Cómo ponerse un liguero

Aprende a colocarte un liguero paso a paso

El liguero, se ha convertido con el paso del tiempo en una pequeña prenda con mucho poder ya que es capaz de despertar toda la feminidad y sensualidad de una mujer. Utilizado para sujetar las medias, poco a poco ha ido adquiriendo mucho protagonismo entre aquellas mujeres que quieren sentirse sexys con una pizca de provocación.

Este toque de lencería con aires pin up puede convertirse en una opción muy cómoda a la vez que provocativa, y para que puedas ponértelo sin complicaciones, te enseñamos el paso a paso para colocar un liguero fácilmente.

    Índice

  1. Elegir el liguero adecuado

    El primer paso es elegir el liguero adecuado. Si acudes a una tienda de lencería, podrás comprobar que existen multitud de modelos y estilos diferentes, desde los más básicos hasta los más provocativos u originales.

    • Si quieres utilizar el liguero como una prenda básica más de uso diario, lo ideal es elegir un tipo de liguero que te haga sentir cómoda, en este caso aquellos que tienen una cintura más alta son muy recomendables ya que además evitan que se marque la ropa interior que llevas debajo.
    • Algunos ligueros llevan incorporados una faja que ayuda a afinar las curvas. Este tipo de ligueros son ideales para disimular algunos kilos.
    • Si buscas un liguero para una ocasión especial, puedes encontrar multiud de diseños con todo tipo de adornos, desde elaborados encajes hasta pedrería, plumas, o estampados de lo más originales. Elige aquel que mejor te haga sentir y sobretodo aquel que te haga estar más cómoda.
  2. Coloca el liguero

    A la hora de colocar el liguero debemos de comprobar el sistema adecuado para colocarlo. Algunos de ellos se ajustan solamente con subirlos hacia la cintura, otros sin embargo se abrochan medinate enganches e incluso velcro.

    Si no es un liguero de cintura alta que quedará más por encima, el liguero debe de quedar a la altura de la cintura. En este paso tan solo debes de prestar especial atención al colocarlo de modo que quede ajustado pero sin que apriete demasiado.

  3. Sube las medias para unirlas al liguero

    El siguiente paso para colocar un liguero consiste en subir las medias para engancharlas al liguero. Para ellos súbelas cuidadosamente hasta llegar a la altura de las tiras. Recuerda que las tiras posteriores deben de ser algo más largas que las tiras delanteras, ya que de este modo no tendrás problema a la hora de agacharte o sentarte.

    A continuación solamente debes de abrochar el extremo de la tira al borde superior de las medias que generalmente ya vienen acompañadas de un enganche.

  4. Ajusta la altura de las medias

    Cuando las medias ya están firmemente enganchadas al liguero, llega el momento de ajustar adecuadamente las tiras para que no queden ni muy tensas ni demasiado holgadas. Este paso es muy sencillo, pues simplemente debes de ajustar la pieza corredera que hay en cada una de las tiras hasta encontrar la posición deseada. Súbela y bájala tantas veces como sea necesario a lo largo del día para que las medias estén en su sitio y puedas moverte con comodidad.

    La clave está en que las medias queden en la posición perfecta de modo que no se arruguen a la altura de los tobillos por no estar ajustadas o que queden demasiado tirantes como para que creen problemas a la hora de realizar cualquier movimiento. Firmes pero cómodas.

  5. Coloca la ropa interior

    El último paso una vez que ya has colocado el liguero es colocarse la ropa interior que quedará generalmente por encima del liguero. Si lo colocas por debajo, a la hora de ir al baño el proceso será muy engorroso debido a que deberás desabrochar todo el liguero y volverlo a colocar.

    En cualquier caso si el liguero lo vas a utilizar durante un período corto de tiempo puedes optar por colocar tu ropa interior primero. La cuestión es simplemente que te sientas de la forma más cómoda posible para poder lucirlo con todo el estilo y elegancia que esta prenda merece.

A la hora de invertir en un liguero, es importante elegir uno de buena calidad ya que además de garantizar un tiempo más prolongado de uso, conseguiremos una sujeción perfecta así como la máxima comodidad. De igual modo debes de prestar especial atención al cuidado de las medias, y evitar manipularlas con las uñas demasiado afiladas ya que podrías ocasionar carreras o agujeros que las deslucirían por completo.

¿sabías qué...?

La tradición de llevar un liguero está muy arraigada a las novias en el día de su boda. La liga desde tiempos pasados ha representado ser un símbolo de pureza y virginidad. Además debe de ser azul, ya que el color azul simboliza la fidelidad.

comenta y pregunta