Cómo ventilar un baño sin ventanas

Aprende diferentes métodos para que tu baño huela perfectamente y esté saneado

En la actualidad, a la hora de edificar, es normal que se aproveche cada centímetro de espacio como si fuese el último. Esto ha provocado que el hueco para los baños sea cada vez menor, y raramente lo encontrarás con una ventana que de al exterior. Como es lógico, así es muy difícil ventilar un aseo.

No obstante, con un poco de ingenio, se puede ventilar un baño sin demasiado problema, aún no teniendo ventana.

Aun así, hay que pensar que la legislación actual, en la mayor parte de países, obliga a usar algún método para ventilar el baño, que suele solucionarse en estos casos con la instalación de extractores.

    Índice

  1. Instalación de extractores

    Instalación de extractores

    Como decimos, el método más habitual, sencillo, y obligatorio por legislación en estos casos, es la instalación de extractores. No obstante, muchas personas son reacias a esta solución por el ruido y el gasto eléctrico que suponen. Sin embargo, ya hay en el mercado aparatos muy silenciosos que solo funcionan mientras estamos en el baño, y se activan con el mando de la luz, dejando de funcionar al apagar la iluminación.

    El tipo de extractor dependerá de las dimensiones de tu baño:

    • Para baños de 2-5 metros cuadrados los extractores debieran tener unos 100 mm de diámetro, aproximadamente.
    • Para baños de 5-10 metros cuadrados los extractores debieran tener unos 120mm de diámetro, aproximadamente.
    • Para baños de más de 10 metros cuadrados escogeremos extractores de 150mm de diámetro, aproximadamente.


    No olvides que hay varios tipos de accionamiento para el extractor: el manual (se acciona con el interruptor), el temporizado (se queda prendido un tiempo después de apagada la luz), el de presencia (se activa con el movimiento) y los hidrostáticos (se accionan por la humedad). 

  2. Ventilar de forma natural

    Ventilar de forma natural

    Otra manera de ventilar un baño sin ventanas, es haciendo uso de plantas y métodos de humidificación natural. En este caso, puedes instalar en tu aseo un ambientador con aroma agradable, un par de macetas que purifiquen el aire, e incluso jabones olorosos y flores secas.

  3. Ionizadores o purificadores de ambiente

    Ionizadores o purificadores de ambiente

    Aunque aún no son muy conocidos, cada vez se implanta más el uso de los ionizadores o purificadores de ambiente. Con estos aparatos, que se enchufan a la corriente del hogar, se logra limpiar la estancia de malos olores, alérgenos y polvo suspendidos en el ambiente. Todavía son algo caros, pero ya hay modelos a buen precio para usarlos en estancias pequeñas.

    Generalmente, un extractor de aire interno absorbe el aire viciado y humedad a través de la rejilla localizada en el centro de la unidad. Un prefiltro retiene la partículas de mayor tamaño, y luego la sección ionizadora permite que las partículas cargadas positivamente sean atrapadas por la zona colectora (que está cargada negativamente). Luego de este ciclo, el aire limpio es devuelto hacia el baño.

  4. Hacer una rejilla en la puerta

    Hacer una rejilla en la puerta

    Si tienes habilidad con las herramientas, puedes hacer tu propia rejilla en la parte inferior de la puerta del baño. Corta un trozo de la madera en la puerta de unos 20 centímetros de ancho y alto, e instala una rejilla de metal o plástico para que los malos olores salgan del baño mientras este no está en uso. Es una opción más discreta que colocar un aparato dentro del baño (como un ventilador) pero su desventaja es que la renovación de aire no es muy rápida. Además, a diferencia del extractor, el aire viciado y la humedad no son conducidos fuera del hogar por un ducto, sino que se van hacia el interior de la casa.

  5. Ventilador de techo

    Ventilador de techo

    Un método por el que han optado muchos usuarios es la instalación de un ventilador de techo. Con él accionado y la puerta abierta, conseguirás sacar el olor y la humedad en poco tiempo para tener el baño siempre perfecto. La desventaja es que no siempre se ve muy bien para un baño, por el gran tamaño que generalmente conlleva, además de que se debe tener cuidado de no tocarlo con las manos.

  6. Ventilador normal

    Ventilador normal

    Otro método que usan algunos consumidores es la utilización de un ventilador normal. Lo accionan mientras no usas el baño, junto con la puerta abierta, para airear la estancia. Sin embargo, esta solución es la menos atractiva pues implica tener que encufarlo a una tomada de corriente, con el riesgo de que se moje el enchufe, además de lo molesto de tener el cableado en el piso. Además, hay que ubicarlo sobre un mueble o mesa, lo cual no siempre es estéticamente recomendable.

Como puedes comprobar, hay muchos métodos de ventilar un baño sin ventanas. No hace falta hacer costosos desembolsos ni obras complejas. Simplemente el aparato adecuado y un poco de imaginación.

¿sabías qué...?

El considerado como baño más grande del mundo está en Japón. Mide unos 655 metros cuadrados, su construcción costó más de 120.000 dólares, y fue obra del arquitecto Sou Fujimoto. Eso sí, solo es para chicas, así que los hombres nos tendremos que conformar con verlo en vídeo o desde fuera.