Yorkshire terrier - Cuidados básicos, adopción y características

Descubre todos los secretos sobre los peculiares perros de raza Yorkshire terrier

La mayor parte de personas que tienen mascota en casa se decantan por los perros. No obstante, aunque hay algunas condiciones caninas que son genéricas para todos los canes, existen otras que pueden variar, y mucho, según la raza por la que nos decantemos. En este sentido, el tamaño, la energía o ciertos detalles específicos dependerán mucho del tipo de peludo del que nos enamoremos. Así que si lo tuyo son los animales pequeños y juguetones, descubre todo cuanto debes saber sobre el Yorkshire terrier, sus cuidados básicos, su adopción y las características de la raza.

    Índice

  1. Cómo es el Yorkshire terrier en tamaño

    Lo primero que llama la atención del Yorkshire terrier es su tamaño. Está considerado como de raza toy por su bajo peso y pequeñez, aunque ya hay ejemplares que se deben englobar en los de raza pequeña, pues pueden llegar a pesar hasta 5 y 6 kilos, aunque lo normal es que no sobrepase los 2 o 3 kilos.

  2. Cómo se comporta un Yorkshire terrier

    El Yorkshire terrier es una de las mascotas preferidas en todo el mundo por grandes y pequeños. Esto se debe a su carácter afable y amigable con las personas, pues son muy afectuosos. Además, son perros inteligentes, juguetones, divertidos y con mucha curiosidad. Son grandes fans de la calle, por lo que los paseos largos les encantan. No obstante, pese a que son listos, pueden ser muy tercos, así que mucho ojo, pues si aprenden malas costumbres, será complicado lograr que desaparezcan.

  3. Qué come un Yorkshire terrier

    Un Yorkshire terrier puede tener la misma alimentación que cualquier otro perro, pero siempre adaptada en cantidad a su tamaño. No obstante, existen marcas especializadas en comida para razas pequeñas e incluso para esta raza en concreto. Sea como fuere, ten cuidado de que no coja sobrepeso. Además, a veces puede pensar que lo que comes tú es mejor que lo que le das, así que ojo con los caprichos, pues sus estómagos son algo delicados.

  4. Adiestramiento del Yorkshire terrier

    Adiestrar a un Yorkshire terrier no es complejo. Dado que tiene mucha energía y es bastante listo, suele aprender rápido las normas y los trucos que le desees enseñar. Ten cuidado de que no adquiera malos hábitos y mira con ojo su exceso de valentía, pues no deja de ser una raza pequeña, pero parece no tener miedo a nada ni a nadie, y eso puede ser un problema con dueños inexpertos. Recuerda asegurarte de que haga mucho ejercicio, pues facilitará la tarea. Además, sácalo a menudo a la calle desde cachorro para que no adquiera miedos a coches, bicicletas, etc.

    Si tu Yorkshire terrier no sale lo suficiente de paseo, puede provocarle estrés, soledad, aburrimiento y frustración, por lo que degenerará en un perro malhumorado, con problemas de salud y muy ladrador y molesto.

  5. La higiene del Yorkshire terrier

    Otro detalle importante que atañe al Yorkshire terrier es su higiene. Este perro apenas suelta pelo, pero es de cabellera larga. Esto quiere decir que se ensucia con facilidad. Además, tiene especial querencia por ir a la basura, olisquear y curiosear. Así pues, es importante que le cepilles el pelo a diario para evitar enredos y nudos, y que lo bañes cada 3 o 4 semanas, aunque el agua no les suele gustar nada. Recuerda también que debes usar un champú especial para animales de pelo largo, así tendrá su pH perfecto y el can estará sano y fuerte.

    Son perros con fuerte predisposición a tener legañas en los ojos. Solo debes humedecerlas un poco y quitarlas.

    También la higiene dental es importante. No son perros que comen, más bien engullen, así que ejercitan poco los dientes. Es necesario limpiarlos a diario y darles golosinas especiales para que no desarrollen infecciones en la boca.

  6. Peculiaridades del Yorkshire terrier

    Las orejas del Yorkshire no siempre se llegan a poner de punta. Es algo característico de la raza, pero no es un problema. Es bueno pelar al animal un par de veces al año, sobre todo en climas cálidos, que lo pelen. Cuando lo hagas, que le quiten pelo de las orejas para que no lleve tanto peso y las levante sin esfuerzo. En una peluquería canina solventarán este asunto.

  7. Salud del Yorkshire terrier

    La salud del Yorkshire terrier es otro punto vital que hemos de tener en cuenta a la hora de adoptar o acoger a estos perros en casa. Por ejemplo su cuello, que suele ser débil y fino, por lo que es mejor pasearlo con arnés en lugar de collar para evitar daños en esta parte sensible de su cuerpo.

    Además, pueden desarrollar hernias discales, infecciones dentales, problemas en el estómago, pues apenas mastican la comida, o dificultades durante el parto en las embarazadas.

Un Yorkshire terrier es una mascota simpática y preciosa. Adoptar perros de esta raza es muy buena idea, pues se adaptan tanto a espacios pequeños de interior como exterior debido a su reducido tamaño. No obstante, no olvides que pueden ser muy divertidos, pero también tercos y cabezotas. Pero siempre serán cariñosos y amantes de su familia, pues les encanta estar con los suyos y son muy protectores.

¿sabías qué...?

El Yorkshire terrier es uno de los perros más indicados para convivir con personas con alergia a los animales, pues apenas se le cae el pelo y así se evita que los epitelios vuelen por tu hogar. Es considerado como un can hipoalergénico.

comenta y pregunta