Causas de la menstruación irregular

Los regla alterada es una circunstancia que puede venir provocada por muchos factores

Cuando tu período no llega y ya has comprobado que no estás embarazada, entonces surge la pregunta natural: ¿por qué tengo ausencia de menstruación? Esta preocupación es justificada, puesto que en una mujer el ciclo menstrual debiera ser de entre 21 a 35 días para las mujeres adultas, y de 21 a 45 días para las mujeres jóvenes, en cuerpos sanos.

Causas de la menstruación irregular

¿Qué clases de irregularidades pueden aparecer durante la menstruación?

Amenorrea

La ausencia de la regla es llamada de amenorrea, existiendo dos tipos:

  •  Amenorrea primaria: cuando la mujer nunca ha tenido la regla
  •  Amenorrea secundaria: cuando la mujer sí ha tenido menstruación antes pero ocurre un tiempo mayor a 6 meses sin período. En ocasiones, este tipo de amenorrea viene motivada por cambios naturales en el cuerpo de la mujer, como por ejemplo la lactancia materna o la llegada de la menopausia. En otras ocasiones puede venir motivada por la ingesta de ciertos medicamentos recetados para el cáncer o la esquizofrenia, problemas de tiroides…

Oligomenorrea

La oligomenorrea ocurre cuando la mujer sufre retrasos muy prolongados en la llegada de la menstruación, concretamente entre 36 y 90 días. Su principal diferencia en cuanto a la amenorrea, es que durante esta primera no hay existencia de ovulación, mientras que en el caso de la oligomenorrea, existe ovulación.

La principal causa de aparición de la oligomenorrea se debe a que el folículo ovárico tarda en madurar más de lo habitual.

Falla ovárica prematura

La falla ovárica prematura, aparece cuando antes de que la mujer cumpla los 40 años, los ovarios dejan de funcionar, sin embargo no puede catalogarse como una menopausia prematura debido a que durante la falla ovárica, las mujeres pueden seguir teniendo menstruaciones ocasionales. 

No existen causas determinantes que expliquen la causa de su aparición, lo cierto es que su aparición conlleva problemas de fertilidad por lo que la mujer, en el caso de querer tener descendencia, deberá recurrir a tratamientos de fecundación o a la donación de óvulos.

Sangrado intermenstrual

El sangrado intermenstrual, es aquel que aparece entre períodos y que ocasiona que una mujer pueda tener la menstruación dos veces al mes. Su aparición puede deberse a diversos factores, desde el estrés  hasta la aparición de fibromas o pólipos uterinos, embarazo, endometriosis, altibajos en los niveles de hormonas o uso del DIU, entre otros.

Una vez identificadas las irregularidades que pueden aparecer a lo largo del ciclo menstrual de una mujer, vamos a ver las causas más frecuentes que pueden motivarlas.

  • 1

    Pérdida de peso excesiva

    Pérdida de peso excesiva

    La pérdida de peso excesiva es uno de los factores o causas de la amenorrea, la cual está ligada al hecho de comer poco o con deficiencia nutricional, haciendo que pierdas de peso más de lo aconsejado, pudiendo tu IMC llegar a 18 o menos (lo normal es entre 18,5 y 24).

    La mejor forma de subsanar esto es volver a ganar un poco de peso (ojalá bajo la supervisión de un nutricionista o médico), asegurándote de poder alimentarte bien (ojo que comer bien o saludable no significa llenarse la barriga). Lo ideal es poder incluir la mayor cantidad de verduras y frutas a tu dieta, pues es la mejor fuente de nutrientes a la que puedes recurrir, sin olvidar un correcto balance entre los carbohidratos y proteínas.

    Lo que sí deberías intentar evitar es pasar más de 1 año sin tener tu período, pues esto puede traerte complicaciones físicas a mediano y largo plazo, como la mayor probabilidad de sufrir problemas en los huesos y osteoporosis. Un dato interesante es que las mujeres que han sufrido o sufren de anorexia o bulimia frecuentemente ven sus ciclos menstruales interrumpidos.

  • 2

    Aumento excesivo de peso

    Aumento excesivo de peso

    Si habíamos visto recién que perder peso más allá de lo recomendado es una de las causas de no tener el período, ganar peso indiscriminadamente también lo es. De hecho, un estudio concluyó que las mujeres con obesidad tienen el doble de probabilidades (no es poco…) de tener ciclos menstruales irregulares.

    El subir de peso más allá de lo recomendado podrá hacer que el cuerpo produzca un exceso de estrógenos (una hormona sexual producida por el ovario), los cuales se acumularían en los tejidos grasos, lo cual causa que la mucosa del útero se adelgace, disminuyendo la ovulación.

    Para poder recuperar la normalidad de tu ciclo menstrual, intenta incorporar una dieta baja en grasas, además de realizar ejercicios moderados, ayudará sin duda a que puedas recuperar tu período, si esta es la única causa de amenorrea. Sin embargo, es bueno tener también la supervisión de un especialista.

  • 3

    Sobrecarga de ejercicios

    Sobrecarga de ejercicios

    Vimos que los extremos del peso (sobrepeso o delgadez extrema) afectan la regularidad de la regla, pero el ejercicio excesivo también puede ser una causa, normalmente asociándose (junto a una alimentación deficiente) a la pérdida de peso más allá de lo razonable.

