Tips para elegir las gafas de sol según la forma del rostro

Identifica tus rasgos faciales para elegir las gafas adecuadas

A la hora de comprar unas gafas de sol, a menudo, nos fijamos únicamente en si están de moda, si se han convertido en tendencia entre las celebrities más famosas, o en si ese tipo de gafas en cuestión es de los más vendidos. ¿Pero qué ocurre cuando nos probamos el modelo elegido? Pues sencillamente descubriremos que no hemos acertado en absoluto por no haber tenido en cuenta una serie de factores muy influyentes.

¿Necesitas unas gafas de sol nuevas? Hoy en Spoots te facilitamos varios tips para que la elección de este complemento se convierta en algo personal. Ovaladas, redondas, cuadradas, con forma de gato... las gafas aportan mucho estilo y personalidad a nuestro rostro, pero su selección, en ocasiones, puede complicarse bastante si nos centramos únicamente en la parte más estética.

¿La clave? Tener en cuenta la forma de nuestro rostro. Con este sencillo truco conseguiremos encontrar las gafas de sol perfectas que nos sienten bien y, además, realcen nuestros rasgos faciales. Presta atención al siguiente análisis que hemos hecho para poder elegir gafas de sol para mujer segun el rostro.

    Índice

¿Qué tipos de monturas existen?

Para adaptar un modelo concreto de gafas a nuestro rostro, es importante conocer los tipos de monturas que hay y los diferentes estilos de gafas de sol para mujer. De esta forma iremos definiendo nuestros gustos y tendremos el punto de partida de la elección.

Montura completa

Esta clase de montura enmarca totalmente las lentes. En la actualidad, existen muchas variedades de materiales para su fabricación, desde pasta (muy de moda ahora) hasta el aluminio. Resaltan los ojos y acentúan la mitad superior de la cara.

Media montura

En este modelo las lentes quedan al aire por alguno de sus lados, y, al igual que las anteriores, ayudan a realzar la parte superior del rostro mientras suavizan los rasgos de la mandíbula.

Lentes al aire

Sujetas con varillas, este modelo de gafas es la elección principal en aquellos casos en los que se desee restar protagonismo a la frente.

¿Pueden influir otras partes del rostro en la elección de las gafas de sol?

Definitivamente sí. No solo la forma de este es determinante, sino que los ojos y la nariz pueden mediar en que nuestra elección no sea la correcta. También dependerá del tamaño de tu rostro. No te imaginas lo difícil que es encontrar gafas de sol de mujer para una cara pequeña.

Dependiendo del tamaño de la nariz

  • Si tienes una nariz ancha y grande deberás optar por aquellas lentes que tengan una estructura metálica o queden al aire. Suavizarán una nariz marcada y no centrarán la atención en ella.
  • Si es larga, elegiremos una lentes con un puente bajo. De esta forma, crearán un efecto sobre ella que hará que parezca un poquito más corta.
  • Si es muy pequeña y corta, escogeremos una montura metálica de puente alto, para que, al contrario que en el punto anterior, esta aparente ser más larga. 

Dependiendo de la distancia entre los ojos

  • Si están demasiado juntos es recomendable elegir unas lentes pequeñas, de lo contrario, un cristal o una montura demasiado grande podrían hacer parecer que estos están medio cerrados.
  • Si están algo separados, se aconseja disimular la distancia entre ellos con unas gafas de tamaño grande y sin montura alguna.

Y mi rostro es…

  1. Gafas de sol para un rostro ovalado

    Si eres de las afortunadas que tienen este tipo de rostro no tendrás casi ningún problema a la hora de encontrar el modelo de gafas perfecto. Se caracteriza por ser un tipo de cara bien proporcionada, ligeramente redondeada y armónica. Su equilibrio, reside en la igualdad que presenta la línea que va desde las cejas hasta la barbilla, lo cual genera simetría.

    Por lo que los factores que tendrás que tener en cuenta serán los relacionados con el estilo o look de tu pelo. Si tienes el pelo corto elige gafas rectangulares con cristales de colores, mientras que si tu cabello es largo deberás optar por modelos grandes, XXL o lentes de sol tipo aviador para mujer.

    Apuesta por formas de gafas ni demasiado estrechas ni demasiado anchas, con forma de nuez. Marcos que sean proporcionales con la parte más ancha de la cara. Monturas con figuras geométricas. Evita las gafas demasiado grandes y con formas redondas.

  2. Gafas de sol para un rostro rectangular

    El rostro con forma rectangular, se caracteriza por unos pómulos marcados, una frente alta y una mandíbula ancha y más larga. En este caso, debes evitar las gafas pequeñas, geométricas y con un arco demasiado horizontal, ya que potenciarán la anchura de la frente y se convertirá en la protagonista de la cara.

