Zapatos de tacón cómodos: Ideas para ir a trabajar

En Spoots te enseñamos los tipos de tacones más confortables para el trabajo

Victoria Beckham es uno de los ejemplos más claros de adicción a los tacones altos. Me asombraba verla montada en unos tacones de infarto incluso con 9 meses de embarazo. Era aterrador verla en un campo de futbol clavando los tacones de sus stilettos en la grama. Iba a buscar a sus hijos al colegio con tacones super altos y yo pensaba ¿cómo hace para correr detrás de ellos?. Incluso usaba tacones altísimos para montarse en un avión.

Pues el otro día todo cambió. Al final de su desfile en London Fashion Week, Victoria Beckham salió a saludar calzada con unos zapatos de goma. Explicó que es una mujer  trabajadora y que debe vestirse en concordancia, que unos tacones no se lo permiten.

Si Victoria Beckham ahora usa zapatos bajos o con un tacón medio y ancho, en lugar de unos tacones finos de aguja, creo que todas podemos hacer lo mismo. Sin embargo, si en tu trabajo consideran que debes ser inteligente, preparada, eficiente y talentosa y además usar tacones, estos son nuestros consejos para ir a trabajar cómoda.

Recuerda que en internet encontrarás numerosas imágenes y fotos que te servirán de inspiración para encontrar diferentes tipos de zapatos adecuados para ir al trabajo. Además podrás comprar en numerosas tiendas online los zapatos más estilosos y cómodos que conseguirán hacerte lucir espléndida.

    Índice

  1. Zapatos de salón

    Los zapatos tipo salón son los más populares y los que siempre quedan bien con cualquier look, ya sea para ir a trabajar, para una cena e incluso para una novia en el día de su boda. Lo mejor de todo es que los zapatos de salón nunca pasan de moda y podemos encontrarlos con mucho tacón o con un tacón bajo que nos permite ir mucho más cómodas.

    La ventaja que tiene llevar unos zapatos de salón es que siempre son un acierto, pues son hermosos y nunca pasan de moda. No importa si los combinas con un traje de chaqueta, con un vestido de verano o de invierno, con medias o sin ellas, e incluso con unos pantalones de vestir. El resultado siempre es un acierto, y las combinaciones de tonalidades son casi infinitas. 

    Si quieres un look más tradicional, el color negro es el color menos arriesgado pero el más seguro de combinar. Si por el contrario optas por un look más arriesgado, opta por unos salones blancos y combínalos con una falda de tubo roja. Elegante, femenino y adecuado.

  2. Zapatos con tacones cuadrados

    Hay zapatos elegantísimos y muy bonitos que tienen tacones gruesos. Es más, ese fue uno de los hallazgos de la diseñadora Coco Chanel.

    Es mejor poco tacón y más grueso, porque de esa manera el pie tiene más ajuste. En unos stilettos, tu pie está siempre haciendo equilibro para mantener todo el peso de tu cuerpo en un taconcito que tiene 1 cm de base y en ocasiones más de 5 cm de altura. Es por eso que es mejor usar tacones cuadrados, tacones gruesos de madera o cuñas.

    Todos ellos te permitirán verte bien y serán más cómodos. Puedes combinarlos en multitud de colores, o elegir modelos más originales con estructura de color negro y punta dorada. Los trajes de chaqueta con este tipo de zapatos se ven tan elegantes como con los zapatos de punta fina, sin embargo tus pies de agradecerán el cambio.

  3. Zapatos de punta redonda con plataforma o tacón

    ¿Has visto ese chiste que circula en la red? Se muestra un zapato de punta aguda y dice, ¿por qué diseñan los zapatos así si nuestros pies no tienen una punta aguda? Pues es verdad.

    Las puntas agudas o más estrechas de lo normal aprietan los dedos de los pies de manera anti natural. En esos zapatos el dedo gordo debe aplastarse contra los otros. Eso no puede ser cómodo jamás. Es mejor optarr zapatos cerrados con puntas redondeadas, ya que no aprietan los dedos y te evitarán juanetes y dedos deformados.

    Prueba acombinar unos zapatos con pequeña plataforma o tacón en color coral con un traje de chaqueta blanco, o elige un vestido azul marino con unos zapatos tipo bailarina plateados, dorados, o en color rojo para darle un toque diferente de color a un look monocromo.

