Cómo utilizar un mezclador de sonido

Aprender a utilizar un mezclador de sonido es una experiencia que te permitirá aprender a combinar y controlar numerosas entradas de audio para crear muchos efectos diferentes. La persona tiene el control absoluto del audio, sin embargo su uso puede resultar complejo al principio, por lo que siempre será necesario comenzar con unas pautas básicas que te permitirán ir mejorando.

¿Cuál es la utilidad de una mesa de mezclas?

Una mesa de mezclas es un dispositivo electrónico al que se conectar varios dispositivos externos como por ejemplo micrófonos, reproductores de CD, instrumentos, sintetizadores… Cuando los sonidos que provienen de estos elementos externos, entran en la mesa de mezclas, es posible combinarlos, aplicarles efectos y crear nuevos sonidos.

Para que una mesa de mezclas funcione, se aplican diversos procesos como por ejemplo efectos de envío, efectos de inserción, ecualizadores…

Tipos de mesas de mezclas

Mesa de mezcla analógica

En la mesa de mezcla analógica las señales son controladas directamente por los controles, los cuales actúan sobre las señales de entrada y de salida. Todos los botones son accesibles de forma directa y su uso es más sencillo.

Mesa de mezcla digital

La mesa de mezcla digital procesa la señal de audio en pasos a través de un software, de modo que las señales no pasan directamente por los controles. Los faders (potenciómetros) y los controles realizan funciones diferentes de forma simultánea de modo que es posible aumentar el número de canales.

Mesa de mezcla autoamplificada

Se conoce también con el nombre de “equipo de voces”. La mesa de mezcla autoamplificada poseen mezcladores analógicos que incluyen amplificadores de potencia. Son utilizadas cuando no es necesario un número amplio de canales ni una gran potencia.

Componentes de una mezcladora de sonido

Dependiendo del tipo de mesa de mezclas, esta tendrá unos componentes u otros. Pero básicamente, todas coincidirán en una serie de elementos básicos que son los siguientes:

  • Conexiones o conectores: Se encuentran, generalmente, en la parte trasera de la mesa de mezclas o en la parte superior, encima de los canales. Son los encargados de establecer la comunicación entre el interior y el exterior del equipo.
  • Botones: Son los elementos físicos que permiten interactuar con todo el componente electrónico de la mesa. Son potenciómetros que regulan la cantidad de corriente eléctrica que va pasando por el canal.
  • Canales de entrada: A través de ellos circulan las señales que están conectadas a los conectores de entrada. A lo largo de su camino se encontrarán con elementos que variarán o modificarán esta señal. Entre ellos encontramos la entrada de micrófono, la entrada de línea o la entrada de phono. Existen dos tipos de canales, el mono y el estéreo.
  • Canales de salida: Son aquellos que a través de los cuales circularán las señales que salen de la mesa. Se trata de la combinación de diferentes señales de entrada y podremos encontrar las siguientes salidas: Principal/Máster, Monitores, Preescucha, Auxiliares, Buses de subgrupo, Salidas directas.
  • Buses: Son conducciones internas por donde se pueden encaminar la señales de entrada a las señales de salida

Paso a paso para aprender a mezclar sonido

De forma general, los primeros pasos para aprender a mezclar sonido, son los siguientes:

  • En primer lugar debes conectar el equipo de audio a las entradas del mezclador. Cada mesa de mezclas cuenta con un número determinado de entradas o canales de audio. Los micrófonos e instrumentos se conectan en una sola entrada, y los dispositivos estéreo se conectarán en dos entradas.
  • A continuación conecta el aparato de control para las salidas del mezclador. Generalmente se utilizan auriculares al conector de salida auxiliar. Tras hacer esto, debes encender las entradas del canal que se utilizará para hacer la mezcla de sonido.
  • Seguidamente debes encender la alimentación fantasma. Este tipo de alimentación es una corriente eléctrica que se suministra desde la mesa de mezclas hacia aquellos micrófonos o instrumentos que se han conectado a él.
  • Ajusta el volumen para cada entrada. Esto lo puedes hacer con ayuda del potenciómetro o faders. Puedes activar o desactivar los canales individuales durante la sesión de grabación e incluso puedes silenciar los canales con ayuda de un interruptor en solitario. De este modo podrás escuchar un único canal.
  • Realiza el ajuste de las bandas graves, medias y agudas con los controles de ecualización. Esto determinarán la calidad del sonido. Puedes realizar el control de ecualización a cada canal de forma individual o bien a toda la mezcla de sonido de forma global.

Una mesa de mezclas te permitirá hacer todo tipo de combinaciones, solamente debes de seguir estos pasos básicos e ir formándote y probando para adquirir experiencia.



Ten en cuenta que estas indicaciones, así como los componentes, pueden variar en función del fabricante. Siempre es importante consultar las especificaciones de la mesa de mezcla para poder implementar estos consejos a la hora de mezclar sonido.

Sabías qué...

Ron Diggins fue un ingeniero de radio británico que en 1947 construyó la famosa Diggola, considerada la primera “mesa de mezclas” de la historia de la música.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1.673 votos, promedio: 4,02 de 5
Cargando…