Vestidos de encaje para fiestas

Cómo combinar un vestido con encaje para cualquier evento

Los vestidos de encaje son sin duda grandes protagonistas de eventos formales y fiestas, dado que su delicada tela hacen de ellos siempre una opción muy acertada. Una de las principales particularidades que ofrecen este tipo de vestidos es que se adaptan a cualquier tipo de estilo, ya sea un look más rockero o un outfit romántico.

Por otro lado, los vestidos de encaje admiten multitud de posibilidades a la hora de combinarlos junto con otros accesorios y conseguiremos looks muy diferentes para poder llevar un mismo vestido en diversas ocasiones

A continuación veremos las diferentes posibilidades que los vestidos de encaje nos ofrecen para poder ir a la moda.

    Índice

  1. Vestidos de encaje largos

    Vestidos de encaje largos

    No hay duda de que los vestidos largos de encaje son la opción más elegante y sobria que podemos elegir para nuestra fiesta. Es por ello que la mejor forma de utilizarlos será siempre en aquellos eventos que requieran de un toque de elegancia y formalidad. La tela de por sí hará que nuestro vestido luzca con mucha personalidad:

    • Si el evento es muy formal lo ideal es no arriesgar con los colores: elige un clásico color negro para tu vestido ajustado junto con unos zapatos de salón en el mismo tono o incluso en tonos crudos. Un clutch con pedrería complementará tu look al que no necesitarás añadirle mucho más.
    • Si el evento es formal pero nos permite lucir un color más atrevido, el rojo sin duda causará sensación combinado con tonos plateados o beiges. Si prefieres una opción menos arriesgada el morado o el marrón oscuro nunca fallarán. 
    • Otra opción muy acertada es la de combinar un cuerpo de encaje para la aprte superior, y una falda que aporte más originalidad en un solo color, pudiendo elegir entre volantes o incluso plumas para un ambiente más festivo. Lo ideal es que los zapatos sean del mismo color que el cuerpo de encaje, de modo que haya un equilibrio entre los tonos del vestido.
  2. Vestidos de encaje cortos

    Vestidos de encaje cortos

    Los vestidos de encaje cortos son alegres y aportan un toque muy babydoll e incluso romántico. Son más acertados en aquellos eventos más informales que nos permiten una mayor flexibilidad a la hora de elgir tanto el color como el corte del vestido.

    • Los vestidos de encaje cortos nos permiten lucir piernas y sobretodo calzado, por lo que debemos de prestar una especial atención a este complemento.
    • Los vestidos de encaje de color blanco son muy elegantes y femeninos y nos permite elegir un calzado más variado en tonos nude o dorados para darle ese pequeño toque festivo. 
    • Elige un vestido en color rosa maquillaje y combínalo con unas bonitas sandalias joya en negro para darle un punto de sofisticación.
    • Combina tu vestido de encaje con una falda de tul. De este modo tu vestido ganará en estilo y originalidad.
  3. Vestidos de encaje con largo midi

    Vestidos de encaje con largo midi

    El largo midi es sin duda uno de los tipos de largura para vestidos más elegantes y bonitos. La elección de un vestido de encaje en corte midi es siempre un acierto, nos permite ir muy bien vestidas sin necesidad de recurrir al vestido largo, y lucir nuestro calzado sin tener que llevar un vestido corto.

    • Elige un vestido con falda tubo para añadirle un plus de elegancia a tu look. El color negro te hará ver más alta y esbelta, uos sencillos zapatos en el mismo color combinados con un bolso joya serán suficientes para lucir perfecta.
    • Los vestidos midi con una falda de vuelo son absolutamente ideales para todo tipo de eventos. Además de ser muy femeninos y románticos nos permiten vestirnos con ese toque retro que siempre resulta tan encantador.
    • Elige colores suaves como por ejemplo el coral o el lila para una fiesta de día y tonos más oscuros como e verde esmeralda o el marrón chocolate para eventos nocturnos.
  4. Vestidos de encaje de un solo color

    Vestidos de encaje de un solo color

    Los vestidos de encaje de un solo color resultan más fáciles de combinar con otros complementos y además permiten que el encaje destaque mucho más, especialmente cuando elegimos colores oscuros:

    • El negro hará que el encaje resalte de forma asombrosa sobre la piel. Elige un vestido con brazos y espalda de encaje para darle protagonismo a esta zona del cuerpo. 
    • El color blanco, el beige, o los tonos maquillaje por el contrario harán que el encaje destaque de una forma más sutil, es ideal para acudir a eventos de día. Resulta muy elegante y favorecedor.
    • Los colores dorados y plateados son mucho más arriesgados. En estos casos es conveniente que los complementos sean sencillos y discretos para no sobrecargar el look. 
  5. Vestidos de encaje estampados

    Vestidos de encaje estampados

    Los vestidos de encaje estampados son sin duda la opción más original, pudiendo encontrar modelos realmente asombrosos. 

    • A la hora de lucir un vestido de encaje con estampados, es importante elegir accesorios de un solo color, para que el estampado no se vea eclipsado.
    • Intenta que los colores del estampado no sean demasiado estridentes, ya que en este caso el encaje pasará desapercibido y apenas se apreciará.
    • La combinación de dos o tres colores únicamente en un vestido es la opción perfecta para lucir un estampado bonito sin que quede sobrecargado. 

Al ser un tejido muy delicado, hay que poner especial cuidado a la hora de lavarlo. La mejor forma de hacerlo consiste en meterlo dentro de una bolsa de algodón para evitar que se enganche. Utiliza un detergente suave para prendas delicadas y lava en un ciclo de ropa delicada con agua fría. La mejor forma de secarlo es sobre una superficie plana al aire libre, o bien colgado de forma vertical sobre un tendedero. Podemos fijar el encaje con alfileres a la tela y a su vez a una superficie plana para evitar que pierda su forma original.

¿sabías qué...?

La tela de encaje recibe este nombre debido a que antiguamente se colocaba entre dos lienzos para hacer que encajara sobre otras telas.