Cómo elegir los zapatos de mi boda

Claves para acertar con la elección de los zapatos de novia

Se acerca el día de la boda y todo debe de estar perfectamente elegido y reservado: el vestido, la recepción, la comida, la bebida, las damas de honor, la madrina, los invitados.... Una de las cosas que una novia revisa una y otra vez es el modelo y ajuste del vestido, el maquillaje, el peinado, las joyas... Sin embargo, pensaste que los zapatos serían más fáciles de elegir por aquello de que cualquier zapato blanco es suficiente. Eso es un gran error que no debes cometer.

El día de la boda los zapatos seránn tanto o más importantes que el vestido. Recuerda que es un día muy especial y un par de zapatos elegidos sin cuidado pueden verse mal con el vestido, hacerte sentir incómoda o inadecuada.

Aquí te damos algunos consejos importantes a la hora de elegir los zapatos adecuados para el traje de novia, cómodos, estilosos y muy especiales.

    Índice

  1. Elige unos zapatos de novia cómodos

    Hay que insistir mucho en la comodidad, pues es un aspecto fundamental. Por muy bonito que sea un zapato, si te hace sentir incómoda no tiene mucho sentido comprarlo.

    Además, ese día vas a estar de pie durante horas, así que unos zapatos incómodos se notarán inmediatamente en la cara. Por tanto, los zapatos deben ser confortables y de buena calidad.

    Algunas novias optan por hacerse unos zapatos a medida para estar seguras de que les ajustarán bien y de que tendrán el acolchado más adecuado. Es una opción muy ventajosa que seguro harán que apenas notes que los llevas puestos.

  2. Cuidado con la altura de tus zapatos de novia

    Los zapatos son bonitos sin importar la altura del tacón. Recuerda que este es un día en el que tendrás que desfilar en la iglesia, luego estar horas de pie, después bailar con todos los invitados. ¿Te parece que vale la pena usar unos tacones altísimos?

    Unos stilettos en color marfil puede ser una opción muy acertada, pero quizá hagan que te tambalees al llegar al altar, o que llegue un momento que no soportes más tiempo estar de pie o, peor aún, que te hagan tanto daño que no puedas bailar. 

    Afortunadamente hoy día hay muchos zapatos de novia bellísimos de tacón bajo e inclusive sin tacón. No renuncies a lucir un bonito zapato incluso si no tienen ese tacón que tanto soñaste, tras varias horas de pie lo agradecerás.

  3. Elige tu propio estilo de zapatos de novia

    El estilo de los zapatos y el vestido debe ser acorde, por lo que deberás dedicar tiempo a elegir el modelo adecuado:

    • Si tu vestido es estilo hippie, unos pumps no se verán bien.
    • Por el contrario, si tu vestido es muy tradicional, no puedes usar unas sandalias étnicas.
    • Si el vestido tiene muchos encajes, quizás forrar los zapatos con encajes sea excesivo.
    • Si el vestido solo tiene un detalle de encaje, se podría ver precioso forrar los zapatos con ese mismo encaje. 
    • Por otra parte, si tu estilo del vestido es más bien formal, este no es el día para ponerte unos zapatos informales. 

    Es importante que quien diseñe tu vestido esté al tanto de tus zapatos, ya que te podrá aconsejar adecuadamente sobre ellos.

  4. Elige tus zapatos para la boda con mucha anterioridad

    Una vez que tengas el vestido, es el momento de buscar los zapatos. Lo ideal es que uses los zapatos dentro de tu casa varias veces antes de la ceremonia. Úsalos siempre sobre una alfombra para que la suela no se gaste, aunque no estaría de más que les pasaras una pequeña lija por la suela para que no resbalen.

    Es importante que camines con ellos, saltes, bailes, hagas muchas cosas de manera que los zapatos se vayan amoldando a tu pie y sepas cuáles son sus puntos débiles. Además, esto te permitirá buscar otra opción si descubres que no son los adecuados.

  5. Elige el color ideal para tus zapatos de novia

    Por lo general pensamos en un color parecido o igual al del vestido, pero también pueden pensarse en alternativas.

    • Los zapatos metalizados se pueden ver muy bien y dan un toque de brillo muy bonito.
    • También puedes optar por usar un color contrastante, sobre todo si la boda es en la mañana: un rojo, azulón, amarillo brillante pueden ser un toque inesperado y estiloso.
    • Si eres más bien clásica, una opción es que mandes forrar los zapatos de la misma tela del vestido.
    • Hay chicas que mandan a bordar el nombre de los novios o la fecha en sus zapatos, en la suela o en el interior.
    • Otra cuestión a tener en cuenta es la temporada. Si te casas en invierno, quizás un par de botines sean una buena opción.

Como verás, hay muchas posibilidades para elegir los zapatos del día de la boda. Escoge con calma y encontrarás los zapatos de boda ideales.

En el caso de que decidas llevar unos que aparentemente no van a ser tan cómodos como deberían, siempre tendrás la opción de ponerte otro estilo de zapatos tras la ceremonia de modo que puedas disfrutar del gran día sin contratiempos.

¿sabías qué...?

El tradicional rito de llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul el día de la boda, se vincula al significado de cada uno de estos conceptos:

  • Lo viejo significa la vinculación de la novia con su familia y su pasado
  • Lo nuevo tiene que ver con la esperanza
  • Lo prestado porque se consideraba que los objetos de la gente feliz transmitían felicidad
  • Lo azul porque es el color de la fidelidad
comenta y pregunta