Cómo vestirse en la oficina y lucir bien

Tips para vestir bien, formal y elegante en el trabajo

Una vez que ya has pasado la entrevista y has conseguido ese trabajo que tanto quieres, ya formas parte de una oficina. Los primeros días quieres dar la mejor impresión pero seguramente a la semana ya no sabes que ponerte ¡No desesperes! Aquí te dejamos algunos consejos y modelos de ropa ejecutiva que puedes adaptar a tu propio guardarropa.

Tener un buen aspecto para ir a trabajar a la oficina es algo imprescindible que debería de preocuparle tanto a hombres como a mujeres, ya que hay un código marcado que conviene seguir. La imagen que transmitimos puede dar mucha información a la gente que nos rodea, de ahí la importancia de lucir con un look actual y elegante. 

Desde Spoots te enseñamos algunos consejos muy útiles para aprender y saber usar las prendas que forman parte de tu vestuario con mucho estilo y lucir una vestimenta acorde al trabajo, causando una agradable sensación y sin necesidad de gastar demasiado dinero.

    Índice

  1. Separa un traje en dos piezas

    Si trabajas en una oficina, lo más probable es que necesites prendas formales y elegantes que podrás ir reutilizando durante la semana y combinando entre sí. Y es que los trajes de chaqueta a pesar de ser una vestimenta relacionada con el hombre e imprescindible en el armario masculino, ha llegado a convertirse en todo un must para la mujer joven de hoy día, con estilos, colores y cortes que se adaptan según tu cuerpo, y que realzan las líneas femeninas de un modo sensacional.

    A la hora de combinarlo, puedes optar por llevarlo entero o bien puedes usar el dos piezas para llevar con otro tipo de prendas. Por ejemplo si tienes un traje lo puedes ir combinando con diferentes partes de arriba y de abajo. Si usas siempre el mismo saco o si usas el pantalón o falda lo vas complementando con diferentes partes de arriba, como por ejemplo una blusa o una camisa y viceversa. La idea de reutilizar estos trajes es que les puedes aportar un poco más de color.

  2. Casual Fridays en la oficina

    ¿Puedo vestirme con un look casual para ir a la oficina? Si tu empresa lo permite puedes ir vestida de forma casual los viernes, es lo que se conoce con el nombre de "Casual Fridays". Durante este dia se permite cierta "flexibilidad" a la hora de vestir tanto para el hombre como para la mujer, esto incluye jeans o cualquier otro tipo de prenda más cómoda, lo que es un gran alivio. Y es que verse bien y lucir adecuadamente incluso luciendo un look casual para ir a la oficina también es posible.

    Otra opción para hacer tus días de semana más casuales es llevar jeans oscuros o negros y tacones. También puedes optar por blusas cómodas con unos leggins de cuero , o un vestido casual pero con un toque adecuado para lucir con estilo en el trabajo.

    Los sweaters son siempre una gran opción si es que sientes un poco de frío o si es invierno. El otro beneficio es que si los combinas con diferentes camisas puedes armar distintos looks además de ir alternando entre falda y pantalón. Eso sí, descarta por completo la ropa deportiva, ya que no es lo más adecuado ni siquiera en el "Casual Friday".

    De esta forma podrás llevar a un estilo más casual la informalidad de los jeans sobretodo en el caso de chicas jóvenes, o de prendas que reservas para un look más informal. Ten en cuenta que no todos los viernes es posible llevar a cabo el "Casual Friday" y que tendrás que seguir cuidando la vestimenta en el caso de que haya una reunión importante o la visita de alguién relevante.

  3. Zapatos a la moda para la oficina

    Unos tacones nunca están de más, por eso te recomendamos tener un par básico de color negro o algún otro tono oscuro. Los zapatos más adecuados para un look de oficina suelen ser siempre los clásicos zapatos de salón o los siempre elegantes y versátiles stilettos. No es necesario lucir un tacón demasiado alto, con un tacón medio lucirás igual de bien y te permitirá estar mucho más cómoda.

    Si por alguna razón no soportas los tacones hay opciones e ideas muy cómodas e igual de estilosas como por ejemplo uno de los básicos de esta temporada, las bailarinas con acabado en punta y atadas, ideales para el verano. Son un modelo sofosticado que en absoluto pierde la elegancia y la clase por la ausencia de tacón. Te irán genial con unos pantalones sastre y una blusa.

    Para los meses de invierno siempre puedes decantarte por un estiloso botín de piel o unas botas altas. Un acierto siempre y cuando las combines con faldas, creando conjuntos de lo más estilosos y modernos.

  4. Vestidos para oficina

    Otra opción para ir alternando es llevar un vestido, encontrarás muchas maneras de llevarlos y lucirlos siendo una de las prendas de estilo más femenino que encontrarás. Puede ser totalmente negro para ir agregándole distintos accesorios así lo puedes hacer más formal o informal de acuerdo a la ocasión.

