Cómo teñir ropa de algodón

Aprende cómo cambiar o mejorar el color de tus prendas desde casa

La ropa envejece y siempre nos recomiendan teñirla nuevamente para devolverle una coloración nueva y brillante. La ropa de fibras naturales -tales como el algodón o la seda- pueden teñirse de forma mucho más efectiva que las fibras sintéticas, tales como el poliéster.

Por otro lado, a veces queremos convertir una simple franela blanca en un estallido de color, personalizarla para que se refleje mejor nuestro estilo. El algodón es una de las fibras que mejor absorbe el tinte. Teñir la ropa de algodón es un proceso sumamente fácil, así que no debes temer dañar tu ropa y perder el tiempo y el esfuerzo.

Para teñir tu ropa en casa necesitarás:

  • Funda de plástico o periódico
  • Guantes de goma
  • Una olla grande
  • Colorante (orgánico o químico)
  • Fijador (en caso de utilizar colorante orgánico)

En Spoots te ofrecemos algunos consejos para teñir toda tu ropa de algodón fácilmente y sin perder calidad.

    Índice

  1. Lava tu ropa antes de teñirla

    El primer paso para teñir la ropa de forma adecuada es lavarla. La razón es simple: si tu ropa está sucia estará cubierta de partículas de todo tipo de suciedad como polvo, grasa u otras sustancias. Esto hará que el teñido no sea uniforme y que queden restos que deslucirán el resultado. Así que antes de teñir tu ropa, procura lavarla.

    Si la prenda en cuestión es blanca, puedes agregar un poco de tinte blanco, ya que el blanco puro es un color que absorbe los colores del tinte. Recuerda que no necesitas secar la ropa antes de teñirla.

  2. Prepara el espacio de trabajo

    Ya que estamos trabajando con tintes permanentes, procura cubrir tu espacio de trabajo con una funda de plástico o periódicos. Ten a mano una toalla vieja y toallitas húmedas en el caso de que algo de agua salpique.

    También recomendamos utilizar guantes de plástico para no maltratar las manos así como mantener todos los productos separados unos de otros, especialmente los colores de los tintes de modo que no se mezclen entre sí y no manchen el espacio de trabajo. 

    Una vez que tenemos todo el material perfectamente a mano, es el momento de comenzar el proceso de teñido de cada una de las prendas.

  3. Colorantes para teñir ropa: ¿Orgánico o químico?

    Antes de teñir la ropa de algodón, hay que elegir el tipo de tinte que vamos a utilizar. Podremos elegir básicamente entre dos opciones.

    Colorante orgánico

    Nuestros antepasados también teñían la ropa con mucha facilidad, y encontraban colores ideales en productos naturales. Si deseas optar por un producto no contaminante natural puedes hacer tintes de:

    • Zanahoria (naranja)
    • Remolacha (vinotinto/ púrpura)
    • Té o café (marrón)
    • Fresas o berries (rojo/ rosado)
    • Alcachofa u hojas de espinaca (verde)
    • Paprika o curry (amarillo / naranja)

    Para sacarle el color a estos productos solo debes ponerlos a hervir. La cantidad que utilices dependerá de qué tan fuerte quieres que sea el color y el tono. Después de media hora hirviendo, el agua deberá adquirir el color deseado.

    Anteriormente debes sumergir la prenda de algodón en el agua de color, sumérgela en agua con fijador. De esta forma el color será más duradero y brillante.

    Colorante químico

    En el mercado podrás encontrar una amplia oferta de tintes en polvo así como una amplia gama de colores, que puedes mezclar para lograr el tono deseado. Estos tintes suelen tener precios muy económicos.

    Para teñir con tintes químicos usualmente deberás diluir el polvo en agua hirviendo e introducir la ropa por un mínimo de una hora.

  4. Deja en remojo la ropa con el tinte

    Tanto si estás siguiendo un proceso de tintado con tintes orgánicos como si estas siguiendo un método con tintes químicos se recomienda esperar un mínimo de una hora en remojo en agua caliente.

    Sin embargo, si estás buscando un color intenso, prueba a dejar la ropa toda la noche. Notarás que el color será menos brillante una vez que la pieza de algodón esté seca y tras varios lavados necesarios para eliminar los restos de tinte.

  5. Cuidado con la pérdida de color

    Una vez que hemos terminado con el proceso de remojo de las prendas, tendremos que lavarlas al menos dos veces más para eliminar el exceso de tinte y dejarlas con su nuevo color. Sin embargo deberás de tomar precauciones.

    Usualmente las piezas recién teñidas desprenden mucho color en las primeras lavadas. Procura lavarlas separadas de otras piezas para no teñir prendas que no deseas teñir y siempre en agua fría, de modo que el color se fije mucho mejor.

Por lo general, los tintes que se comercializan vienen con un fijador del color que se añade durante el proceso para asegurarnos de que el color quedará tal y como deseamos. En cualquier caso, un truco para fijar el color de forma efectiva consiste en agregar al agua fría del último enjuague un chorro de vinagre blanco y dejarlo en remojo unas horas. 

¿sabías qué...?

Algunas lavadoras tienen la opción de teñir. Sólo debes agregar el polvo de colorante dentro de la lavadora y seleccionar la opción correcta. Comprueba si el modelo de lavadora que tienes en casa permite esta alternativa para ahorrarte algunos de los pasos.

comenta y pregunta