Cómo combinar una gabardina roja

La gabardina roja es una tela muy especial. Aprende a combinarla de la mejor manera

Seguro que pensaste que los meses fríos necesitan color. Seguro que pensaste que estabas harta del beige, marrón, negro o azul. Seguro que creíste que una prenda distinta iba a hacerte lucir mucho más estilosa. Te compraste una gabardina roja y ahora está ahí, con su color excesivo, haciéndote sentir absurda por haber gastado dinero en eso.

Pues tenías razón: los meses fríos necesitan color, en ellos todos visten de los mismos colores y, efectivamente, una gabardina roja te puede hacer lucir totalmente estilosa. Deja el miedo, aquí te explicamos qué combinaciones son las adecuadas para tu preciosa gabardina roja.

    Índice

  1. Rojo es más que un color

    Gabardinas para mujer hay muchas, pero el color es clave a la hora de elegir nuestro estilo. Cuando pensamos en rojo, debemos tener en cuenta que pueden ser muchísimos tonos: desde el ladrillo, el vino, el marsala, el rojo azuloso, el rojo lipstick. Depende de cuál sea el color de tu rojo, así se combinará. Es importante que compres una gabardina de buena calidad. Las prendas en negro o blanco, se pueden ver bien aunque sean baratas. Sin embargo, los tintes y tonos de la ropa cara son mucho más sofisticados y hermosos que los de la ropa de bajo precio. Si vas a escoger una gabardina de color, opta por una buena marca para que el color sea precioso.

  2. Blanco y negro

    Puedes usar pantalones skinny negros con una blusa o TShirt blanca. Zapatos de tacón alto o botas de tacón y tu gabardina roja.

    El otro día vi a una chica elegantísima con una falda corta de cuero negro, botines negros, una Tshirt blanca, pendientes grandes negros, bolso negro bandolera y fedora negra, todo lo enmarcaba con su gabardina roja, preciosa.

    Otra opción es falda o pantalón negro, blusa con estampados negros, accesorios negros y la gabardina roja.

  3. Azules

    Si vas a usarla con jeans, trata de que sean azul oscuro y ajustados. Nada de boyfriend jeans ni desteñidos extremos. El top puede ser una TShirt o camisa blanca o con estampados azules, o con estampados rojos, o con estampados azules y rojos. Usala con brogues azul marino.

    Otra opción es pantalones de jean blanco, franela de rayas marinera blanca con líneas azul marino, brogues blancos y gabardina roja.

  4. Grises

    Una gabardina roja se puede usar con grises oscuros o grises claros. Incluso, puedes utilizar una combinación de grises: pantalones o falda en gris marengo (ese gris muy oscuro, casi negro) y top de cuello alto en gris claro, por ejemplo. La gabardina roja dará el toque de color adecuado. También puedes usar zapatos rojos, que dará el toque insospechado.

  5. Total Rojo

    Esta es una opción interesante y audaz. Trata de que los rojos sean lo más parecidos posibles. Puedes usarlos en un top, ya sea blusa, sweater o Tshirt. Otra opción es usar el rojo en los accesorios, ya sean zapatos, lentes, collares. Los bolsos rojos con la gabardina roja puede volver el bolso invisible, así que no es una opción recomendable.

  6. Vestidos

    La opción de combinar una gabardina roja encima de un vestido es perfecta. Pero debes seguir una regla básica: tu vestido nunca puede ser más largo que la gabardina. En cuanto a telas y colores, las reglas son: El vestido no puede ser de una tela más abrigada que la gabardina, como por ejemplo terciopelo. Y los colores pueden ser lisos o bien estampado con algún tono en el mismo rojo de la gabardina. Este equipo te hará ver sofisticada y sexy.

Una gabardina roja es una estupenda compra. En el caso de los hombres, las combinaciones con rojo, así sea un pantalón de gabardina o un abrigo, cambiarán, pues se tendrán en cuenta otras variables. Por lo tanto los consejos que hemos dado arriba son exclusivos para nuestras lectoras mujeres. Atrévete con tu abrigo de gabardina roja y disfruta ser diferente pero sofisticada.

¿sabías qué...?

Según el gran filólogo español Joan Corominas, autor del Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, antiguamente el término “rojo” se refería a cualquier tono rojizo. Para decir “rojo” se usaban los términos “bermejo”, “colorado” y “encarnado”.

comenta y pregunta