Cómo hacer que los perfumes duren más tiempo

En Spoots te decimos como estar perfumada todo el día

Hace siglos, los perfumes se usaban para ocultar los malos olores debidos a la escasa higiene.

Ahora ese no es el caso. Está demostrado que el olor es algo que tiene una persistencia única en la memoria. Una vez que sientes un aroma, es difícil que olvides la circunstancia y la persona. Es por eso que los perfumes son maravillosos: pueden convertirse en tu sello personal; pueden ser parte de tu personalidad; te convierten en inolvidable; te hacen ser notada antes de que llegues; son otro tipo de accesorio importante para tu elegancia; huelen delicioso; te hacen sentir que estás completa en tu atuendo. Vestirse elegantísima y no usar perfume es casi como no estar tan elegante.

El problema con los perfumes es que su fragancia dura menos de lo que quisiéramos y que los buenos perfumes son muy costosos. Aquí te daremos algunos consejos para hacer que estés fragante y perfumada durante más tiempo.

    Índice

  1. Calidad

    Calidad

    Los buenos perfumes son caros. Y son caros porque usan en su preparación ingredientes de precio muy alto: aceites esenciales, disolvente, fijadores, etc. Es posible que en tu localidad vendan fragancias parecidas a perfumes de alto precio pero a un costo muy módico, sin embargo esos perfumes de bajo precio no tienen los mismos ingredientes o de la misma calidad y es por eso que su aroma no dura más allá de 10 minutos.  Si quieres que tu fragancia dure todo el día, debes comprar los perfumes caros o, en su defecto, aplicarte los baratos constantemente. Saca la cuenta, sin embargo, quizás de esa manera termines gastando más dinero.

  2. Tipos de fragancia

    Tipos de fragancia

    Los perfumes tienen distintos tipos. Perfume propiamente dicho, que es la forma más concentrada (15 a 45% de esencia). Eau de perfume (concentración del 15%). Eau de toilette (concentración del 10%). Eau de cologne (también con concentración del 10% pero con preponderancia de aromas cítricos).  El proceso del perfume es que los aceites esenciales de diferentes aromas se unen a un disolvente que es el que lo va a volver más ligero y a un fijador. Cuando lo aplicas, el disolvente se evapora y quedan el fijador y los aceites. Mientras más concentrado sea, más durará.

  3. Momento y circunstancia

    Momento y circunstancia

    De acuerdo a lo dicho anteriormente, si usas Perfume durará más que las otras posibilidades. Sin embargo, durante el día los perfumes fuertes no son adecuados, de manera que es mejor que uses Eau de perfume o de toilette en el día y perfume en la noche.

    De todas maneras, el perfume al ser tan concentrado suele usarse de manera muy discreta, solo un toque. Mientras que el Eau de Perfume y el Eau de Toilette se pueden usar cantidades mayores porque son más ligeros.

    Si eres de las que usa una sola fragancia, puedes escoger diversas concentraciones para diferentes momentos. Así, usar Eau de Toilette en la mañana, Eau de perfume en la tarde y perfume en la noche.

    Hay la opción de los perfumes roll-on, que te permiten refrescarte de manera sencilla constantemente.  

  4. En capas

    En capas

    Algunas casas tienen cantidad de productos con la misma fragancia: jabón, gel de ducha, cremas humectantes. Si te gusta ir siempre rodeada por una nube de aroma y usar la misma fragancia, te recomendamos que uses el jabón o gel de ducha, luego apliques más aroma utilizando la crema humectante de la misma gama y termines aplicando perfume. Eso hará que todas las capas de aromas se intensifiquen mutuamente.
    Otra opción es llevar un pañuelo en tu cartera que hayas pulverizado con tu fragancia, de manera que cada vez que lo saques se sienta la fragancia.

  5. Mantenimiento

    Mantenimiento

    Los perfumes son delicados. Es importante tratarlos bien de manera que duren mucho tiempo. Lo ideal es tenerlos en un lugar oscuro y fresco. Si bien se ven muy bonitos en exhibición, la luz hace que pierdan propiedades, así que es mejor guardarlos en un cajón o estantería cerrado. Tampoco los pongas cerca de la calefacción o de una fuente de calor, porque también se estropearán.

    Lo ideal es ponerlos con su aplicador en los puntos de calor de tu cuerpo, de manera que se sienta más la fragancia: el pulso de las muñecas, cerca de las orejas, en la base del cuello, en el pliegue de los brazos.  Cuando lo apliques no lo frotes, deja que se aposente en tu piel.  No es buena idea aplicarlo a tu ropa, porque puedes mancharla.

Encuentra una fragancia y conviértela en parte de tu personalidad. O en su defecto disfruta cambiando de perfume de acuerdo a tu estado de ánimo o actividades.

¿sabías qué...?

El perfume es antiquísimo. El faraón Tutankamón (1341-1323 aC) fue enterrado con más de 3000 frascos de perfume. Alejandro Magno (356-323 aC) era gran aficionado a ellos. Las romanas también se perfumaban constantemente.