Qué zapatos debes elegir para un vestido blanco

Calzado ideal para zapatos blancos

Los vestidos blancos son muy bonitos y favorecedores. Pueden ser elegantísimos, frescos, juveniles, agradables y se pueden usar en todas las circunstancias (a excepción de una boda si no eres la novia). Sin embargo, los complementos a usar pueden ser complicados, del mismo modo que ocurre con la elección de los zapatos.

¿Usamos un look blanco total? ¿No será demasiado contrastante con zapatos negros? ¿Los zapatos de colores pueden ser un exceso? En realidad no hay problema. Lo importante es usar zapatos que se parezcan a ti, que sean cómodos y que den el contraste de color adecuado a tu personalidad.

Aquí te damos varias opciones para que puedas combinar un vestido blanco con diferentes estilos de zapatos.

    Índice

  1. Zapatos en color blanco

    La opción de elegir unos zapatos en color blanco, puede ser complicada, porque quizá des una impresión demasiado nupcial. A pesar de todo, el total white puede resultar todo un acierto en según qué circunstancias:

    • Si estás en la playa, bronceada y con sandalias blancas de tiras, estilo griegas, te verás estupenda ya que realzará el tono de la piel.
    • Un vestido largo, blanco y vaporoso con sandalias planas blancas también se puede ver muy bien, al igual que con unas bailarinas.
    • Unos bonitos zapatos para un vestido blanco de encaje también estarán bien en color blanco.
    • Los clásicos zapatos de salón en tonos blancos, harán que tu look sea elegante a la vez que correcto. No es la opción más arriesgada pero te permitirá lucir muy favorecedora si las combinas con unas medias con efecto bronceado.
  2. Zapatos en colores nude

    Color maquillaje o rosa empolvado, son algunos de los colores nude parecidos al color de la piel. Incluso hay casas que tienen una gama de zapatos nude de distintos tonos, para que sean del mismo color de la piel de la usuaria. Sin duda es uno de los colores que mejor combinan con un vestido en color blanco.

    • Si eres muy blanca decántate por unos bonito stilettos en un beige claro.
    • Si eres más morena elige unos tonos más oscuros, un nude quizá más tostado que puedes lucir con unas sandalias de tacón.
    • No te olvides de los siempre favoreceores peep toes en tonos rosados, para un toque elegante y súper femenino.

    Los zapatos nude no destacan sobre el blanco y consiguen un efecto de piernas más largas. Siempre se ven muy elegantes. Con vestido blanco son la opción perfecta.

  3. Zapatos en tonos marrones

    Si tu traje blanco es de invierno, una opción es llevar botas o un zapato estilo botín, ya que es un color que contrasta sin desentonar sobre el blanco.

    • Aprovecha para combinar tus vestidos cortos blancos con botas muy altas en tonos marrones oscuros. Las botas estilo cowboy son un acierto total.
    • Otra opción es usar el marrón mediano, llamado en algunos sitios “colonial”, que es ese tono de cuero clásico que le dará un look más rústico a tu atuendo. Tiene la ventaja de que es un color neutral y siempre se ve bien con blanco. Ese marrón medio también se ve estupendo en sandalias o pumps con un vestido blanco que no sea de invierno.
    • Aprovecha la moda de las sandalias abotinadas para elegir ese marrón oscuro que complementará a la perfección con el blanco inmaculado de tu vestido. Añádele un bolsito estilo bandolera a tu look.
  4. Zapatos en color negro

    El clásico negro puede ser tan complicado como muy estiloso. A la hora de combinarlo con un vestido blanco, lo ideal es que el zapato de color negro adquiera cierto protagonismo.

    • Si tu vestido blanco tiene detalles en negro, unos zapatos también negros pueden verse sensacionales ya que resultan el complemento perfecto.
    • Si es un vestido muy clásico, unirlo a unos zapatos negros también clásicos puede ser excesivamente aburrido, el truco está en darle un punto original a tus pies.
    • Te recomendamos unas sandalias negras o unos zapatos menos tradicionales para dar ese punto poco convencional a tu vestido blanco. Por ejemplo unas sandalias con flores de tul, con tachuelas o con strass
  5. Zapatos en color rojo

    Los zapatos de color rojo son sin duda una de las opciones más arriesgadas a la vez que resulta increíblemente favorecedor. El contraste con el color blanco hacen de unos zapatos rojos todo un acierto, ya que destacan, y le otorgan al vestido una personalidad realmente especial.

    • Elige unas sencillas sandalias rojas para un vestido blanco de corte midi, o bien elige unos zapatos de salón con un tacón alto para lucir unas piernas estilizadas.
    • Si quieres un look más romántico opta por unas sencillas bailarinas con lazo en color rojo. El resultado es original y realmente sensacional.
    • A la hora de combinar el calzado con un vestido blanco podrás optar por un rojo oscuro para un look más elegante y un rojo fuerte y brillante para algo más informal y divertido.

  6. Zapatos en tonos metalizados

    Esta es la opción más fácil y cómoda especialmente indicada para ir a un evento y brillar con luz propia.. Los metalizados se consideran un neutro con mucha persolaidad.

    • Con blanco se ven estupendo tanto los plateados, como los dorados y los color bronce, pewter o cobre.
    • Los zapatos de salón con plataforma en tonos dorados o plateados son muy favorecedores y festivos.
    • Las sandalias con lentejuelas o glitter sin duda te harán ver como una auténtica princesa.
    • Trata de que tus accesorios sean de la misma tonalidad que tus zapatos, pero no exageres con demasiados detalles metalizados.

  7. Zapatos estampados

    El blanco, al ser un color tan suave, hace que se vea estupendo con tonos fuertes e incluso con estampados más atrevidos.

    • Elige unas sandalias originales con algún estampado, especialmente con estampados florales, en tonalidades verdes con amarillos e incluso rosados vibrante. En este caso, los zapatos son los que darán el toque de color y contraste tan necesario con un vestido blanco.
    • Otra opción que siempre se ve bien con vestidos blancos es el animal print, ya sea de leopardo o de cebra. Son una buena opción de zapatos para un vestido blanco roto o blanco tiza.

Recuerda que un mismo vestido puede usarse en varias circunstancias y que todo el outfit cambia solo con zapatos distintos. Elige el tipo de zapato que quieres llevar en función de si se trata de un look de diario, un look para ir a trabajar o bien una fiesta divertida o una boda más clásica. 

No te olvides de los complementos y accesorios. El color blanco te permite jugar con las diferentes tonaldiades que no siempre tienen que ser similares a las de los zapatos. Combina unos zapatos color nude con accesorios en color dorado o unos zapatos marrones con accesorios en color mostaza. Juega con los contrastes para crear un look divino.

¿sabías qué...?

Las enfermeras se visten de blanco desde finales del siglo XIX. La idea de que llevaran traje blanco, zapatos blancos y delantal blanco era mostrar que siempre estaban impecablemente limpias.

comenta y pregunta