Las mejores posiciones para llegar al orgasmo

Posturas para conseguir el orgasmo femenino fácilmente

Si bien la mayoría de hombres no tiene dificultades para llegar al orgasmo, son las mujeres quienes terminan experimentando una sensación de frustración al cabo de la actividad sexual, ya que a muchas les cuesta alcanzar el orgasmo. ¿A qué se debo esto?

No es ninguna novedad que muchas mujeres tardan en alcanzar el punto máximo de excitación. Esto depende directamente de la motivación y estimulación para tocar ciertas zonas erógenas que despiertan una mayor excitación durante el sexo.

Lamentablemente, no todos los hombres tienen el tacto y la paciencia para entender que el cuerpo de toda mujer es sumamente complejo. A veces no se necesita demasiado esfuerzo para que ambos disfruten plenamente de un orgasmo consumado, todo pasa por los pequeños detalles.

En ese sentido, los preliminares antes de la actividad sexual son una manera muy eficiente de aumentar la excitación en la mujer y acercarse al ansiado clímax. Por supuesto, también convendría considerar algunas posiciones especiales para llegar al orgasmo.

Las mejores posturas para alcanzar el orgasmo

Si bien, hay mucho de gustos personales y posibilidades anatómicas de acuerdo a la forma de cuerpo, hay ciertas posturas sexuales que están hechas para estimular el punto G de la mujer y experimentar de una sensación placentera que garantice la llegada de los orgasmos. A continuación te mostraremos algunas de las posturas más propicias para que la mujer tenga un orgasmo. Anímate a compartir estos secretos con tu pareja:

Las mejores posiciones para llegar al orgasmo
  • 1

    Posición 1: Ascenso lento

    Posición 1: Ascenso lento

    Para realizar la postura del ascenso lento, es necesario colocar una almohada en la espalda de la mujer y levantar las caderas hasta colocar los pies sobre los hombros del hombre. Esta postura facilitará una penetración más profunda.

    Al cabo de unos minutos, la mujer cambia de posición colocando las piernas hacia atrás de su cabeza, para que el hombre levante la pelvis hasta conseguir un alineamiento con el clítoris.

  • 2

    Posición 2: El perrito boca abajo

    Posición 2: El perrito boca abajo

    Un viejo conocido que nunca falla. La mujer debe de colocarse boca abajo y levantar los glúteos con la ayuda de una almohada. Esto permitirá una mejor fricción para estimular el clítoris (adicionalmente el hombre puede sostener con sus manos la cintura).

    Es una postura que también propicia mucho al orgasmo masculino rápidamente, por lo que el hombre deberá llevar el control y esperar a que la mujer llegue al orgasmo primero.

  • 3

    Posición 3: Entrelazados

    Posición 3: Entrelazados

    Dejemos por un momento la agitación, e intentemos algo más relajado. En esta ocasión la mujer se coloca con las piernas sobre las caderas y muslos de él, de tal manera que formen un puente. Ahora el hombre será el que empuje suavemente sin tener que acelerar más de la cuenta.

    Esta postura es muy original y se sale de lo convencional. Permite que el hombre pueda estimular los genitales de la mujer y de este modo facilitar la llegada del orgasmo.

  • 4

    Posición 4: Apoyada en la mesa

    Posición 4: Apoyada en la mesa

    Se trata de reemplazar la cama por una mesa de cocina y dejar que la mujer se tumbe sobre ella. El hombre permanecerá de pie para realizar la penetración mientras coge a su pareja por las caderas.

    A través de esta postura se puede establecer contacto visual, lo cual resulta muy estimulante para ambos. Además, tanto el hombre como la mujer pueden estimular otras zonas o prestar atención a la zona del clítoris, una de las llaves hacia el ansiado orgasmo. 

  • 5

    Posición 5: Cuchara

    Posición 5: Cuchara

    La posición de la cuchara es otra de las favoritas para facilitar la llegada del orgasmo. En esta ocasión la mujer debe de colocarse de espalda a su pareja mientras que el hombre realiza la penetración por detrás.

    Los brazos en esta ocasión quedan libres para poder estimular otras zonas erógenas o el clítoris de la mujer. Para tener éxito en la llegada al clímax soñado es cuestión de ir adaptando los movimientos y encontrar el ritmo adecuado.

  • 6

    Posición 6: Misionero

    Posición 6: Misionero

    La postura del misionero, a pesar de ser una de las más habituales o convencionales, siendo una de las favoritas por las parejas. Y es que a través de esta postura se consigue un acercamiento muy íntimo ya que la pareja puede mirarse a la cara y la mujer siente una especial sensación al sentir el cuerpo del hombre cubriéndola.

    La clave para alcanzar el orgasmo con facilidad es mantener la posición lo más diagonal posible ya que de este modo se facilita la estimulación del clítoris.

  • 7

    Postura 7: El tobogán

    Postura 7: El tobogán

    Esta posición tan aparentemente complicada puede ser realmente muy placentera a la hora de conseguir alcanzar el orgasmo. Además de ser muy atractiva visualmente para el hombre, resulta especialmente eficaz.

    En este caso el hombre permanece sentado, ligeramente recostado y la mujer se sitúa con los brazos apoyados en el suelo y las piernas sobre la cintura del hombre como si estuviera de cuclillas. De este modo, la mujer va controlando los movimientos a la vez que el hombre puede estimular el clítoris mientras sujeta las piernas de la mujer.

A pesar de que estas posiciones pueden facilitar en gran medida la llegada del orgasmo, lo cierto es que la postura ideal y perfecta dependerá mucho de cada pareja, de sus preferencias o de aquellas técnicas que mejor les funcione. No dejes de experimentar y probar nuevas posturas para encontrar aquellas que os hagan sentir más cómodos y relajados con el fin de disfrutar de la relación sexual de forma plena.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…