Información precisa acerca de por qué se acumulan los gases y cómo tratarlos

El meteorismo es un trastorno digestivo benigno que viene ocasionado por la acumulación de gas principalmente en el intestino. Este exceso de gas se puede producir por diversas razones ya sea por comer de forma apresurada provocando que se ingiera aire, el tipo de alimentos, la fermentación de estos en el colon o bien por el paso de algunos gases presentes en la sangre, a la zona del intestino.

Meteorismo

¿Cuáles son los síntomas del meteorismo?

Los síntomas del meteorismo suelen ser fácilmente identificables con esta dolencia, entre ellos destacamos:

  • Hinchazón o distensión abdominal
  • Espasmos intestinales
  • Flatulencias
  • Dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Pesadez estomacal
  • Sensación de acidez
  • Eructos frecuentes

¿Cuáles son las principales causas que provocan gases?

Como sabemos, la aerofagia se produce por tragar aire en exceso, lo que hace aparecer eventualmente los gases estomacales. Algunos factores que promueven esta dinámica son:

  • No masticar por un tiempo suficiente los alimentos así como comer de forma más rápida a lo normal
  • Dolencias gastrointestinales, como la enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten, el colon irritable, etc.
  • Algunos trastornos psicológicos también pueden ser detonantes indirectos, al ser los causantes de una alimentación apresurada. Entre ellos se destaca al estrés o la ansiedad
  • Comer algunos alimentos, aunque sean considerados sanos, puede favorecer una fermentación y liberación de gases excesiva en el intestino. Entre ellos mencionamos al brócoli (junto a las verduras crucíferas), hidratos de carbono refinados (como las pastas o el pan blanco), lácteos enteros, azúcares (como el sorbitol o la rafinosa) o alimentos con alto contenido en fibra
  • Tomar bebidas gaseosas
  • Padecer estreñimiento, pues los gases pueden venir motivados por la acumulación de heces
  • Obesidad y sedentarismo

Cómo tratar la acumulación de gas en el intestino

El tratamiento del meteorismo dependerá de cuáles son las causas que los generan, aunque en términos generales podemos establecer algunas pautas que servirán para prevenirlos o eliminarlos

Aprender a controlar la respiración

En la mayoría de los casos, la aparición del meteorismo se deben a una ingesta muy rápida de los alimentos así como a la hiperventilación (alta frecuencia de los movimientos respiratorios). Siendo así, se debe procurar tener una respiración adecuada, sintiendo como el estómago se levanta al inhalar y se recoge al exhalar (no el pecho, que es lo que se llamaría respiración torácica). Una vez dominada esta forma de respiración, se debe aplicar al momento mientras se come, procurando masticar lentamente y de forma completa

Controlar la dieta

Es importante revisar la dieta para limitar el consumo de los alimentos que causan más gases intestinales como son algunas verduras (col, coliflor), legumbres, carnes grasas…Contrariamente a lo que muchos creen, la aerofagia no depende tanto de la cantidad de alimentos ingeridos (si bien un exceso de comida puede fomentar su aparición) sino más bien del tipo de alimentos consumidos.

Algunos remedios naturales para combatir los gases intestinales o meteorismo, incluyen la ingesta de determinadas infusiones para favorecer la digestión y neutralizar los gases que se generan. Algunas de ellas son las infusiones de hinojo, de menta o de manzanilla.

Tratamiento farmacológico

En algunas ocasiones, será necesario recurrir a un tratamiento farmacológico para tratar el problema de los gases de forma directa. Uno de los principios activos que se recetan más habitualmente para tratar el problema de los gases es la simeticona la cual se encarga de incidir sobre las bolas de gas para eliminarlas. 

El meteorismo no implica consecuencias graves para la salud, pero sí se trata de una condición molesta que puede impedir a la persona que lo padece, llevar una vida normal. Así, es importante mantener unos hábitos de vida saludables para minimizar los síntomas y evitar, en la medida de lo posible, la aparición de los molestos gases intestinales.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…