Cómo no verse gorda de blanco

¿Sabes cómo utilizar el blanco para que te favorezca y verte fabulosa?

Todos sabemos que el negro nos hace ver más delgados, pero ¿el blanco nos hace ver más gordos? No realmente. Lo que ocurre es que el negro crea la ilusión de que nos vemos más delgados porque no marca las curvas del cuerpo, y nos hace ver más estilizados. Pero el blanco es un color genial: es elegante, se combina fácilmente, es sencillo y puede resaltar nuestros accesorios incluso más que el negro.

Hoy te daremos algunos consejos para poder vestirse de blanco y no verse gorda, incluso lucir elegante, sofisticada, y hacer las combinaciones que más te gusten. 

    Índice

  1. Elimina o combina la ropa ajustada

    A veces queremos ropa ajustada que haga notar nuestras maravillosas curvas, pero a veces no. Una buena forma de utilizar el color blanco es utilizando prendas no ajustadas, o combinarlas. Si por ejemplo quieres utilizar una camisa blanca ajustada, combínala con un pantalón ancho. Si quieres usar ese jean ajustado que hace que tus piernas se vean deliciosas, puedes utilizar una camisa o franela blanca ancha con los accesorios de tu preferencia.

  2. Usa ropa interior de tu talla

    Como comentamos anteriormente, el color blanco marca más tus curvas. Si estas utilizando ropa interior pequeña, esta se marcará más en tu piel, haciendo que te veas un poco gorda. Además, utilizar ropa interior de la talla correcta es sumamente importante para la salud, tanto para evitar la generación de hongos de piel, dolencias musculares y hasta para evitar el cáncer de mama. Recuerda que salud es belleza.

  3. Blanco + Color

    Una de las técnicas que nunca falla es desviar la atención de quién te mira. Si tienes piernas delgadas utiliza pantalones blancos pero combínalos con un top full de color. Si por el contrario tienes piernas gruesas y torax delgado, utiliza faldas de tu color favorito con una fabulosa camisa blanca. Intenta llevar el blanco a esas zonas que más quieres destacar.

  4. Apuesta a la elegancia

    Poco importa tu peso si tienes un look elegante y sofisticado. Y lo bueno, es que el blanco es el símbolo de la elegancia, o al menos así lo consideraba Coco Channel. El blanco combina con todo –absolutamente todo- pero su mejor amigo es el color negro. Puedes combinar un pantalón negro con una hermosa blusa blanca y combinarlo con tus accesorios dorados favoritos.

  5. Estar cómoda es estar hermosa

    A veces nos preocupamos demasiado por la forma en que nos vemos y nos olvidamos de algo crucial en nuestras ajetreadas vidas: la comodidad. Recuerda siempre vestirte de acuerdo a la ocasión, y tampoco olvides que un look cómodo puede ser un atuendo muy hermoso. ¿Te molestan los zapatos altos? No te preocupes, puedes utilizar zapatos bajos o buscar alguna de las opciones de tacones cómodos y bajos que hay en el mercado. ¿La ropa ajustada te sofoca? No la uses. ¿Ciertos colores no te parecen halagadores? Elimínalos de tu paleta de colores.

¿sabías qué...?

La emblemática blusa blanca -la misma que hoy en día es un ícono de la moda femenina- solía estar limitada al uso exclusivo de los hombres.

comenta y pregunta