    Busca lentes altas, con monturas marcadas en la parte superior, de esta forma disimularás la largura del rostro y suavizarán los ángulos. El estilo cat eye y wayfarer son ideales.

    Apuesta por monturas con un puente bajo que achique tu nariz y también aquellos diseños que acentúen la profundidad antes que la anchura. 

    Evita las monturas pequeñas y los diseños que alarguen más el rostro.

  3. Gafas de sol para un rostro redondo

    Este rostro, de contorno enteramente curvo, puede añadir alguna dificultad debido a que su forma circular no es del todo definida.

    Este tipo de cara se caracteriza por ser corta, con una frente muy ancha, grandes mejillas y una redondeada barbilla que se convierte en pilar del rostro proporcionando la forma al conjunto.

    Evita las gafas ovaladas y circulares que aportarán mayor sensación de redondez a tu cara, y decántate por las angulares y geométricas de colores oscuros para dar sutileza y centrar la atención en la mitad superior de tu rostro. Evita las gafas pequeñas y las monturas cortas.

    Apuesta por las monturas estilo mariposa, y todos aquellos diseños que tengan una forma hacia arriba, como para que la parte superior del rostro sea la que llame la atención. Otra buena opción es escoger un puente transparente para dar sensación de más espacio entre los ojos.

  4. Gafas de sol para un rostro cuadrado

    De frente amplia, mandíbula ancha y mentón prominente, este rostro basa su elección de complementos en intentar suavizar los rasgos tan angulares.

    Opta por las gafas grandes de tipo XXL que tapen parte de las cejas, y las de forma de mariposa (planas y anchas por los lados) en tonos oscuros. Sin embargo, debes evitar las cuadradas, ya que potenciarán más tus rasgos.

    Apuesta por diseños redondos u ovalados que creen contraste con la forma del rostro. También te sentarán muy bien las varillas que se conecten en la parte superior de la montura.

  5. Gafas de sol para un rostro triangular

    Este es uno de los tipos de rostro que más dificultades plantea, pero difícil no significa imposible, ¿verdad?.

    Caracterizado por una parte inferior muy marcada y ancha, esta clase de cara se distingue por presentar una frente estrecha que se va ensanchando a medida que llega a las mejillas.

    Por eso, el objetivo que se persigue es el matizar la anchura del mentón y acentuar los ojos para generar especial atención sobre ellos.

    Evita las monturas estrechas o las varillas situadas en la parte inferior y opta por todas aquellas que acentúen la parte superior del rostro. Las gafas de tipo aviador con cristales de color claro son perfectas si tienes este tipo de rostro.

    Apuesta por monturas que acentúen la parte superior de la cara y disimulen la anchura de la mandibula. Monturas con algún diseño o color llamativo en la parte superior.

  6. Gafas de sol para un rostro con forma de corazón

    Conocida también como triangulo invertido, esta forma de rostro presenta una frente y pómulos anchos y una barbilla muy estrecha que acaba con forma “de pico”.

    Al igual que en anterior caso, se busca suavizar el mentón y destacar la parte superior de la cara para que la parte inferior no destaque como única protagonista.

    Apuesta por las monturas más anchas por debajo de formas redondas y colores suaves. Uno de los modelos aconsejable es el aviador. Pero evita todas aquellas gafas que sean demasiado recargadas, lo único que conseguirán será desequilibrar la forma del rostro y no dar una sensación de armonía.

  7. Gafas de sol para un rostro con forma de diamante

    Los rostros que tienen una forma de diamante se caracterizan por tener unos pómulos altos y tanto la frente como el mentón pequeños. Si trazaramos una línea imaginaria entre estos puntos observaríamos la forma de un rombo o un diamante, de ahí su nombre.

    Para estos casos, es importante evitar las gafas de sol con monturas muy anchas ya que ocuparán gran parte de la cara y resaltarán más el pequeño mentón. Es más adecuado elegir una montura con la parte de arriba más recta y la parte inferior más redondeada. Las formas redondeadas suavizan y aportan mayor naturalidad.

    Las gafas estilo retro son perfectas para este tipo de rostros, ya que además de ser muy versátiles favorecen mucho a las caras angulosas.

Según la montura, el rostro, el pelo, la nariz o los ojos, este complemento puede ser muy fácil de elegir si estás atento a todos estos factores, así que ya sabes, mantén los ojos bien abiertos y no dejes escapar tu modelo de gafas de sol.

¿sabías qué...?

El mismísimo emperador Nerón utilizaba unas gemas pulidas y oscurecidas a modo de gafas de sol para poder ver sin molestia alguna los espectáculos de gladiadores.

comenta y pregunta