser la nueva medida de oro, una herramienta accesible para todos y que no dependía de variables genéticas ni experiencia: la modulas a tu gusto. Gracias a la motivación podemos impulsar nuestra vida tanto a nivel personal como laboralmente. Una de las características más apreciadas de la motivación, la flexibilidad y la sencillez intrínseca que posee permite modularla prácticamente según nuestras necesidades.

Una de las cuestiones más planteadas es si existen diferentes tipos de motivación, como puede ser la motivación laboral, personal, familiar o cualquier otra que afecte a un ámbito importante de nuestra vida. La idea es que solo existe una motivación general la cual adaptamos según nos conviene a cada campo de nuestra vida. Dicho de otra forma, una persona muy motivada será capaz de moverse con soltura entre los problemas personales mientras mantiene bien encauzada su carrera laboral, aprovechando las oportunidades sin perder por ello la atención a los inconvenientes personales que le surgen.

La motivación en el ámbito laboral

En el trabajo es imposible rendir en condiciones sin un mínimo de motivación, ya sea por el mero hecho de necesitar la retribución económica para vivir como para no crear un sentimiento personal de inutilidad. La motivación laboral parte del sentimiento del trabajador modulándose a partir de las iniciativas de la empresa para mejorarla. Multitud de estudios a lo largo de los años han confirmado la importancia de disponer de trabajadores motivados, capaces de predecir las situaciones conflictivas que requieran el máximo rendimiento personal para lograr superarlas. Esta actitud, tan apreciada en el mundo laboral, solo se consigue cuando existe una motivación real por el trabajo que se está ejerciendo.

Aún así, es importante para mejorar nuestra motivación tratar de ver el aspecto positivo del trabajo una vez nos encontremos inmersos en él. Si creamos un escenario excesivamente alentador podemos toparnos con una situación laboral que se aleja mucho de nuestras expectativas personales, haciendo que la motivación con la que partíamos caiga en picado. Por otra parte, aunque es cierto que elegir una carrera profesional acorde a nuestros gustos es importante, no es tan exagerada su influencia cuando aprendemos a motivarnos personalmente en otros aspectos como las condiciones laborales o el gusto por descubrir más allá de nuestra labor mecánica.

El desarrollo de la motivación personal

La motivación laboral sin duda es importante pero, considerando que se trata de una consecuencia más de una motivación a nivel general, es más práctico centrarnos en la motivación personal, la que acaba regulando nuestra forma de actuar en la mayoría de situaciones que afrontamos diariamente. Con la motivación personal desplegamos una serie de conductas que influirán en el medio, abarcando al mismo tiempo la motivación laboral. Como es fácil de deducir este tipo de motivación es la que realmente debemos trabajar, la que nos permite incluso levantarnos con un estado anímico determinado.

¿Cómo podemos desarrollarla? La mejor forma de mejorar la motivación personal es minimizar el impacto de los problemas que nos surgen. Esta idea tiene dos vertientes ya que por una parte mejoraremos la sensación de control personal, una de las más importantes para el desarrollo del autoconcepto al hacer alusión a la capacidad de manejar los problemas que aparecen en nuestra vida. Por otro lado, la normalización de las situaciones problemáticas logrará que aprovechemos mejor nuestros recursos y minimicemos las consecuencias de dichos problemas ya que los enfocaremos desde una visión mucho más positiva.

Qué es la motivación – Personal y laboral

¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…