Spoots

Cómo mejorar tu autoestima después del rechazo amoroso

Cuando nos enamoramos es fácil que nos choquemos con uno de los escollos más difíciles de superar: lograr decirle lo que sentimos. Más allá de parejas que han surgido por atracción mutua clara necesitaremos lo habitual es que uno de los dos sea el que haga el acercamiento, arriesgándose a sufrir un rechazo amoroso que tocaría inevitablemente su autoestima. No importa lo motivados que nos sintamos o la experiencia previa, un desengaño siempre duele seas como seas.

¿Por qué nos afecta tanto que nos rechacen? Cuando declaramos nuestro amor compartimos una parte personal sintiéndonos más vulnerables que nunca. Abrimos nuestros sentimientos dejándolos en merced de la otra persona, produciendo que dependamos completamente de su respuesta para saber si, cumpliendo nuestros temores, hemos hecho el mayor de los ridículos. Es por ello que debemos estar preparados tanto para declararnos como para afrontar un hipotético rechazo, evitando situaciones incómodas y pensamientos negativos sobre nosotros mismos.

Veamos cómo se puede mejorar la autoestima después de una ruptura sentimental.

    Índice
  1. 1 No te arrepientas de lo que hiciste
  2. 2 Evita imaginar escenarios diferentes para lo acontecido
  3. 3 Mantente activo sin caer en la compadecencia
  4. 4 Date un tiempo antes de conocer gente nueva
  5. 5 Cuenta con tus amistades más cercanas
  • 1

    No te arrepientas de lo que hiciste

    Uno de los primeros pensamientos que surge cuando nos rechazan es arrepentirnos de habernos lanzado. Declarar nuestro amor abre la posibilidad de alcanzarlo, todo lo contrario que ocultarlo eternamente. Puede que no haya salido como esperábamos y que incluso se haya dado una situación extraña pero nos habremos liberado del pensamiento de ‘¿y si…?’. Eso sí, hay que estar seguros de no haber puesto en un compromiso a la otra persona, si vamos a perder una buena amistad o tenemos el no garantizado sí que habría motivos reales para sentirse arrepentido.

  • 2

    Evita imaginar escenarios diferentes para lo acontecido

    Nos han rechazado, encontrándonos sin saber qué hacer mientras recordamos sin parar cómo ocurrió el momento mágico. Es fácil que divaguemos imaginando otros caminos para declarar nuestro amor, ya sea por pensar que hubiera salido bien de haberlo hecho de otra manera o por creer que, pensándolo bien, todavía puede arreglarse de alguna manera. Ya actuamos y no salió bien, darle vueltas solo hará que nos lamentemos todavía más por haber fracasado.

  • 3

    Mantente activo sin caer en la compadecencia

    Cuando rechazan nuestros sentimientos es fácil que nos invada una sensación de angustia y fracaso íntimamente relacionada con nuestras capacidades personales para gustarle a alguien. Manteniéndonos activos lograremos evitar compadecernos innecesariamente. Esto no quiere decir que debamos sonreír todo el día como si no hubiera pasado nada, nos han rechazado y es completamente normal que nos sintamos así, pero sí debemos intentar centrarnos en nosotros mismos para evitar pensar en exceso sobre lo ocurrido ya que acabaremos compadeciéndonos seguro.

  • 4

    Date un tiempo antes de conocer gente nueva

    Aunque no es necesariamente habitual que se llegue a dar sí que suele ser común que nos surja el deseo repentino de lanzarnos a conocer gente nueva. Es mejor que estemos un tiempo alejados de relaciones, sobre todo si buscamos ‘castigar’ a la otra persona. Uno de los pensamientos más tóxicos es creer que no ha sabido valorarnos, intentando demostrarle que se equivoca al rechazarnos haciendo que nos vea felices al lado de otra persona. Sobra decir lo mal que suele salir el plan, tanto para nuestra autoestima como para nuestra dignidad.

  • 5

    Cuenta con tus amistades más cercanas

    No hay que tener miedo de contarle a nuestros amigos que nos han rechazado. Acércate a tus amigos, pídeles salir juntos y despeja la cabeza. Habrá momentos en los que hables de lo ocurrido, incluso que te sientas caer anímicamente, pero al final siempre acabaremos con una sonrisa por el mero hecho de haber compartido nuestros sentimientos sabiendo que nos están comprendiendo.

¿Sabías qué...?

Se estima que de media sufrimos 3 rechazos amorosos realmente importantes en nuestra vida, siendo el resto situaciones pasajeras de encaprichamiento. A su vez, no existe nadie que no se haya llegado a enamorar alguna vez en su vida.