Cómo combinar los colores de mi ropa

En Spoots te damos datos para combinar tu ropa

Combinar los colores de la ropa en realidad es muy fácil, pero solemos tenerle miedo al color. Es por eso que nos conformamos con las combinaciones más manidas: azul/blanco, negro/blanco, marrón/naranja y no exploramos las muchísimas variaciones que pueden verse muy bien.

Hay muchas combinaciones que se ven bien solamente porque quien las viste lo hace con seguridad y la cabeza en alto. Otras veces, una combinación que se ve estupenda en una persona por su colorido personal, no se ve tan bien en otra, justamente porque su colorido no es el adecuado.

Revisa tu ropa, ve haciendo mezclas inesperadas y encontrarás posibilidades que ni siquiera habías pensado.

    Índice

  1. Blanco, negro, beige, gris

    Estos cuatro colores son neutros. Eso quiere decir que se pueden combinar con absolutamente todos los colores y se verán muy bien.  
    Entre ellos siempre funcionan. El negro con blanco es un clásico. El gris o el beige con negro o con blanco también funcionan bien.

    Por ejemplo, el negro va de maravilla con amarillo, coral, turquesa, lavanda, azul rey, magenta.

    El blanco siempre lo combinamos con azul marino o rojo, sin tomar en cuenta lo bonito que se puede ver con verde menta, mostaza, morado, azul verdoso.

    El beige y el gris también pueden juntarse con colores inesperados, por ejemplo: beige y magenta, o gris y rosado. El beige y el mostaza casan muy bien, así como el gris con amarillo.

  2. Azules claros y oscuros

    Las gamas de azules son maravillosas. Combinan con muchísimas cosas y entre ellas mismas se ven muy bien.

    Ya sabemos que el azul marino es casi otro neutro, que funciona muy bien con todos los verdes, amarillos, rojos, rosados. No así con marrones y a veces tampoco con morado oscuro.

    El azul claro es usado habitualmente con negro, caqui, azul oscuro y rojo, pero también se ve de maravilla con verde militar, naranja, amarillo quemado y marrón.

    El azul turquesa funciona muy bien con rosa, coral y rojo. Es más, la combinación de azul turquesa con rojo y marrón se ve muy bonita.

    El azul verdoso es un tono difícil pero hermosísimo, que siempre va bien con azul marino, coral, rosado y negro.

  3. Rojos, rosados y naranjas

    Estos tonos cálidos se llevan muy bien entre sí, aunque la combinación rojo y naranja puede dar miedo. En realidad, un rojo brillante con un naranja claro se ve muy bien. Igualmente, un rosado claro con toques de rojo es una combinación inesperada y muy sentadora. Incluso un rosado magente con rojo se puede ver bien.

    El rojo va bien con verde oliva, todos los azules, marrón y lavanda e incluso morado violeta.

    El rojo y el rosado no se ven bien con amarillo. El naranja puede funcionar con morado e incluso con verde neón. En ese caso trata de que el naranja sea más bien en tono salmón.

  4. Verdes y marrones

    Hay muchos tonos de verde. Hay combinaciones que se ven muy bonitas, por ejemplo rojo y verde brillante, pero tienen una connotación navideña que les quita encanto. En cambio, el verde oliva va de maravilla con rojo. El verde menta funciona muy bien con naranja. El verde brillante nunca se ve mal con azul.

    En el caso del marrón, hay también muchas variaciones, desde el color chocolate hasta los tonos tabaco y caramelo.

    El marrón oscuro funciona muy bien con amarillos, verde musgo, azules claros y medios, rojo, naranja y lavanda.

    En cambio, no va bien ni con azul marino ni con morado.

    Los tonos tabaco y caramelo combinan muy bien con los azules, amarillos, los verdes, rojos, rosados.

  5. Amarillos y morados

    Estos son dos colores a los que se les suele tener miedo, cuando en realidad son magníficos y pueden quedar muy bien.

    Entre ellos se ven muy bonitos. Un amarillo brillante con un morado oscuro es una combinación sensacional. También el morado con amarillo quemado.

    El amarillo va bien con gris, negro, azul oscuro, marrones.

    El morado y sus variaciones de lavanda pueden verse muy bien con naranja, coral y tonos de rojo.

Como has podido observar, hay muchísimas combinaciones que nunca te habías atrevido a contemplar.

Si eres miedosa con el color, comienza con pequeños toques en accesorios: un collar, un pañuelo o foulard, un bolso, unos zapatos. Verás como poco a poco vas perdiendo el miedo y pronto tu vida estará llena de color y ropa bellamente combinada.

 

Fotos: Comovestirmebien

¿sabías qué...?

La bandera LGBTI o bandera del arcoíris es la bandera de la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero e intersexual. Está formada por seis franjas con los colores rojo, amarillo, verde, azul, naranja y violeta

El diseño original es de Gilbert Baker en 1978. En ese momento constaba de ocho franjas.

 

comenta y pregunta