    Los vestidos de punto son ideales para los meses más fríos. Puedes combinarlos con unas medias opacas y un cinturón y se ajustan perfectamente al cuerpo permitiéndote vestir adecuadamente para ir al trabajo a la vez que disfrutarás de toda la comodidad que aporta este tejido.

    Para los meses de primavera y verano puedes elegir entre los siempre tan de moda vestidos camiseros en un solo color sin mangas. Optar por colores como el gris marengo, el negro o el beige y combínalo con un fino cinturón de polipiel, crearás un look cómodo a la vez que estiloso.

    Lo bueno de llevar vestidos es que te ayudan a vestirte más rápido y por lo tanto puedes dormir unos minutos más sin tener que ponerte una parte de abajo, una de arriba, los zapatos y si usas falda las medias.

  5. Blazer estiloso para ir a la oficina

    El blazer es una de las prendas imprescindibles que no deben de faltar en el armario de ninguna mujer, y especialmente cuando se trata de combinar un look para ir a la oficina. Podemos tener esta prenda en numeroso colores y estilos ya que se dapta perfectamente a todo tipo de prendas.

    El clásico blazer en color negro, blanco o en tonos marrones es siempre una prenda muy acertada para crear looks muy discretos y elegantes, combinados con una blusa blanca y pantalones en un color más claro que el blazer. 

    Quedan ideales además con un vestido o una falda ya que es el toque justo de formalidad que necesitamos para hacer de cualquier outfit un estilo ideal para el trabajo

  6. Colores, estampados y accesorios

    Una vez que sabemos los tipos de prendas que mejor combinan para un look de oficina es hora de prestar atención a los colores y los estampados así como a los accesorios. Para ello te proponemos los siguientes consejos:

    • Si tienes dudas a la hora de elegir un color, recomendamos que optes por colores neutros y sencillos. Los tones marrones, grises, o beiges son siempre un acierto. Cuanto menos estridentes mejor. Huye del amarillo chillón, el rosa fucsia o el verde pistacho. 
    • Los estampados son otra de las cuestiones que no hay que perder de vista. El animal print combinado con un solo color (negro, marrón o blanco principalmente) es una buena opción aunque en dosis pequeñas. Los cuadros y rayas son estampados que combinan bien si se saben complementar con colores discretos. Lo ideal es que el dibujo de los estampados sea de tamaño pequeño. Los lunares de gran tamaño o los rombos enormes no son la mejor opción.
    • Finalmente no olvides la importancia de los accesorios. Los bolsos de mano son una solución elegante que nos permite además llevar documentos y todo lo necesario para el trabajo. Elige joyas sencillas y poco ostentosas de pequeño tamaño, y recuerda equilibrar el uso de los complementos para no ir sobrecargada.
  7. Estilo discreto y elegante para la oficina

    Recuerda que las claves para elegir un outfit perfecto a la hora de ir a la oficina es que sea discreto y elegante. Huye de los colores y estampados muy estridentes, y apuesta siempre por colores muy neutros como los colores tierra que siempre combinan bien entre sí.

    Elige zapatos elegantes a la vez que cómodos y recuerda que en la sencillez está el buen gusto. Combina una prenda con diversos complementos cada día y conseguirás que se convierta en un atuendo completamente diferente.

    Finalmente recuerda que debes de cuidar tanto tu peinado como tu maquillaje. Elige siempre peinados sencillos y fáciles de llevar, nada de peinados sofisticados, una melena bien peinada con ondas que aporten volumen o un recogido sencillo puede ser suficiente.

    En cuanto al maquillaje este debe de ser sencillo y apenas perceptible. El toque justo de luminosidad y rimmel para darle vida a la mirada y lucir una piel saludable. Elige tonos pastel y huye de las sombras muy oscuras. A veces un toque de gloss rosado es suficiente para lucir natural a la vez que con un aspecto muy cuidado.

Recuerda contar con los siguentes básicos en tu armario:

  • Una falda lápiz o evasé.
  • Unos pantalones formales.
  • Unos pantalones vaqueros.
  • Tres camisas.
  • Tres sweaters.
  • Dos pares de bailarinas.
  • Un par de tacones.
  • Un par de blazers.

Con estos complementos de estilo femenino tienes el comienzo de tu guardarropa laboral y barato con todos los atuendos que necesitas para vestir correctamente. No pierdas oportunidad para encontrar tu propio estilo profesional y muy fashion a la hora de vestirte y disfruta combinando con estilo.

¿sabías qué...?

Si ya llegas tarde a tu trabajo y no sabes que ponerte la opción más segura es usar todas tus prendas negras y algún accesorio que resulte interesante como por ejemplo un pañuelo, un cinturón o una cartera.

comenta y pregunta