Cómo elegir el perfume perfecto

Consejos para elegir el aroma ideal para ti

Elegir un perfume es a menudo una tarea que nos resulta muy difícil no solo por la enorme variedad de fragancias que existen, sino también porque se trata de algo muy personal y que también está condicionado a diferentes factores anímicos, ambientales y sociales. Por eso escoger el perfume correcto no es algo sencillo.

Por suerte los fabricantes y sobre todo las marcas de perfumes más reconocidas conocen bastante el gusto general de la mujer, por eso nos ofrecen fragancias de todo tipo dentro de las cuales probablemente encontremos unas cuantas de nuestro agrado. Pero hay otro factor importante a tener en cuenta: una misma fragancia no queda igual en cualquier piel y además, los perfumes caros no siempre son los mejores. 

Desde aquí queremos ayudarte a encontrar el perfume adecuado para ti, dándote algunos tips importantes que debes tener en cuenta a la hora de tu elección. ¡Toma nota y sobretodo evita imitaciones de perfumes!

Perfumes según la personalidad




Es el primer factor que tendremos en cuenta para escoger nuestro perfume. Perfumes dulces, cítricos, florales, frescos, con notas de madera o especiados, no sirven para cualquier tipo de persona. También debes tener en cuenta que tal vez has olido una fragancia en otra persona que te ha gustado mucho, pero tal vez en ti no la huelas de la misma forma, o no vaya muy bien contigo.

Intenta distinguir los aromas que te agradan en otros, de los aromas que adoptarías en tu cuerpo. Si recurres a un especialista seguro te hará preguntas sobre ti para poder deducir un poco tu gusto y hacerte alguna recomendación: ¿qué perfumes has usado antes?, ¿qué tipo de clima es tu favorito? o ¿para qué momento del día pretendes usarlo?.

Perfumes según la época del año

La época del año en que vas a utilizar el perfume es de suma importancia, ya que hay perfumes más o menos apropiados para cada estación: invierno, primavera, otoño o verano. No solamente por el tipo de fragancia (fragancias frescas son más apropiadas en verano) sino también por una cuestión de química: cuando la fragancia se combina con la piel se produce una reacción química que hace que el aroma del perfume se desprenda por lo que el aroma puede variar en intensidad dependiendo de la temperatura a la que nos encontremos. Ten en cuenta que en temperaturas más altas el aroma se hace más intenso, ya que nuestros poros se abren más. Por eso hay que tener especial cuidado con las fragancias que utilicemos en verano, ya que no deben ser fuertes o invasivas, sino frescas y naturales.

Perfumes según la ocasión o el uso que le des

Es importante que distingas qué tipo de perfumes son los más apropiados de acuerdo a la situación en que los usarás. Ya que no utilizaremos un mismo perfume para una boda, para una cita romántica, para salir con amigas, o salir de casa a hacer la compra. También influirá si es de día o de noche. Así, podemos distinguir entre los siguientes aromas:

  • Perfumes cítricos y frutales: son suaves, frescos e ideales para el día a día, así como para primavera y verano.
  • Perfumes florales: son frescos pero su aroma es intenso por eso debemos usarlos con cuidado sobre todo en épocas de temperaturas altas. Pueden usarse de día o de noche.
  • Perfumes especiados y amaderados: son intensos y muy penetrantes, sin duda son ideales para una ocasión muy especial, como una salida importante o una boda. Pero debes moderar su uso a ocasiones puntuales y tener cuidado con la cantidad, ya que si te pasas pueden ser sumamente invasivos y pesados.

Tipos de perfumes según su intensidad aromática

Es importante que sepas también la intensidad de cada tipo de perfume. Para que aprendas a distinguirlos te ofrecemos la siguiente clasificación:

Perfume (extracto)

El perfume se distingue por ser el tipo de aroma más concentrado ya que prácticamente el 40% de su composición es pura esencia en combinación con alcohol de alta graduación (alrededor de 90 grados). Su presentación se caracteriza por envases de pequeño tamaño ya que tan solo son suficientes unas gotas para obtener un intenso aroma que puede durar hasta 8 horas de forma inalterable. También se caracterizan por ser los más caros del mercado. Es ideal para los meses más fríos o eventos, aplicada en sitios estratégicos como las muñecas o la parte trasera del cuello.

Eau de Parfum (agua de perfume)

El grado de concentración de la esencia del Eau de Parfum es de alrededor del 20% en alcohol de entre 70 y 80 grados. Perdura algo menos que el perfume aunque sigue siendo intenso y penetrante. Tiene una duración aproximada de entre 4 y 6 horas. Es perfecto para utilizar en noches frescas de la estación estival. Cuenta con la ventaja de ser más económico que el perfume.

Eau de Toilette (agua de baño)

La concentración de los aceites aromáticos es menor a un 10% en alcohol de 85 grados, por lo que resulta mucho más ligera que el agua de perfume aunque un poco más intensa que la colonia. Puede perdurar entre 3 y 5 horas en la piel y es ideal para utilizar en verano.

Eau de Cologne (colonia)

La esencia se concentra en un porcentaje no superior al 5% diluída en alcohol de 70 grados. Es perfecto para uso diario, o después de la ducha. Su aroma es muy suave y dura entre 2 y 4 horas en la piel.

Cologne  (colonia)

La concentración de la esencia en la colonia se sitúa entre el 1% y el 3% y es una de las versiones más ligeras que podemos encontrar. Es ideal en cualquier época del año pero quizá no sea tan acertada en eventos ya que su duración apenas supera las 3 horas.

Eau Fraîche (Agua fresca)

Es la opción más ligera de todas ya que habitualmente no se utiliza alcohol para la concentración de la esencia que apenas se sitúa entre el 1% y el 3%. Es la opción más adecuada si huyes de las fragancias penetrantes y buscas un aroma limpio y muy natural.

La evolución del perfume en cuestión de minutos

Los buenos perfumes están elaborados con tres notas de diferentes tipos: salida, corazón y base. Las notas de salida son la que marcan la personalidad de la fragancia, las notas de corazón determinan a qué familia olfativa pertenece, y la de base son las que le darán fijación para que el perfume dure más tiempo y perdurará hasta que se evapore por completo. Es muy importante conocer esta evolución ya que nos permite deducir que el perfume que escojamos no tendrá el mismo aroma cuando lo aplicamos en nuestra piel o si lo percibimos 10 minutos después. Estos consejos son para hombres y mujeres, no hay distinción, salvo gustos de fragancias.

Por eso lo más recomendable para elegir la fragancia perfecta será hacerlo con tiempo y esperando a que aparezcan las notas de base del perfume; eso significa aplicarlo en la piel y esperar entre 5 y 10 minutos para ver cómo se siente el aroma final, ya que es el que más perdurará en nuestro cuerpo.

Uno de los factores que incide de forma directa a la hora de percibir el aroma de un perfume es el pH de la piel, que mide la alcalinidad o acidez de la dermis. Al aplicar el perfume se produce una reacción química que en función del tipo de pH que tengamos variará el aroma de modo que no todos los perfumes desprenden el mismo olor en función de la persona que lo lleve. Para saber que tipo de pH tienes, puedes recurrir a un test a partir de unas tiras reactivas que pueden analizarlo en solo unos minutos.

¿sabías qué...?

El primer perfume utilizado en Europa se llamó "Agua de Hungría" y fue creado en el año 1370 especialmente para la reina Isabel de Hungría.