Cómo mantener la fluidez en un idioma

Algunos consejos para no perder la práctica ni olvidar lo aprendido

Esforzarse, dedicarle tiempo al estudio, viajar a otros países, tener hábito de lectura, inscribirse en cursos y actividades didácticas, pueden ser excelentes estrategias para mantener la fluidez de un idioma, luego de haberlo aprendido. Para no perder la práctica, pueden llevarse a cabo ciertas actividades, que en primera instancia implican constancia y disciplina.

Los idiomas son esenciales para desenvolverse en el entorno profesional de nuestro tiempo. Si tienes pensado tomar estudios de posgrado en el extranjero o emprender una carrera relacionada con los idiomas, deberías tener la capacidad de conservar las nociones básicas y la fluidez necesaria al expresarte en ese idioma no nativo. Precisamente para este último objetivo te aconsejamos lo siguiente:

Cómo mantener la fluidez en un idioma
  • 1

    Definir por qué motivo decidimos aprender ese idioma

    Es una cuestión capital para cualquier intento de aprender y dominar permanentemente un segundo idioma. Determinar el interés y la motivación para emprender ese aprendizaje, nos ayudará a que no se vuelva algo tedioso y poco efectivo, y a que pongamos todo de sí para alcanzar el nivel que necesitamos. Recordar qué motivación nos llevó a aprender ese idioma nos ayudará a convencernos de la importancia que tiene para nosotros mantener su fluidez.

  • 2

    Toma clases (nuevamente)

    Toma clases (nuevamente)

    Ir a clases no es una mala idea si es que existen cursos de nivel avanzado que signifiquen un desafío para ti. Para algunos lo mejor es tomar clases personalizadas de nivel avanzado, a otros les funcionarán mejor las lecciones a distancia y unos más se decantarán por las clases presenciales y grupales. No te desanimes si es necesario que vuelvas a clases, pues las exigencias propias de ellas harán que tu motivación vuelva a aparecer. No olvides que también puedes optar por recursos que estén más a tu alcance, por ejemplo aplicaciones en tu smartphone, como Duolingo.

  • 3

    Contar con la ayuda necesaria de tus cercanos

    Te hará falta la ayuda de familiares y amigos para incrementar la eficacia en mantener la fluidez de un nuevo idioma. Intenta estructurar en torno tuyo una red de apoyo integrada por individuos que puedan expresarse en ese idioma y que te estimulen para continuar tu aprendizaje. Recuerda que la mejor forma de aprender es practicando en tu día a día. Si tu red de contactos o familiares cercanos no saben expresarse en ese idiona, que sería lo más probable, sí pueden hacerte tests y evaluaciones que tú mismo puedas crear.

  • 4

    Mira películas

    Mira películas

    El poder disfrutar de una película en el idioma de tu interés es una de las formas más divertidas de mantener la familiaridad con él. Dependiendo de tu nivel adquirido, puedes verlas con o sin los subtítulos en el idioma original de la película (nunca el nativo), pero si decides hacerlo con subtítulos, procura anotar en un block todas las palabras o expresiones que no hayas comprendido, porque si no lo haces, será muy fácil que se te olvide más tarde.

  • 5

    Asume rutinas didácticas

    Asume rutinas didácticas

    Para conservar la fluidez al hablar en un idioma distinto al nativo, se requiere compromiso y dedicarle el tiempo necesario para lograr el objetivo deseado. En este caso, asumir rutinas de aprendizaje es muy importante. Dedícale cotidianamente un tiempo al mantenimiento de ese idioma extranjero que te interesa. No tiene que usarse ese tiempo exclusivamente para estudiar, pero sí para llevar a cabo dinámicas o labores que se relacionen con ese idioma. En este caso te aconsejamos asistir a conferencias, ver películas o leer libros, todos ellos en el idioma que deseas mantener

  • 6

    Viaja

    El viajar al país donde se hable la lengua que has aprendido (y que quieres mantener) puede ser una de las actividades más divertidas y enriquecedoras para tí. Al hacerlo, podrás mantener conversaciones con quien quieras de manera fácil, y poder evaluar tu verdadero nivel en ese idioma. Si sientes que tus habilidades orales están un poco oxidadas, entonces será una buena oportunidad para practicar y generar más fluidez en tu hablar. Así mismo, te motivará a sguir estudiando para poder mantener una mejor comunicación con los otros.

  • 7

    Ten un hábito de lectura

    Ten un hábito de lectura

    Leer libros en el idioma de tu interés es una de las formas más obvias para mantener un buen nivel de vocabulario. Intenta comprar sólo libros en otro idioma, y escoge temáticas que te interesen para que sea más divertido. Pueden ser novelas, revistas o libros ilustrados. Lo importante es que no pierdas el contacto con el idioma, y procura también subrayar las palabras o expresiones que no hayas entendido bien, para luego buscarlas en un diccionario y practicarlas repetidamente más tarde.

  • 8

    Únete a grupos de conversación

    No solamente en los institutos podrás comunicarte con otras personas que hablen el idioma de tu interés, sino que también puedes ver si en tu ciudad (mientras mayor sea, más probablidades tendrás) existen grupos de idiomas, cuya finalidad es juntar a personas que no tengan a ese idioma como su lengua nativa, de forma de practicar conversaciones. Lo mejor de todo es que podrás hacer grandes amigos y todo eso sin pagar.

Esperamos algunos de estos trucos te puedan servir para mantener una lengua que no sea la nativa. Para más artículos relacionados a los idiomas, visita nuestra página.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…