Cómo combinar un vestido azul

Aquí te contamos todas las maneras de combinar tu vestido azul

El azul es un color frío pero muy sentador. Siempre es apropiado y bien combinado resulta en multitud de atuendos, porque el azul funciona prácticamente como un neutro.

Sin embargo hay muchísimos tonos de azul: azul marino, azul rey, azul Klein, azul celeste, azul turquesa, azul verdoso, azul cobalto, azul Wedgewood, azul lapislázuli, azul acero, azul denim, azul maya. Todos van desde el más claro hasta el azul más oscuro, casi negro.

En este caso nos referiremos a un vestido azul marino, pero ten en cuenta que con pequeñas variantes, lo que combina con un vestido azul oscuro puede combinar con muchos otros tonos de azul.

    Índice

  1. Un tono muy versátil

    Un azul marino oscuro es casi como un vestido negro en lo referente a la versatilidad. Sin embargo, tiene la ventaja de que el azul no es un tono tan sombrío como el negro.

    Además, tiene también la ventaja de que un vestido azul le queda bien a todas las mujeres, cualquiera sea su colorido. Sea cual sea tu tono de piel, del más claro al más oscuro, te verás muy bien vestida de azul. En cuanto a tu cabello, también sienta muy bien seas canosa, rubia clara, rubia oscura, pelirroja, castaña o de pelo negro.

    El azul marino es un color adecuado para ir a una fiesta si le pones la joyería a tono con la ocasión. También te servirá para ir a la oficina, a un funeral, a un almuerzo, una cena o una fiesta informal.

  2. Zapatos que combinan

    Los zapatos que combinan con un vestido azul marino son prácticamente todos: altos, bajos, botas, botines, sandalias. Todos se pueden ver muy bien.
    Con respecto a los colores. Un vestido azul oscuro se ve de maravilla con unos zapatos amarillos brillantes. El contraste es hermosísimo. Igual sucede con los zapatos rojos, vino tino o magenta. Estos tonos cálidos combinan a la perfección con el azul del vestido.
    Si eres menos arriesgada, puedes usar unos zapatos negros o azul oscuro que siempre se verán bien. En este caso trata de que los accesorios tengan algo de color para que no parezca un uniforme aburrido.

    Los zapatos nude son muy adecuados con un vestido azul marino, así como los de animal print de serpiente, leopardo y tigre.

  3. Bolsos para constrastar

    Aquí dependerá del color del vestido y también del de los zapatos. Desde hace tiempo no se combinan los zapatos con la cartera, así que trata de que sea un color diferente. Por ejemplo, si elegiste unos zapatos rojos, burdeos o rosado fuerte, puedes usar un bolso en un azul brillante, como el azul Klein.

    Si estás usando zapatos nude con tu vestido azul, trata de que tu bolso sea de un color vibrante: verde, amarillo, magenta, rojo.

    Si vas a la oficina y necesitas accesorios más conservadores, usa zapatos nude con un bolso color tabaco, aunque con un bolso tote rojo también te verás muy bien.

  4. Chaquetas y abrigos

    En este caso dependerá de la circunstancia. Si es una salida de noche, te verás perfecta con un vestido azul marino y una chaqueta de cuero negra.  El contraste oscuro es precioso.

    Si vas a la oficina y el clima está fresco, puedes usar una chaquetilla tejida en rosado, azul claro, amarillo, verde manzana o coral.

    Una chaqueta blanca, con ribetes azul marino le quedaría perfecta a tu vestido azul.

    Una chaqueta beige o color tabaco se le puede ver muy bien.

    Si tu abrigo es azul marino, puedes usar tu vestido azul marino con una bufanda de grandes estampados con muchos colores, para alegrar el atuendo.

  5. Accesorios y joyería

    Los vestidos azul marino pueden ser muy severos si los usas solo con unos pendientes de brillantes o de perlas.  En este caso podrías usar un collar atractivo, que mezcle perlas con cadenas para modernizarlo.

    También collares de coral, ámbar o peridot pueden dar un estupendo toque.

    Un collar de perlas clásico constrasta muy bien con un vestido azul marino, pero para que no resulte un atuendo muy aseñorado, podrías unirle un perfecto de cuero o combinar el collar de perlas con uno de cadenas o picos, de manera que no se vea conservador.

    Con un vestido azul marino puedes usar joyas de oro, plata, oro rosado o bronce sin problema, porque con todas se verá bien.

Como es evidente, un vestido azul debería ser una pieza constante en tu guardarropa.

Trata de tener dos, uno con cuello redondo o barco y otro con cuello en V o cruzado de manera que puedas combinarlos de manera diferente y creas múltiples atuendos.

Fotografías: Lookastic

¿sabías qué...?

En inglés, azul se dice blue, que proviene del inglés antiguo bleu o blewe, que a su vez viene del francés antiguo bleu, que proviene del antiguo alemán blao. En italiano el término es azzurro, de donde viene azur, el color del azul en heráldica.

comenta y pregunta