Cómo atacar con Dragones y hechizos

Aprende a hacer ataques con Dragones en Clash of Clans

image description

Los ataques en Clash of Clans los podemos hacer de diferentes formas, ya que al contar con varias tropas disponibles, podremos mezclarlas con el fin de planificar distintas estrategias de combate. Hoy hablaremos un poco de los ataques con Dragones y los ataques con Hechizos.

Ataque con Dragones

Respecto a los ataques con Dragones es bastante común el asunto ya que casi todos los jugadores tienen la misma tendencia y es utilizarlos en conjunto con los globos. Esto se debe a que el potencial de ataque de los mismos permite ir destruyendo las defensas mientras que los Dragones avanzan sirviendo de protección para que los globos sigan haciendo su trabajo.

Ataque con hechizos

Los Hechizos no son tan sencillos de combinar puesto que depende de la idea que tengamos y de la aldea que queramos atacar. Por ejemplo, el hechizo de rayo conviene utilizarlo para acabar con tropas de bárbaros y arqueras, puesto que su ataque de 6 rayos causa daño en un pequeño diámetro y resulta muy útil para la destrucción de esas tropas y de sistemas de defensa.

Hechizo Curativo

El hechizo curativo sirve también para distintos fines, aunque nosotros lo recomendamos mucho para utilizar la estrategia de atacar en distintos flancos utilizando algunas tropas de distracción para que el ataque verdadero tenga más facilidad para ingresar a la aldea. Si utilizamos la curación en las tropas “carnada”, ganaremos mucho tiempo para que las del ataque principal tomen ventaja. Este hechizo, además puede combinarse con el de Rabia, que te hace aumentar el poder y la velocidad de ataque de tus tropas, lo cual logrará que las mismas tengan una mayor resistencia y causen mucho más daño, obteniendo mayores resultados.

Hechizo de Hielo

Por otra parte, el Hechizo de Hielo también es muy importante y resulta altamente recomendable para ataques complejos, puesto que nos da la oportunidad de congelar a las unidades enemigas por hasta 6 segundos, ganando tiempo suficiente para causarles daños que nos pongan en ventaja en el combate.