8 trucos para tender la ropa

Hábitos para tender la ropa de forma eficaz, evitando las arrugas y prolongando la vida útil de las prendas

¿No te gusta planchar? Es curioso, pero aún transitando el siglo XXI seguimos perdiendo horas de nuestras vidas frente a la tabla de planchar, como lo hacían nuestras madres y abuelas. Pero si tiendes la ropa de la forma adecuada no necesitarás hacerlo nunca más, o al menos utilizarás la plancha sólo en contadas ocasiones y cuando se trate de prendas demasiado rebeldes o fabricadas con tejidos muy sensibles.  

Para aprender a hacerlo, apenas se trata de tener en cuenta algunos consejos prácticos. Pon en práctica estos efectivos trucos para tender la ropa y así evitarás las arrugas al tiempo que tu ropa permanecerá en buen estado durante más tiempo.

    Índice

  1. Tender la ropa rápido

    Si lavas la ropa en la lavadora, cuélgala ni bien finaliza el ciclo de lavado. No la dejes dentro del artefacto un largo rato, pues entonces la ropa se arrugará y tendrá olor a humedad. Antes de poner la lavadora, piensa si al terminar, estarás disponible para colgarla de inmediato, sino será mejor que esperes y hagas el lavado en otro momento.

  2. Circulación de aire

    Nunca tiendas la ropa muy pegada entre sí. Cuanto más espacio haya entre una y otra prenda, mucho mejor, pues entonces permites que el aire circule entre las prendas y se seque mejor. Además procura estirarla muy bien para evitar que queden pliegues.

  3. Permanencia del color

    ¿Más consejos para tender la ropa? Para que la ropa no pierda color, sécala siempre del revés y evita que las prendas estén expuestas al sol directo. Puedes ponerla en la lavadora directamente del revés, o bien darles la vuelta luego de lavarlas (aunque esto último te costará más).

  4. Las pinzas o broches

    Elige pinzas o broches seguros pero que no dejen rastro, pues si ajustan demasiado fuerte quedarán marcas en la ropa que luego son difíciles de quitar. Si te llega a suceder esto, lo que puedes hacer es mojar levemente la zona a donde quedó la marca y dejar que se seque dentro de casa, sobre una silla, o bien, utilizar una plancha sobre la zona.

  5. El viento

    Para no arrugar la ropa, evita tenderla en lugares muy ventosos pues las prendas podrían enredarse en las pinzas o entre sí por acción del viento, y esto podría arrugarlas, además de correr el riesgo de que se suelten.

  6. Costuras

    Siempre coloca las pinzas en las zonas de costuras para que no queden marcas en la ropa. Es un sencillo truco para tender la ropa pero muy eficaz para evitar las marcas no deseadas.

  7. Retiro de la ropa

    Retira la ropa ya seca lo antes posible del tendal, pues si continúa expuesta las prendas se deterioran más y se vuelven más rígidas, además que seguramente perderán el aroma del jabón y suavizante, y en el peor de los casos, podrían absorber olores del ambiente.

  8. Las arrugas

    Si quieres evitar la plancha a toda costa lee este importante truco para tender la ropa: siempre sacude la ropa antes de colgarla en el tendal e intenta estirarla todo lo que puedas, de esta forma evitarás tener que planchar la mayoría de las prendas.

¿sabías qué...?

No hay nada mejor que las pinzas de madera a la hora de tender la ropa. Si bien estas eran las más utilizadas algunas décadas atrás, hoy han sido mayormente reemplazadas por las de plástico. ¿Pero por qué recomendamos volver a usarlas? Las pinzas de madera son más resistentes que las de plástico al tiempo que son fabricadas a partir de un recurso renovable como es la madera. Si las eliges, también seguirás el camino de la ecología al contar con unas pinzas que  no generan residuos y son biodegradables. Esto sin olvidar que no se secan con el sol hasta quebrarse ni dañan las prendas. 

 

comenta y pregunta