Cómo llevar un sujetador con un vestido sin espalda

Ideas de sujetadores para lucir una espalda descubierta

Tienes una fiesta de gala, una boda nocturna o un acontecimiento importante, me imagino que te compraste un vestido espectacular que no tiene espalda. Cuando te lo probaste, llevabas sujetador, porque no importaba que se vieran las tiras. Pero cuando llegaste a casa te diste cuenta que tu bello vestido debe obligatoriamente evitar las tiras de sujetador y que no te sientes cómoda sin usar uno.

Nada de problemas, eso nos ha pasado a todas. Es por eso que algunas expertas dicen que al ir a probarse un vestido especial una debería llevar una bolsa con sujetadores multi usos, distintos zapatos e incluso maquillaje para que estemos seguras de cómo se va a ver el vestido fuera de la seguridad del probador.

En todo caso, aquí te decimos qué sujetadores son los adecuados para tu vestido.

    Índice

  1. Sujetadores adhesivos

    En tu tienda de ropa íntima puedes encontrar estos sujetadores adhesivos. Suelen venir en cajas con varios juegos. Debes tener en cuenta la talla, porque vienen en diferentes tamaños. Los adhesivos se pegan a la piel y levantan inmediatamente el busto e impiden que se mueva.

    En contra de lo que pueda parecer no son nada molestos, además tan solo se utilizan durante unas horas. El efecto es muy natural ya las tiras son invisibles no es incómodo y son perfectos porque sostienen, sujetan y dejan la espalda totalmente desnuda al aire libre. Por supuesto, son desechables.

    Son ideales para cualquier emergencia y los puedes encontrar en beige y en negro.

    Hay algunos que son sujetadores como los habituales pero hechos de silicona y tienen un espacio para ponerle la pegatina adecuada. Se ven bonitos.

  2. Sujetadores multiposición

    Esta es otra compra primordial que no debería faltar en tu cajón de lingerie. Este tipo de sujetadores tienen un diseño especial que permite que las tiras se puedan usar en cantidad de formas.

    Las tiras se pueden quitar completamente y queda un sujetador sin tirantes, o se pueden poner en los diferentes ganchos que tienen de manera que se adapten a vestidos con espalda descubierta, tirantes cruzados o cuello Halter.

    Los sujetadores multiposición o multiescotes es una de esas compras magníficas, porque terminarás usándolos en varias circunstancias.

  3. Tapas de silicona

    Si tienes poco busto y en realidad no necesitas sujeción y lo que te molesta es que se transparenten los pezones, las tapas de silicona o adhesivo son la solución para ti.

    En inglés se conocen con el nombre de “pasties” y los puedes encontrar fácilmente online. Algunos son de silicona y hay que colocarles una pega para que se adhieran a la piel, estos son reutilizables. Otros son una especie de calcomanías (por lo general en forma de flor o pétalo) que vienen con su propia pegatina incorporada. Estos últimos son también desechables.

    Esta es una manera de ir más ligera y perfectamente tapada.

  4. Sujetador cosido al vestido

    Si tu vestido es muy especial y el multiusos no es suficiente o no quieres estar pendiente de pegas o calcomanía, el sujetador cosido es una opción. Para ellos, debes ir a tu modista de confianza con el vestido y un par de copas de sujetador que puedes encontrar en cualquier mercería.

    Tu modista se ocupará de coserlo de manera que sea un vestido con sujetador incorporado. Es la solución más costosa, pero vale la pena. Eso sí, la modista debe ser muy entrenada, de manera que sepa exactamente qué está haciendo.

  5. Body

    Esta es una solución sensacional. En tiendas especializadas encontrarás bodys de spandex con sujetador incorporado en distintas formas. Por lo general tienen la parte superior construida de manera que puedes usar un escote profundo en la parte delantera o no llevar nada en la espalda y no se verá la ropa interior. Es muy adecuado, además, porque aprovechas para apretar la cintura y las caderas como si fuera un corpiño pero mucho más cómodo.

    Estos bodies no suelen ser baratos, pero la inversión vale totalmente la pena, porque no se marcará nada con tu bello vestido y podrás lucir todo tipo de escotes sin miedo.

  6. Sujetador con banda transparente.

    Los sujetadores con una banda ancha transparente o invisible, hecha de silicona, es otra de las opciones que te permitirán lucir tu vestido con la espalda completamente al aire. Es una de las opciones menos costosas y sirven para una emergencia, pero realmente no es la opción más estética porque a pesar de que la banda apenas se ve, lo cierto es que la gente que esté muy cerca puede percatarse de que llevas una banda de silicona.

    Lo ideal es que lo utilices para un vestido que solo deje al aire la mitad de la espalda, de modo que la banda quede oculta bajo el resto del vestido. En cambio si el modelo es de escote más pronunciado es preferible que elijas otro tipo de sujetador de modo que el resultado sea perfecto.

Como verás, hay muchas alternativas para llevar la espalda descubierta y seguir usando sujetador. El tipo de sujetador que elijas va a depender siempre del tipo de escote trasero de tu vestido o del presupuesto que quieras gastar, así como de aquel modelo que te haga sentir más segura.

¿sabías qué...?

La silicona es un polímero inorgánico. Se puede usar para hacer muchos elementos distintos: lubricantes, moldes, adhesivos, implantes mamarios o prótesis cardíacas.  Sus características de elemento inerte que resiste temperaturas muy altas lo hace perfecto para estos usos.

comenta y pregunta