Leggins: estilos y recomendaciones

Reglas imprescindibles para lucir todo tipo de leggins

Los leggins son una prenda muy femenina que busca realzar las curvas femeninas de la mujer además de ser cómodos y muy estilosos. Existen muchos tipos de leggins diferentes, por lo que podremos hacer uso de ellos tanto en eventos más formales como por ejemplo para ir a una reunión o a un trabajo, como para ir de compras, comer con los amigos e incluso salir de fiesta. 

Si eres una amante de esta prenda tan versátil, pero aún no has encontrado el modo de combinarla de forma adecuada, no te pierdas nuestras mejores recomendaciones para llevar unos leggins con mucho estilo.

    Índice

  1. Leggins de cuero

    Leggins de cuero

    Los leggins de cuero son sin duda una de las prendas más sexys y favorecedoras con la que cualquier it girl debería de contar en su armario. Lo mejor de todo es que su preciada tela los convierte en la prenda ideal tanto para eventos formales, combinándolos con prendas clásicas, o salidas informales con prendas casuales tipo oversize.

    • Los leggins de cuero combinan muy bien con el tejido denim. Combina tus leggins con una camisa anudada a la cintura y unos tacones negros para ir arreglada con un toque de informalidad.
    • Si eres delgada, puedes permitirte lucir tus leggins de cuero con un top más ajustado del mismo color. Elige un top con pedrería para darle luz a tu estilo y agrégale un blazer en un tono más claro para ir más elegante. Opta por unos zapatos vistosos, como por ejemplo unos salones rojos. El resultado es sensacional.
    • ¿Qué tal si decides unirte al black and white con tus leggins de cuero? Elige unos leggins de color negro y compleméntalos con una blusa tipo peplum en color blanco. El corte de la blusa te hará ver mucho más estilizada.
  2. Leggins de colores

    Leggins de colores

    No es necesario que te cierres al uso exclusivo de los clásicos leggins de color negro o tonos oscuros. Afortunadamente hoy día podemos encontrar leggins de muchos colores (unos más favorecedores que otros) que nos pueden ayudar a crear outfits realmente sorprendentes.

    • Los colores más favorecedores son los tonos oscuros. Pero no hay que limitarse al negro, azul marino o gris. Dentro de la amplia gama de tonalidades hay tonos muy interesantes como por ejemplo el burdeos, mostaza, verde botella o incluso morados.
    • Combina unos leggins en tonos burdeos con tonos marrones o azul marino. Tonos elegantes y clásicos que te permiten ir perfecta en cualquier situación.
    • Si quieres algo más atrevido apuesta por un rojo más fuerte que combinará muy bien con una camisa blanca o negra, e incluso una blusa de rayas.
    • Los leggins en color mostaza quedan muy bien combinándolos con prendas o complementos en tonos verdes oscuros. Un look original pero con mucho estilo.
  3. Leggins estampados

    Leggins estampados

    Los leggins estampados son sin duda la apuesta más arriesgada ya que no todos los leggins de este tipo sientan bien o son fáciles de combinar con buen gusto, pero existen ciertas combinaciones que pueden hacer que luzcan realmente bien.

    • Los leggins en animal print pueden ser todo un acierto combinados con una blusa clásica en tonos crema o un blazer en color rosa palo. Ideal para ir a la oficina.
    • Si prefieres el estampado floral (muy de moda últimamente), te recomendamos que elijas un estampado suave y que lo combines con prendas en tonos pastel para darle a tu look ese toque dulce y femenino que lo hace tan favorecedor. Por ejemplo puedes lucir unos leggins en tonos anaranjados y azul claro con una blusa color beige. Dulcificarás tu aspecto y crearás un atuendo ideal.
    • Cuidado con las rayas, ya que es un estampado que no siempre favorece. Lleva unas rayas verticales si quieres disimular algunos kilos, pero no las utilices si estás demasiado delgada. Por el contrario las rayas verticales son ideales si tus piernas son muy flacas ya que crean un efecto óptico que tiende a ensanchar. Recuerda que si usas unos leggins de rayas, debes de elegir una prenda superior en una única tonalidad para que exista equilibrio entre las formas y colores.
  4. Leggins vaqueros

    Leggins vaqueros

    Los leggins que imitan la tela vaquera (conocidos también con el nombre de jeggins) son muy útiles cuando queremos lucir este tipo de tejido pero no queremos renunciar a la comodidad que nos ofrecen unos leggins. Lo mejor de todo es que la tela vaquera nos abre una amplia gama de posibilidades ya que se complementa a la perfección con multitud de prendas y colores.

    • Si quieres un look de lo más cómodo combina tus leggins vaqueros con blusas overzise o maxi jerseys para días de frío. Elige unos botines de ante y disfruta de todo el confort de esta prenda.
    • Los leggins vaqueros también son ideales para lucir con una camisa de cuadros y unas botas altas de color marrón. A la moda sin perder estilo
  5. Leggins rasgados

    Leggins rasgados

    En esta ocasión nos encontramos con un estilo de leggins muy desenfadado y transgresor. Recuerda que llevar unos leggins rasgados no significa llevar unos leggins rotos, sino que las rajas que observas deben de seguir siendo las mismas en cada uso, no deben de agrandarse. Si quieres lucir un look rebelde y moderno no dudes en incluirlos en tu armario.

    • Los leggins rasgados nos dan la oportunidad de mezclar otras prendas más clásicas para obtenrer resultados sorprendentes. Si quieres lucir un toque de lo más chic combina tus leggins con un top fluido y un blazer a juego.
    • Si buscas algo más simple lleva tus leggins rasgados con una camiseta básica de un solo tono. Desenfadado y con mucha personalidad.
    • Recuerda que este tipo de prenda solo debes de utilizarla en eventos casuales.

A pesar de que los leggins son una prenda que puede ser muy favorecedora, existen algunos casos en los que es mejor evitarla ya que lejos de favorecer pueden hacer que un look quede deslucido por completo:

  • Los leggins sientan bien a mujeres delgadas, si estás más rellenita solo conseguirás acentuar aún más las curvas.
  • Utiliza un tipo de ropa interior que no se transparente, ya que los leggins, al ser muy ajustados pueden hacer que se marque en exceso.
  • Evita llevar prendas por dentro de los leggins, ya que su uso no es el de un pantalón tradicional.
  • Recuerda que los leggins, como cuaquier otra prenda, sufre desgaste con el paso del tiempo, por lo que deberás deshecharlos cuando dejen de ajustar de forma adecuada o la tela comience a tener mal aspecto.

¿sabías qué...?

Los actuales y modernos leggins tienen su origen en las calzas que usaban los hombres en la Edad Media y que más tarde se convertirían en los panties.