10 mejores estabilizadores de cámaras

Laura Romero Rodríguez
10 mejores estabilizadores de cámaras

Si eres un fotógrafo apasionado o incluso algo casual, puede que te hayas visto alguna vez en la situación donde tu capacidad física no es suficiente para tomar capturar ciertos momentos en una fotografía que quedaría alucinante. Por suerte, existen los estabilizadores de cámaras que harán lo que tu cuerpo no podría concretar para que puedas llevarte a casa esa foto que tanto quisiste. ¿Te sientes identificado? Entonces continúa leyendo y conoce los 10 mejores estabilizadores de cámaras del 2022.

Podría interesarte: 11 mejores auriculares calidad/precio, 11 mejores auriculares con micrófono y 11 mejores brazos/soportes para monitores.

Uno de los estabilizadores de cámaras más simples, directos y populares que puedes encontrar en el mercado: un trípode que puede juntar sus patas para convertirse en el mango de un sujetador para la cámara. Una queja común con el es que sus patas no se abren gradualmente, sino que se abren ya a una posición fija, por lo que no puedes ajustar la altura.

  • Simple de usar y buen precio
  • Altura no ajustable

Este estabilizador de cámara tiene ciertamente una forma peculiar de gancho que lo hace perfecto para poder capturar tomas de ángulo bajo. Está diseñado para ser usado con cámaras digitales y videocámaras. La compra incluye también garantía por un año de extensión.

  • Excelente para tomas de ángulo bajo
  • No indicado para otros tipos de tomas

Para los fotógrafos de teléfonos móviles también tenemos opciones viables, siendo esta la que más resalta del mercado. Se trata pues de un estabilizador de cámara que tiene un trípode en la parte inferior, controles para la toma de fotos en la parte intermedia del mango y el sujetador del móvil en forma horizontal. También se incluye estuche para guardar el estabilizador de cámara. Un punto negativo es que no calza muy bien con móviles pequeños.

  • Buen precio por trípode y controles integrados
  • No es indicado con móviles pequeños

Para los fotógrafos más profesionales, no podríamos recomendar mejor estabilizador de cámara que este. Aunque su precio sea notablemente más elevado que lo que hemos visto hasta ahora, este estabilizador es de dos bases sobre el suelo y con la opción de poder ajustar la altura de la cámara digital.

  • Altura ajustable
  • Muy caro

Si seguimos hablando de estabilizadores de cámara de precio elevado, nos encontramos a este otro que busca apelar más bien a personas que tomen fotos con la cámara en sus manos, pues el estabilizador tiene un mango y una base superior en la cual colocar la cámara digital. Aunque su material sea más robusto, consideramos que el precio es todavía muy alto.

  • Material robusto para fotos firmes
  • Muy caro

Vamos con otro estabilizador de cámaras hecho precisamente para móviles. Con un mango de textura rugosa y con controles para la foto incorporados, este estabilizador toma fotos en orientación horizontal. Incluye un trípode y un pequeño estuche para guardarle. Lamentablemente, lo consideramos extremadamente caro, pero la verdad es que es un excelente producto.

  • Control para el móvil incorporado
  • Demasiado caro

Un estabilizador de cámaras muy peculiar y ciertamente con un diseño que se aparte de los demás. Está hecho para teléfonos móviles con los cuales se quieran hacer capturas y grabaciones de alta calidad, pues está diseñado de tal forma que pueden enlazarse micrófonos, luces y una base sostén desde el suelo. Su precio es barato, sin embargo, deberás comprar los accesorios mencionados por separado.

  • Posibilidad de enlazar múltiples accesorios
  • Los accesorios vienen por separado

Este estabilizador de cámara puede pasar de ser portátil a ser estacionario en forma de trípode. Está diseñado para ser usado con cámaras digitales. Tiene controles de agarre incorporados en el mango. Todos los accesorios vienen incluidos en un maletín profesional que también tendrá cabida para la cámara. Este es, sin embargo, el producto más caro que hemos evaluado y por lejos, aunque también es llamada “el mejor gimbal del mercado”.

  • Accesorios profesionales incluidos
  • 200 euros en precio

Con 12 horas de vida de batería, este estabilizador de cámara está hecho para cámaras digitales y ambiente donde hayan líquidos, pues está hecho para ser resistente a las salpicaduras de agua. También puede cumplir una función de banco de batería al traspasar energía suya a la cámara. Tiene controles de agarre incorporados. Nuevamente, el precio con considerablemente alto.

  • Puede funcionar como banco de batería
  • Precio alto

Cerramos la lista con otro estabilizador de cámaras para los fotógrafos de móviles. Con controles de agarre incorporados, este estabilizador promete durar 8 horas de trabajo. El estabilizador puede girar en las tres dimensiones para la mayor accesibilidad a fotos posible, con un ángulo máximo de 60 grados. Incluso, también incluye patas de trípode para dejarlo estacionario. En definitiva, un paquete completo, pero honestamente también caro.

  • Ajuste triaxial (en tres dimensiones)
  • Muy caro

Guía para comprar estabilizadores de cámara

Los estabilizadores de cámaras no son precisamente compras muy comunes y es perfectamente que te sientas perdido analizando el mercado. Afortunadamente para ti, hemos sido nosotros quienes nos hemos tomado la molestia de analizarlo, estructurar nuestro listado, y ahora exponerte nuestros criterios recomendados para que hagas la mejor compra para ti en esta guía para comprar estabilizadores de cámara.

Cámaras digitales vs. móviles

Los estabilizadores de cámaras digitales son difícilmente compatibles con los móviles, y lo mismo viceversa. Si vas a comprar un estabilizador para un tipo de cámara, que sea aquel que utilizas más sobre el otro.

Pero es que, además, el tema de la compatibilidad va aún más allá, puedes debes también cerciorarte de que el estabilizador es precisamente compatible con las dimensiones de tu cámara digital o bien de tu teléfono móvil, pues si el tamaño es más pequeño o grande, podrías tener una situación de dispositivo “bailando” o que directamente no quepa en el estabilizador. Afortunadamente, las compatibilidades dentro de un mismo dispositivo son amplias y cubren especialmente las cámaras más populares.

Batería y controles integrados

La batería puede durar un rango cualquiera entre 8 horas y 12 horas. Algunas de ellas permiten funcionar como banco de batería y transferir energía a la cámara o cualquier otro dispositivo, siempre y cuando tengas los adaptadores correctos.

Los controles integrados, por su parte, son para regular el agarre y la orientación del estabilizador, y sería magnífico que procuraras comprar un estabilizador que lo incluya, pues el aumento en precio no es realmente relevante por la utilidad que ganas.

Accesorios

Algunos estabilizadores de cámaras solo se limitarán a incluirse a sí mismos en la compra, mientras que otros estabilizadores incluirás accesorios de tono profesional, como bases adicionales en forma de trípode, micrófonos, cables auxiliares, maletines, entre otros. Claramente, estos accesorios aumentarán la cifra de la factura, pero lo bueno es que serán de compatibilidad nativa con el estabilizados, y nada más bueno que tener todas las mismas piezas hechas por una fabricante.

¿Que te ha parecido el articulo?

Si deseas leer más artículos parecidos a “10 mejores estabilizadores de cámaras”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fotografía.