Turbantes para bodas: ideas para combinarlos

Recomendaciones para lucir un turbante de fiesta con estilo

El aire exótico de los turbantes ha hecho que se conviertan en uno de los accesorios con más popularidad entre las mujeres que buscan algo realmente original. Inspirados en los looks de los años 20, en los últimos años se han convertido en toda una tendencia a la que es dificil resistirse. 

Por otro lado, la amplia variedad de colores y estilos de turbantes que podemos encontrar, nos permite encontrar siempre el más adecuado en cada ocasión: con pedrería, de seda, en coloridos estampados e incluso de ganchillo. Ya no hay excusa para caer rendidas a este accesorio que es todo un must.

    Índice

  1. Combinar un turbante liso

    Combinar un turbante liso

    Los turbantes de un solo color y sin ningún adorno son ideales para aquellas invitadas que quieren lucir un accesorio original a la vez que sobrio. Dicen que en la sencillez está el buen gusto, y en el caso de los turbantes lisos se cumple con creces.

    • Los turbantes lisos son ideales cuando por ejemplo llevas un vestido con un estampado llamativo, ya que suaviza el conjunto.
    • Otra opción es combinarlos con un traje de un solo color, pero diferente al del turbante. El turbante liso puede ir a juego con el resto de complementos como por ejemplo el bolso o los zapatos, quizá también un cinturón. Aportará el toque de color justo para complementar el look.
    • Si eliges un turbante del mismo color que el vestido que hayas elegido para la boda, el resultado puede ser un poco monótono o demasiado formal. Atrévete a combinar diferentes tonos para destacar.
  2. Combinar un turbante con lentejuelas

    Combinar un turbante con lentejuelas

    Los turbantes con lentejuelas son sin duda una opción arriesgada que puede quedar bien para según que tipo de vestido y que tipo de boda. De lo que no hay duda es de que aporta un aire muy festivo y alegre que puede ser todo un acierto.

    • Por lo general, un turbante con lentejuelas suele ir a juego con el vestido que también estará adornado con estos pequeños destellos de luz, así que dado que es un turbante arriesgado y llamativo no conviene combinarlo con muchos más colores.
    • Puedes recoger tu cabello por dentro del turbante para que se lleve todo el protagonismo. Eso sí, es preferible que elijas pocas joyas y que estas sean discretas ya que el turbante de por sí ya brillará con luz propia.
    • Elige un turbante sencillo, sin muchos más adornos que el que ya le proporcionan las propias lentejuelas. De este modo no sobrecargarás el outfit.
  3. Combinar turbantes con flores

    Combinar turbantes con flores

    Los turbantes combinados con flores son, quizá, la opción más romántica de todas las existentes a la hora de combinar un turbante para ir de boda. Bien escogidas pueden hacer de tu tocado un auténtico éxito.

    • Lo ideal es adornar el turbante con flores naturales ya que el resultado es mucho más bonito y estético. Para que las flores duren más tiempo se suelen utilizar diversos productos: uno de ellos es el pegamento floral el cual cauteriza la flor para que no pierda agua y de este modo dure más tiempo fresca.
    • Elige flores de temporada, ya que si están habituadas al clima en el cual se celebrará la boda durarán mucho más bonitas durante más tiempo.
    • Combina el color de las flores con el del turbante. El color beige o gris va muy bien con tonos blancos o anaranjados. Un turbante en color fucsia quedará con un toque más romántico y suave si le añades pequeñas flores en color rosa palo. Combina tamaños y tonalidades para que se adapten a tus gustos y sobretodo al look que llevarás ese día.
  4. Combinar turbante con plumas

    Combinar turbante con plumas

    Los turbantes con plumas son una opción muy original a la vez que elegante ya que las plumas recuerdan a la época en la que se popularizó el Charleston en los años 20. Admiten numerosas combinaciones y siempre resultan muy exitosas para prácticamente cualquier tipo de traje.

    • Un turbante liso en color crema o gris puede adquirir un protagonismo asombroso si lo adornas con hermosas plumas de pavo real en tonos verde esmeralda o morado. Convertirás tu turbante en el centro de todas las miradas por su belleza y elegancia.
    • Otra opción es la de elegir el color de la plumas acorde al color del vestido. Si vas a lucir un vestido en tonos azules elige unas largas plumas de este color bajo un fondo de un color más neutro. 
    • Si quieres crear un contraste entre volúmenes elige plumas de diferentes tamaños y adórnalas con un bonito broche en el centro. El resultado será fabuloso.
  5. Combinar turbante con redecilla

    Combinar turbante con redecilla

    Los turbantes con redecilla son una opción muy original ya que no suele ser la forma habitual en la que suelen utilizarse este tipo de tocados, sin emabargo resultan muy femeninos y adecuados para asistir a una boda ya que conservan un aire vintage muy favorecedor.

    • Por lo general la redecilla suele llevarse durante toda la boda y el banquete hasta que los novios abren el baile, por lo que si piensas que puede ser un poco engorroso deberás de decantarte por ota opción.
    • Recuerda que el largo adecuado de la redecilla debe de tapar el rostro entero o bien hasta el comienzo del labio superior, ni más ni menos.
    • Por lo general la redecilla debe de ser del mismo color que el turbante, no olvides este pequeño detalle para lucirlo con elegancia.

Los turbantes para invitadas de boda nos ofrecen muchas posibilidades diferentes, cada una de ellas original a la vez que sofisticada. Además podemos recogernos el pelo para lucirlo en todo su esplendor, o bien optar por llevar el pelo suelto, elegir entre multitud de colores y transformar cualquier traje o vestido en un look con ese punto oriental y exótico que lo convertirá en el centro de todas las miradas.

¿sabías qué...?

En la cultura hindú, el turbante designa la posición social de la persona que lo lleva. Así, podemos encontrar una amplia variedad de turbantes en telas más rudimentarias hasta los más lujosos y recargados.