Formas de ponerse un pareo

Distintos modos de usar tu pareo

Un pareo es ideal para la playa. Es una manera cómoda y fácil de cubrir tu cuerpo con un elemento muy sencillo: una tela de forma cuadrada o rectangular.

Usar un pareo en la playa es cómodo porque puedes usarlo como tapete sobre la arena, también para secarte y, como es de tela tan ligera que nunca se mantiene mojado, usarlo posteriormente para cubrir tu traje de baño.

Otra de sus ventajas es que ocupa poquísimo espacio, de manera que puedes llevar varios pareos en tu maleta y ésta seguirá teniendo capacidad para otras cosas. Además son muy ligeros.

Si aprendes a atar tu pareo de diferentes maneras, parecerá que te llevaste cantidad de prendas distintas. Aquí te muestro las maneras más fáciles de usar un pareo.

    Índice

  1. Atado en el cuello

    Esto puede ser hecho de varias maneras. Puedes tomar los extremos del pareo y atarlos simplemente a tu cuello, dejando un espacio considerable para que la tela caiga y se forme un escote en V.

    Otra opción es tomar los extremos, cruzarlos y atarlos atrás de tu cuello. Hará un escote muy favorecedor.

    Otra opción parecida es tomar los extremos y girarlos hasta que queden apretados, luego colocarlos cruzados o rectos.

  2. Una falda corta o larga

    Esta es la manera más fácil y sentadora de usar un pareo. Toma los extremos y átalos con un nudo. Si lo haces a la altura del busto, quedará como una túnica corta.

    Por el contrario, si haces el nudo a la altura de las caderas (es mucho más sentador que en la cintura) quedará como una falda larga.

    Si el pareo es muy ancho, puedes ajustarlo a un lado, cruzarlo y atarlo hacia la cadera opuesta, de esa manera quedará como una falda más ajustada.

  3. Minifalda

    En este caso debes doblar la tela del pareo. Puedes doblarla en dos, con lo cual atarás una parte a tu cadera y te quedará una falda corta y de la misma altura.

    Otra opción es doblarla diagonalmente, de manera que el resultado sea un triángulo. En ese caso también la atarás a tu cadera con un nudo, pero quedará una parte más corta y la otra en pico.

  4. Túnica griega

    De esta manera quedarás elegantísima. Toma tu pareo y colocalo por debajo de la axila en un brazo y simplemente átalo en  el hombro del otro brazo. El efecto será de una túnica con un hombro al descubierto.

    Es sencillo, elegante y muy sentador.

  5. Vestido

    En este caso es mejor usar un pareo rectangular. Toma las puntas del lado más estrecho y las vas a atar por la parte delantera, en la parte superior del busto. Trata de que el lazo se doble sobre sí y esconde las tiras mismo para dar la impresión de que es un vestido completo.

    En este caso se verá un moñito en la parte delantera y los pliegues caerán de forma muy estilosa.

     

Como verás, de manera muy simple y sin necesidad de estar rompiéndose la cabeza, puedes usar tu pareo de maneras muy distintas y con mucho estilo.

¿sabías qué...?

Tahití es la cuna del pareo (páreu). Allí lo habitual es usar estampados en colores muy brillantes y usando diseños de flores grandes, particularmente de hibiscos, también llamadas Rosa Jamaica, Cayena o Mar Pacífico.

comenta y pregunta