    Si te gusta ir al gimnasio aun cuando te sientas cansada después del trabajo, pasando un buen tiempo allí, y además te exiges bastante en las rutinas de ejercicios, debes saber que esto puede ser una causa de amenorrea, junto al hecho de comer poco o de manera deficiente.

    Muchas mujeres que realizan actividades físicas de tipo competitivo (como las atletas de alto rendimiento) o bien siguen rutinas con cierta sobrecarga al cuerpo (como clases intensas de ballet, danzas varias o deportes) presentan ciclos menstruales irregulares, lo cual debe ser corregido con un especialista.

  • 4

    Presencia de estrés emocional

    Presencia de estrés emocional

    El estrés es un estado de tensión física y mental provocado por exigencias que nos hagan sentir frustrados o nervioso más allá de lo normal, especialmente si estos estados son recurrentes y/o de forma prolongada. Si tienes un jefe neurótico o los exámenes están pasándote la cuenta, entonces tu cuerpo interpretará todo esto como una agresión externa a su buen funcionamiento, disponiéndose para que no llegues al embarazo.

    Digamos que la interrupción del período es una forma que tiene el cuerpo de protegerse, y decirte que si estás bajo estrés, entonces no es el mejor momento para pensar en tener hijos (recuerda que tu cuerpo no sabe si realmente los quieres tener).

    Al sufrir estrés, se produce una cantidad excesiva de cortisol, la hormona que se libera como respuesta a estos cuadros nerviosos (lamentablemente, a costa de debilitar el sistema inmunológico, que es el que nos protege de enfermedades). Al estar nuestro cerebro demasiado ocupado produciendo esta hormona, no podrá producir otras hormonas con la eficacia normal, como la progesterona y el estrógeno, sin las cuales no existe menstruación.

  • 5

    Síndrome de ovario poliquístico

    Síndrome de ovario poliquístico

    El síndrome de ovario poliquístico (o SOP, en su forma abreviada) es una alteración hormonal que conlleva la formación de pequeños quistes en los ovarios, impidiendo el normal proceso de la ovulación y por ende, evitando que se produzca tu período. Al presentarse como una desbalance hormonal, el SOP podrá manifestarse también a través de molestos síntomas, como la presencia de acné, vello y peso excesivo.

    Si bien no hay una cura concreta para el Síndrome de ovario poliquístico, puedes atenuar sus síntomas con hábitos de vida saludables, como mantener un peso correcto, tener una alimentación balanceada y basada en verduras y frutas (además de pescado) así como un control de la natalidad por medio de píldoras. Si sospechas que puedes tener los síntomas del SOP, lo mejor es hacerse una ecografía y seguir el tratamiento recomendado por un especialista.

  • 6

    Interrupción del anticonceptivo

    Interrupción del anticonceptivo

    Las píldoras anticonceptivas pueden manejar o regular muy bien las hormonas de tu cuerpo con el fin de evitar el embarazo, pero si las dejas de tomar repentinamente, entonces el cuerpo podrá sufrir el shock, tomando en muchos casos un tiempo prudente para normalizar sus niveles hormonales (lo normal es 2 meses).

    Ahora bien, no debes olvidar que puedes quedar embarazada aun si no tienes un período (puesto que aún puede haber ovulación), por lo que el uso de condones es esencial si no tienes planes de ser madre.

  • 7

    Glándula tiroides

    Glándula tiroides

    La glándula tiroides, ubicada bajo la nuez de Adán, es esencial para el normal funcionamiento del cuerpo, puesto que regula el metabolismo, produce hormonas (T3, T4 y calcitonina) e incluso ayuda a regular la temperatura corporal, entre otras funciones. Por lo tanto, te convendrá que esta glándula esté bien “calibrada” porque si está hiperactiva o bien con falta de actividad, esto podrá impedir la ovulación, haciendo que no tengas tu período.

    Si tienes algunos síntomas asociados a problemas de tiroides, como la caída de pelo, fatiga sin causa aparente, vello cada vez más fino o problemas para mantener un peso estable, entonces lo mejor será hacerse un test de sangre para confirmar las sospechas o descartarlas. En caso de tener problemas a la tiroides, entonces deberás seguir al pie de la letra el tratamiento prescrito por tu médico.

  • 8

    Sufres de una enfermedad crónica

    Sufres de una enfermedad crónica

    El sufrir o padecer una enfermedad crónica puede afectar el ciclo menstrual, haciendo que en muchos casos las mujeres tengan una pérdida en su período.

    Entre las enfermedades o dolencias que pueden causar la amenorrea en algunas mujeres tenemos a la infección uterina crónica, colitis ulcerosa, diabetes, lupus o algún tipo de cáncer en alguna zona del cuerpo que tenga relación con el ciclo menstrual.

Esperamos hayas podido conocer las causas de la amenorrea, esto es, saber por qué no llega la regla. Si ves que hay una falta del período menstrual, verifica para saber si no es debido a uno de los casos anteriores.

Sabemos que la duración normal de la regla es entre 26 a 32 días, por lo que cuando la regla aparece antes del día 26, esta anormalidad se relaciona con una fase lútea deficiente por una producción insuficiente de progesterona (una hormona que es producida por el ovario). Por otro lado, una regla que tarda más de 32 días puede ser causada por una producción excesiva de estrógenos, o bien la alteración de otras hormonas que producen una ovulación defectuosa.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…