  4. Zapatos con plataformas

    Las plataformas son los zapatos ideales para ir a la oficina en contraposición a los clásicos zapatos de salón. La plataforma hace que el tacón pueda ser más bajo, sin quitarle altura a tus zapatos. Además, las plataformas hacen que los zapatos tengan mayor superficie para pisar, con lo que te evitarás los equilibrios que debes hacer con los zapatos altos. Otra de las ventajas de los zapatos de plataforma son que preservan la salud de los pies porque la elevación entre el talón y el empeine no será muy pronunciada.

    Este tipo de zapatos suelen caracterizarse por una suela de goma o esparto en color beige que combina con todo tipo de tonalidades: amarillos, verdes, rojos, azules o blancos, juega con el color de la cuña y el contraste del zapato para combinar unos pantalones tobilleros o una falda midi.

    Los zapatos de plataforma ocupan los escaparates de multitud de tiendas de moda, especialmente en los meses de verano y primavera ya que son un tipo de calzado ideal para los meses cálidos. Zara o Marypaz (en España) son algunas de las tiendas que apuestan por las plataformas, y si buscas un zapato auténtico y de calidad apuesta por los modelos de la firma Mustang.

  5. Zapatos con tiras

    Cuantas veces no nos pasa que se nos sale un zapato, o que nuestros frágiles tobillos van haciendo equilibrio sobre el tacón alto. Lo ideal es usar zapatos que tengan tiras que agarren bien el zapato al tobillo y que cubran los dedos. Sin embargo hay que tener en cuenta algo, y es que las sandalias super desnudas se ven muy elegantes, pero reconócelo, no sirven para ir a trabajar sino para ir a una fiesta.

    En este caso es mejor optar por los botines, con tacón ancho y de altura media para que mantengamos correctamente el equilibrio y nuestro pie se vea protegido. Se ven sensacionales especialmente en verano, y pueden resultar muy acertados tanto para combinar con un pantalón como para una falda o vestido. 

  6. Zapatos bailarina con tacón

    Los flats son zapatos ideales para mujeres pero también son muy utilizados para niñas, no suelen llevar cordones y siguen una línea sencilla que respeta la forma natural del pie. Además podemos combinarlos de diferentes formas y elegir entre muchos modelos, y nunca dejan de ser tan estilosos como unos zapatos de tacón alargado.

    Otra opción es apostar por unos flats con estampados atrevidos. Apuesta por el animal print con un estampado de leopardo, o un look british o inglés con un estampado de cuadros. Olvídate de los clásicos zapatos negros o marrones para ir a trabajar, y arriesga con colores alegres: naranjas, morados, amarillos o rosas para un atuendo estiloso y vanguardista.

  7. Zapatos Oxford con tacón

    Los zapatos Oxford cuentan con un diseño muy personal, y son ideales especialmente para aquellas mujeres que buscan un zapato elegante, cómodo y con un pequeño toque de masculinidad. 

    Combinan con cualquier look, desde unos pantalones pitillo, a un vestido con un toque más casual y podemos encontrarlos de muchas formas diferentes. Uno de los modelos Oxford más famosos son los conocidos como "brogue" que se distinguen por una microperforación sobre la piel. También podemos encontrarlos en un solo color o bicolor, con dibujos, de piel o de charol. Seguro que hay unos Oxford que combinarán con tu estilo a la perfección.

Los zapatos caros suelen tener mejores materiales que los baratos. No es lo mismo pasarse todo el día con unos zapatos de cuero que de plástico, porque el cuero respira y el plástico no. Los zapatos caros suelen tener buenas suelas, interiores acolchados y mejor diseño. Si tienes que trabajar muchas horas al día con tacones, es fundamental comprar zapatos de buena calidad.

Y no solo para ir a trabajar, ni solo para la mujer. También para niños e incluso en el caso de los hombres es fundamental contar con zapatos de calidad que no comprometan la salud de los pies y que permitan andar con comodidad.

Usar zapatos bajos es una liberación total, pero si aún así quieres lucirlos con elegancia y sobretodo con comodidad, recuerda que existen plantillas especiales que pueden adaptarse a cualquier tipo de pie para que sufran mucho menos. Podrás consultar esta opción en la consulta de un podólogo.

¿sabías qué...?

Según los médicos, el uso de tacones altos pueden producir los siguientes problemas:

 

  • Daños en la columna vertebral
  • Degeneración discal
  • Envejecimiento de los discos intervertebrales
  • Juanetes
  • Callos
  • Dedos de martillo
  • Tendinitis
  • Bursitis
  • Neuroma de Morton
  • Osteoartritis
  • Acortamiento del talón de Aquiles
  • Deformidad de Haglund
  • Acortamiento de los músculos de la pantorrilla
  • Metatarsalgia
comenta y pregunta